Cómo será la economía argentina en manos de Martín Lousteau

El futuro ministro de Economía es un defensor de un tipo de cambio competitivo y de un superávit fiscal que mantenga la inflación entre el 3% y 10%. Crítico del Mercosur, cree necesarias una oferta a los bonistas que rechazaron el canje e intentará normalizar el INDEC sin generar roces con el secretario de Comercio, Guillermo Moreno.

Martín Lousteau fue la gran sorpresa en el gabinete designado por Cristina Fernández de Kirchner. El funcionario de 36 años tomará las riendas de la economía argentina como el ministro más joven de la historia en asumir ese cargo, después del radical Jesús Rodríguez, quien tuvo un corto y dramático paso en 1989, sobre el final del gobierno de Raúl Alfonsín.

El designado ministro de Economía es un defensor de un tipo de cambio competitivo, tasas de interés reducidas y superávit fiscal que permitan mantener a raya la inflación entre 3 y 10 por ciento.

Lousteau asumirá el 10 de diciembre próximo con un diplomático apoyo de los sectores productivos, y fuertes cuestionamientos brasileños por su análisis del Mercosur, al que consideró un bloque que "estancó" a la Argentina y la volvió dependiente del gigante latinoamericano.

El funcionario impulsará algunos cambios en su programa económico, que se diferenciará del desarrollado durante la gestión de Néstor Kirchner. Según una nota del diario La Nación, "entre las medidas que considera necesarias figura una oferta a los bonistas que rechazaron el canje de deuda, con una propuesta de canjear títulos por inversiones en la economía real y el establecimiento de un tipo de cambio 'real y competitivo', pero no fijo, que podría atarse a una canasta de monedas".

Lousteau presentó sus propuestas a la presidenta electa en un escrito algunos días antes de la difusión del futuro gabinete nacional. Entre esas iniciativas figura que "el país debe crecer a una tasa anual del 6%, bastante más baja que el 8,5 o el 9% que la administración actual buscó sostener con el impulso de la demanda interna, aun a riesgo de fogonear la inflación", agrega la información del matutino porteño.

En su edición dominical, Clarín también encabeza con una nota sobre la estrategia del futuro ministro de Economía. Según la nota, "intentará normalizar la situación del INDEC sin que eso provoque cortocircuitos con el actual secretario de Comercio, Guillermo Moreno. No le interesa un enfrentamiento con uno de los funcionarios más influyentes del gobierno de Néstor Kirchner".

En el círculo íntimo de Loustea consideran que "podrán convivir" con el polémico Moreno. Eso significa que "tal vez no haya un nuevo destino para el hombre que fue instruido por Kirchner para controlar los precios", agrega el diario de mayor circulación del país.

Otro párafo de la noticia asegura que "restablecer una estructura de estadísticas confiables es una de las prioridades de Lousteau, quien de otra manera no ve cómo enfrentar las presiones de gremios y empresas a la hora de negociar el denominado pacto social".

Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 20:37
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 20:37
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"