Dudas acerca de la continuidad de Bendini al frente del Ejército

La difusión del supuesto complot de un general contra la ministra de Defensa, Nilda Garré, y las intrigas que el caso generó en el Gobierno nacional afectaron al jefe del Ejército, Roberto Bendini, cuya continuidad en el cargo está siendo puesta en duda por sectores del propio oficialismo.

Las versiones que crecen en torno de la figura de Bendini indican que el general no seguirá al frente del Ejército una vez que Cristina Fernández asuma la Presidencia de la Nación, el 10 de diciembre.

En rigor, el futuro de Bendini estaría atado al análisis de los pliegos de ascenso de altos oficiales que a esta altura del año realiza el Senado de la Nación, previo envío de una nómina desde el Poder Ejecutivo, puesto que el Presidente es el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

Según deslizaron fuentes oficialistas, en esos pliegos podría figurar el nombre del eventual sucesor de Bendini al frente del Ejército, cuya gestión podría haber llegado a un fin de ciclo luego del sonado episodio de la operación contra la ministra Garré.

Por ese caso, la funcionaria consultó al presidente, Néstor Kirchner, y luego relevó al general de brigada Osvaldo Montero, jefe de Inteligencia del Ejército y uno de los hombres de mayor confianza de Bendini en la fuerza.

A la ministra le hicieron llegar unas escuchas telefónicas en las que Montero habla muy mal de ella y además se ubica como parte de una campaña para lograr el desplazamiento de la funcionaria en el Gabinete de Cristina.

Según esa operación, que trascendió públicamente, Garré iba a ser reemplazada en la cartera de Defensa por Aníbal Fernández, actual titular del Ministerio de Interior y futuro jefe del área de Justicia y Seguridad, desde el 10 de diciembre.

Pero el ministro Fernández negó cualquier vinculación con el misterioso hecho y el titular de la Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), Héctor Icazuriaga, desmintió que el organismo a su cargo haya proveído a Garré de las escuchas telefónicas en cuestión.

Entonces se supo que el caso había salido a la luz por obra de un general considerado como la mano derecha de Bendini, el secretario general del Ejército Roberto Fonseca, para preservar del escándalo a su jefe inmediato en la fuerza.

Conclusión: Montero terminó pasado a retiro por “razones de mejor servicio”, según la explicación oficial de Garré, pero el hecho generó muchas dudas y desató intrigas en el propio Gobierno, a pocos días de que Kirchner traspase el mando a su esposa Cristina.
Opiniones (0)
25 de febrero de 2018 | 12:43
1
ERROR
25 de febrero de 2018 | 12:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve