El ex dictador Bignone apelará el procesamiento por los secuestros en el Hospital Posadas

Así lo anticipó su abogado, al referirse a la decisión del juez Rafecas en la causa por la privación ilegal de la libertad de una decena y media de personas en ese hospital durante la última dictadura. A los pocos días del golpe, el represor irrumpió en el centro asistencial argumentando que en sus quirófanos se atendían a "extremistas".

La defensa del ex dictador Reynaldo Bignone apelará el procesamiento que le dictó el juez federal Daniel Rafecas por la privación ilegal de la libertad de una decena y media de personas en el Hospital Posadas, durante la última dictadura militar.

Así lo anticipó a Télam el abogado Juan Aberg Cobo (h) quien no ocultó su disgusto porque Bignone fuese trasladado a los tribunales de Comodoro Py 2002, de esta Capital, "para notificarse del embargo" (de un millón de pesos) pese a que "estaba con reposo médico".

El procesamiento, con prisión preventiva que el ex militar cumple en su domicilio en razón de su edad, fue dictado en el marco de la causa en la que Rafecas investiga los delitos de "lesa humanidad" cometidos en la órbita del Primer Cuerpo de Ejército durante el autodenominado "Proceso de Reorganización Nacional".

Bignone, en su carácter de delegado de la Junta Militar en el área de Bienestar Social irrumpió en el Posadas -argumentando que en sus quirófanos se atendían a "extremistas"- y designó al coronel médico Agatino Di Benedetto, quien también fue procesado al igual que el brigadier Hipólito Mariano, Luis Muiña y Argentino Ríos.

El ingreso de las tropas y del ex dictador al centro de salud -vestido con "ropa de fajina y armado", según testimonios- junto a las tropas al centro de salud se produjo entre el 28 y 29 de marzo de 1976 y fueron detenidos médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud.

En su resolución el magistrado calificó como "paradoja" que en "una institución al servicio de la salud funcionó un centro clandestino de detención, en el cual lejos de velarse por la vida se sometió a los cautivos a un régimen de terror".

"El régimen se comportó del mismo modo que se ha verificado" en las otras investigaciones de esta "megacausa" que lleva adelante Rafecas y que se reabrió tras la derogación y declaración de nulidad insalvable de las leyes de obediencia debida y punto final.

En ese sentido el juez enfatizó que los hechos registrados en el Posadas "no fueron la excepción frente a la dinámica propia del aparato clandestino de poder que se instaló a nivel nacional a partir del 24 de marzo de 1976". 
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 20:30
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 20:30
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"