Dos hombres de Julio De Vido, en la mira de la Justicia por su vinculación con una presunta asociación ilícita

Se trata de su secretario privado, Armando Melo, y de Roberto Baratta, subsecretario de Coordinación. Investigan su vinculación con una asociación ilícita extorsiva que ofrecía "arreglar" causas en poder del juez Guillermo Tiscornia.

En la misma semana en la que fue confirmado para el próximo gabinete, el ministro de Planificación, Julio De Vido, vuelve a ser rozado por un caso de corrupción que involucra a su entorno.

La Justicia puso bajo la lupa a su secretario privado, Armando Omar Melo, y a Roberto Baratta, subsecretario de Coordinación y virtual viceministro de Planificación, por estar vinculados con la presunta asociación ilícita extorsiva que ofrecía “arreglar” causas en poder del juez Penal Económico Guillermo Tiscornia, publica el diario Perfil.

Melo y Baratta mantuvieron desde sus teléfonos celulares varios contactos con uno de los principales sospechosos del caso que está a punto de terminar con la carrera de un magistrado polémico. Se trata de Jorge Raúl Bark, investigado por la Justicia por intentar cobrar coimas a la empresa Codere para que el juez Tiscornia cerrara una causa en la que se acusaba a esa firma.

La empresa, dedicada a la actividad de juegos y apuestas, era investigada por Tiscornia por supuesto contrabando y evasión tributaria. Un grupo de personas, entre ellas Bark, se acercó a esta firma y, con sólidos conocimientos de la información del expediente, le propuso el pago de 4 millones de dólares a cambio del sobreseimiento

Baratta y Melo ya declararon ante la Justicia. Los dos admitieron conocer a Bark y que existieron las comunicaciones telefónicas a sus teléfonos móviles. Mañana, el Consejo de la Magistratura inicia el proceso para remover a Tiscornia de su cargo por este caso.
Opiniones (0)
23 de julio de 2018 | 02:11
1
ERROR
23 de julio de 2018 | 02:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"