Cristina avanza en la renovación de las segundas líneas del gabinete

La presidenta electa se encuentra en el Calafate, junto a Néstor Kirchner, definiendo algunos de estos puestos clave. Guillermo Moreno (Comercio Interior) y Ricardo Jaime (Transporte), están en los planes de la futura primer mandataria.
Son dos funcionarios que actúan bajo el paraguas político del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido.

La presidenta electa Cristina Kirchner avanzaría en los próximos días con la decisión de renovar cargos clave de la segunda línea de lo que será su Gabinete a partir del próximo 10 de diciembre.

Fuentes oficialistas deslizaron esta noche que ésa habría sido la definición que adoptó Cristina durante su estadía junto al presidente Néstor Kirchner en la residencia familiar de El Calafate, en donde ambos permanecerán hasta el lunes.
  
Entre los cargos sobre los que la mandataria electa aún no comunicó una determinación, se encuentran los secretarios de Estado Guillermo Moreno (Comercio Interior) y Ricardo Jaime (Transporte), ambos duramente cuestionados por la oposición.
  
Se trata de dos funcionarios que actúan bajo el paraguas político del ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, pero que no contarían con el respaldo del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, para continuar en sus cargos.
  
Fernández permaneció hasta esta tarde en El Calafate junto al matrimonio presidencial y luego regresó a Buenos Aires, donde esta noche estuvo en una cena del sindicato de porteros en elpredio de la Sociedad Rural, en Palermo.

El funcionario aclaró durante la celebración que no iba a referirse a cuestiones ajenas a los festejos de ese gremio.
  
Si bien en los últimos días el jefe de Gabinete elogió a Moreno y lo calificó como un funcionario "honesto", gana terreno dentro del oficialismo la idea de que los acuerdos de precios perdieron efectividad como herramienta antiinflacionaria.
  
Esa definición política se sumaría a la necesidad anticipada por el designado ministro de Economía, Martín Lousteau, de recuperar la credibilidad del INDEC, organismo sobre el que Moreno tiene una injerencia cuestionada por diversos sectores.
  
En el caso de Jaime, su permanencia en el Gobierno sería definida por el ministro De Vido, quien en todo caso se haría cargo del costo político de confirmarlo en el cargo, indicaron las fuentes consultadas por la agencia Noticias Argentinas.
  
De Vido, quien logró continuar en el Gobierno más allá del 10 de diciembre porque goza de la confianza del presidente Kirchner, otorga un respaldo total a Moreno y Jaime, pese a los cuestionamientos que pesan contra ambos funcionarios.
  
De hecho, el ministro de Planificación estuvo la semana que termina en una cena organizada por la CGT para festejar su continuidad en el Gobierno, pero no llegó solo sino que lo hizo acompañado por los secretarios Moreno y Jaime.
  
Durante este fin de semana en El Calafate, Cristina y Néstor Kirchner también analizaban cómo completar las principales representaciones diplomáticas en el exterior, luego de que Felipe Solá rechazara la embajada argentina en París.
  
Ganaba terreno, en este sentido, la posibilidad de que Rafael Bielsa asumiera finalmente ese destino diplomático, mientras que aún era una incógnita si Cristina Kirchner ofrecería algún otro cargo a Solá, quien de otro modo asumiría como diputado nacional.
Opiniones (0)
21 de mayo de 2018 | 18:08
1
ERROR
21 de mayo de 2018 | 18:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"