La recuperación de la ESMA "significa un golpe grande a la impunidad"

Representantes de organismos de derechos humanos y sobrevivientes del centro clandestino de detención que funcionó allí resaltaron el traspaso del predio y lo calificaron como "hecho histórico".

Representantes de organismos de derechos humanos y sobrevivientes del centro clandestino de detención que funcionó en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA) resaltaron como "hecho histórico" la recuperación del lugar como un espacio para la memoria, al formalizarse la creación de un ente tripartito encargado de administrar el predio.

El pasado miércoles el presidente Néstor Kirchner oficializó la creación del ente que administrará el Espacio para la Memoria en el mayor centro clandestino de detención y exterminio que funcionó en la Argentina durante la última dictadura militar.

Si bien, algunos sobrevivientes mostraron sus reservas en cuanto a la reasignación de espacios y el criterio empleado para la preservación del lugar ubicado en la zona norte de la ciudad de Buenos Aires, todos coincidieron en que la recuperación de la ESMA como espacio para memoria es un "hecho histórico".

Según declaró Marta Vásquez, presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, "parecía que nunca íbamos a llegar a ver este momento, algo tan soñado". Vásquez reconoció su "emoción al ver la ESMA desocupada (de militares) y llena de gente del pueblo", que participó del acto junto a familiares y organizaciones de derechos humanos.

"Significa un golpe grande a la impunidad; ahora lo que falta es que tengan la valentía de decir la verdad", afirmó sobre los represores y cómplices que se niegan a confesar los crímenes que cometieron.

Para la titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, representó "una reivindicación muy grande para nuestros hijos. Es como demostrar que queremos dar vuelta la historia", sostuvo.

Sobre el edificio que antes ocupaba el Liceo Naval y que fue destinado para que la entidad lo convierta en un centro educativo, Bonafini comentó: "Cuando entré, días atrás, era un lugar helado, pero cuando uno se imagina que donde se formaron los asesinos y prepararon a otros, las madres vamos a hacer hombres nuevos, con sensibilidad, que tengan que ver con nuestra cultura, nos llena de vida".

Nora Cortiñas, de la línea fundadora de Madres de Plaza de Mayo, se mostró satisfecha porque "se cumplió la promesa del presidente Kirchner cuando el 24 de marzo de 2004 prometió entregar la ESMA".

"Trabajaremos entre todos los organismos para transformar este lugar en un espacio de memoria y reflexión y para que no se convierta en un lugar que banalice lo que fue el terrorismo de Estado y las horas de horror que vivieron los secuestrados", reflexionó acerca del espacio que le fuera asignado.

Para el ex detenido-desaparecido Carlos Lordkipanidse, quien estuvo secuestrado en la ESMA, "es correcta" la apertura al público del predio aunque prefirió que el espacio se preserve "sin modificaciones y sin la intervención de los organismos gubernamentales".

"Así se permitiría a una persona que lo visita imbuirse de lo que fue el horror, porque es necesario que la sociedad que antes negó lo que ocurría ahora tome verdadera conciencia".

La periodista Miriam Lewin, quien también pasó por ese centro clandestino de detención, sostuvo que "la ESMA debe ser un lugar de celebración de la vida y consolidación de los derechos humanos".

"Ya es hora de que se abra a toda la sociedad porque ya no hay más impedimentos, los militares se fueron" y se mostró a favor de que el lugar sea un centro "de vida, con presencia de todas las expresiones de la cultura, el arte y la creación, porque es la forma en que hubieran querido los desaparecidos".

Por su parte, Hugo Argente, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos por Razones Políticas relató "la mezcla de sentimientos" nacidos a partir de "una lucha de tantos años, que a través de la entrega de este edificio nos permite mantener viva la memoria".

"En cada árbol, en cada ventana, ví -como militante de aquella época- a cada uno de los 30 mil desaparecidos que me decían que no fue en vano lo que hicimos", resumió.

Victoria Pérez Donda, nacida en cautiverio en la ESMA y nieta recuperada resaltó la importancia de la reapertura del predio como "el primer paso de la lucha que venimos dando en democracia".

"Es una gran alegría que un símbolo de la muerte podamos convertirlo hoy en un signo de dignidad", remarcó en declaraciones a Télam la flamante diputada nacional electa.

El organismo que estará a cargo de este espacio para la memoria estará integrado por el Estado nacional, la ciudad de Buenos Aires, los organismos de derechos humanos y los sobrevivientes de la ESMA.

El casino de oficiales -donde estuvieron cautivos los detenidos- permanecerá intacto con carteles explicativos sobre lo que ocurrió en ese lugar, en tanto que el edificio central estará destinado a explicar el contexto político, económico y social de la dictadura militar.

Por su parte, el Archivo de la Memoria ya fue trasladado al ex predio de la ESMA y abrirá sus puertas al público a partir del próximo sábado, junto al Centro Cultural de la Memoria Haroldo Conti, en homenaje al escritor desaparecido.
Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 20:07
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 20:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"