El Congreso avanzó en leyes clave para mejorar la calidad institucional

Con amplio control de ambas cámaras, el oficialismo logró aprobar un conjunto de normas que contribuyen a fortalecer el modelo propiciado por el presidente Kirchner. Entre ellas se encuentran la reducción de los miembros de la Corte Suprema y las modificaciones del Consejo de la Magistratura.

El Congreso Nacional avanzó en estos cuatro años de gobierno de Néstor Kirchner en la sanción de leyes clave para mejorar la calidad institucional, entre las que se encuentran la reducción de los miembros de la Corte Suprema y las modificaciones del Consejo de la Magistratura.

Con amplio control de ambas cámaras, sobre todo tras las elecciones de 2005, el oficialismo logró aprobar además un conjunto de leyes impulsadas por el Poder Ejecutivo que contribuyeron a fortalecer el modelo propiciado por el presidente Kirchner.

De hecho, una de las primeras medidas anunciadas por el Presidente en 2003 fue el pedido de avanzar en el juicio político a los jueces de la denominada "mayoría automática" de la Corte Suprema y luego impulsó la sanción de un proyecto para volver a la composición original del cuerpo de cinco miembros.

En ese marco, una de las principales protagonistas de la sanción de estas leyes fue la Presidenta electa, la senadora Cristina Fernández de Kirchner, quien elaboró el proyecto de reducción de nueve a cinco miembros de la Corte Suprema y también propició la reforma del Consejo de la Magistratura.

Si bien la modificación de este organismo -creado por la reforma de la Constitución en 1994- fue cuestionada por la oposición que no aceptó reducir ese cuerpo, el oficialismo logró imponer su mayoría y sancionó la iniciativa con el respaldo de sus aliados del Peronismo Federal y los radicales K.

El proyecto, aprobado en febrero de 2006, apuntó a disminuir de 20 a 13 los miembros del Consejo de la Magistratura, impulsó cambios en el jury de enjuiciamiento -como la eliminación del carácter permanente de sus integrantes- y en el sistema disciplinario para jueces de tribunales inferiores y empleados.

Asimismo, el Parlamento respaldó la norma que reglamenta los DNU, que regula la intervención del Congreso en los decretos de necesidad y urgencia, los de delegación legislativa, dictados por el Poder Ejecutivo y establece que la comisión bicameral debe expedirse sobre su validez.

La necesidad de mejorar el sistema educativo fue otro de los desafíos del gobierno de Kirchner. Para ello, el gobierno impulsó la nueva Ley de Educación, en reemplazo de la cuestionada ley Federal de Educación y logró aprobar la de Educación Técnica para contribuir a la formación y capacitación.

Entre las leyes económicas, el gobierno nacional logró que el Congreso apruebe la emergencia económica que le permitió avanzar en la reforma económica, social y diagramar una salida ordenada de la deuda pública así como la posibilidad de renegociar los contratos con las empresas privatizadas.

Por otro lado, y en busca de mejorar el poder adquisitivo de los trabajadores y elevar el consumo, el gobierno impulsó una suba en el mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que el Congreso convirtió en ley en agosto pasado.

En esa dirección, el Parlamento busca ahora convertir en ley la semana próxima, tras su paso por el Senado, el proyecto del Poder Ejecutivo que modifica el impuesto a bienes personales que establece que se deberá pagar ese tributo por los bienes que superen los 305.000 pesos.

Otra de las cuestiones que recibió fuerte respaldo por parte del Congreso de la Nación fue la decisión de Kirchner de cancelar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en 2005.

La creación de las empresas estatales de energía Enarsa y de satélites ARSAT así como la anulación del contrato con Aguas Argentinas para reemplazarla por Aguas y Saneamientos Argentinos (Aysa) contribuyeron al fortalecimiento de la política impulsada por el gobierno para afianzar un modelo diferente de país.

Finalmente, y entre las cuestiones pendientes, el oficialismo aspira que el Congreso sancione antes de que Néstor Kirchner concluya su mandato el Presupuesto 2008, la reestructuración del sistema ferroviario y la ley de ministerios, que el Ejecutivo podría enviar en las próximas semanas, entre otras cuestiones.
Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 07:03
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 07:03
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"