Llevan a juicio oral a uno de los jefes de la represión militar en Mendoza

La medida involucra a otros diecisiete militares, entre los que está Jorge Rafael Videla. Se los acusa de delitos de lesa humanidad, al haber implementado el llamado Plan Cóndor.

Saá fue subjefe de la zona Mendoza entre los años 1977 y 1979. Tras la dictadura, quedó imputado por 21 desapariciones, pero fue indultado por Carlos Menem en 1989.

Juan Pablo Saá, bajo el cargo de General,  fue durante uno de los mayores responsables de la represión militar desatada en Mendoza durante el gobierno de Jorge Rafael Videla.

Hoy, el juez federal Sergio Torres, decidió elevar a juicio oral y público a Saá y a 16 militares más por su intervención en el “Plan Cóndor”.

La nómina de represores incluye también a Eduardo Harguindeguy, Cristino Nicolaides, Luciano Benjamín Menéndez, Antonio Domingo Bussi y Jorge Rafael Videla, entre otros.

El “Plan Cóndor” fue un acuerdo entre los gobiernos de Chile, Uruguay, Bolivia, Brasil, Paraguay y Argentina. Los gobiernos se comprometieron a prestarse una total colaboración en la llamada lucha antisubversiva.

Aquellos opositores políticos que eran detenidos en cualquier país, luego eran trasladados a su nación de origen, o muertos en el lugar donde fueron hallados y muchos de ellos aún continúan desaparecidos.

En Mendoza, Saá se convirtió en Comandante de la 8va. Brigada de Montaña en diciembre de 1977 y poco tiempo después fue Subjefe de la zona 33 (Mendoza). Con ese cargo, se convirtió en uno de los responsables de los centros clandestinos de detención que funcionaron en el Liceo Militar General Espejo, en la penitenciaría provincial, la Compañía de Telecomunicaciones 141, el Campo Los Andes, la Delegación de la Policía Federal y de la policía de San Luis.

Finalmente, a partir de enero de 1979 comenzó a desempeñarse como Jefe de la subzona 11 en Buenos Aires.

Une vez terminada la dictadura, el militar no logró beneficiarse con la Ley de Obediencia Debida y por ello se lo juzgó por “supuesta autoría de delitos cometidos en la represión de la subversión”, sin embargo la Corte Suprema de Justicia lo desprocesó en 1988 basándose en la Ley de Punto Final.

Sin embargo, eso no fue suficiente y quedó imputado por 21 desapariciones pero fue indultado por Carlos Menem en 1989.

Ya en el 2001, fue uno de los primeros militares en Mendoza en ser escrachado por las organizaciones de derechos humanos.

Hace tres años, Saá fue apresado por orden del juez Jorge Urso, en su domicilio de la calle Perito Moreno 2847 de Godoy Cruz por la misma causa por la cual irá a juicio y luego quedó bajo arresto domiciliario.

A Saá, en Mendoza además de involucrarlo con desapariciones también se lo ha mezclado con delitos como el de sustracción de menores y supresión de identidad. Específicamente, por la desaparición de Gladis Castro de Domínguez, secuestrada en Godoy Cruz el 8 de diciembre de 1977, cuando tenía 6 meses de embarazo.

En el marco del “Plan Cóndor” se investigan las privaciones ilegítimas de la libertad de más de sesenta personas, entre ellas la de María Claudia Irureta Goyena de Gelman, nuera del poeta Juan Gelman, desaparecida en agosto de 1976.
Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 01:10
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 01:10
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve