El Gobierno iniciará estudios sobre el medio ambiente para vigilar a Botnia

La Secretaría de Ambiente invertirá $5 millones en un plan de vigilancia ambiental en la orilla argentina del río Uruguay, frente a Botnia, con el objetivo de recopilar datos que puedan detectar una posible acción contaminante de la pastera. Esos elementos reforzarían la demanda contra Uruguay en la Corte Internacional de La Haya.

La Secretaría de Ambiente, que conduce Romina Picolotti, iniciará en menos de un mes un plan integral de vigilancia ambiental en la orilla argentina del río Uruguay, frente a Botnia, con el objetivo de recopilar datos que puedan detectar una posible acción contaminante de la pastera sobre el cauce de agua compartido.

Según informó un matutino porteño, la iniciativa -para la cual ya se destinaron cinco millones de pesos- jugará un rol clave en la estrategia que el Gobierno seguirá de aquí en más en el diferendo con su par uruguayo por la puesta en marcha de la fábrica de capitales finlandeses localizada en Fray Bentos.

En ese sentido, un funcionario confirmó la suma desembolsada para el proyecto y añadió que el monitoreo unilateral "contará con todos los fondos que sean necesarios para ser ejecutado", porque es la herramienta para fortalecer la posición argentina en el litigio internacional con Uruguay".

De esta manera, el Gobierno confía en que en caso de obtener evidencias sobre un impacto negativo de la producción de Botnia sobre el río Uruguay y la atmósfera de su zona de influencia, se podrán sumar elementos para reforzar la demanda contra el país vecino que mantiene en la Corte Internacional de La Haya.

El plan estará coordinado por la Secretaría de Ambiente y en su ejecución participarán también la Prefectura Naval Argentina y las universidades de Buenos Aires, de La Plata, del Litoral y de Luján.

Además colaborarán el Conicet, la Comisión Nacional de Energía Atómica (Conea), el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) y, a nivel, provincial harán lo propio el Ministerio de Salud y Ambiente de Entre Ríos y la intendencia de Gualeguaychú.

De acuerdo a fuentes oficiales, el proyecto estará abocado a medir la "variabilidad mensual de parámetros biogeoquímicos, biológicos y de calidad de aire" para contrastarla con una base de datos representativa del ecosistema del río y de las zonas aledañas, que comenzó a elaborar la Secretaría de Ambiente en 2006.

Por ejemplo, según las mismas fuentes, se harán en el río estudios de plancton y biofilms; de bentos, de anfibios, de peces, de ecotoxicología, de hidrodinamismo, de dispersión de contaminantes y de la calidad del aire.

El plan oficial cuenta con el consenso de los ambientalistas entrerrianos, que dos meses atrás habían sido convocados por la Secretaría de Ambiente para discutir el proyecto, ya que -afirmaron en el Gobierno- el mismo no implica aceptar el funcionamiento de la pastera donde está instalada actualmente.
Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 10:43
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 10:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"