El Gobierno salió a defender la medida impuesta de las retenciones al petróleo 

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, volvió a defender la política oficial en esa materia, tras la suba de ayer del impuesto a las exportaciones de petróleo y la de la semana pasada en los granos. En ese sentido, explicó que el objetivo es que "aquél que invierte en pesos y vende en dólares, deje parte de esa utilidad extra".

El nuevo esquema de retenciones a las exportaciones de petróleo y combustibles "es un esfuerzo que tienen que hacer las empresas en virtud del alza de los precios internacionales, pero también es un incentivo para que se dediquen a producir más combustible porque la Argentina lo está necesitando", sostuvo hoy el jefe de Gabinete, Alberto Fernández.

"Toda la política de retenciones tiene un sentido redistributivo, que pretende que aquél que invierte en pesos y vende en dólares, deje parte de esa utilidad extra", explicó Fernández en diálogo con FM Identidad.

Segúnpoublica en su edición de hoy el diario Clarin, la administración kirchnerista busca desligar las cotizaciones internacionales de los precios internos con una mayor presión impositiva: apuntan a eliminar la actual ventaja económica que obtienen las petroleras al exportar.


A partir de ahora, las petroleras tendrán garantizado un ingreso tope de unos US$ 42 el barril tanto para la exportación, como para la venta en el mercado interno. De ahora en más, cualquier aumento de precios a nivel internacional que experimenten los productos petroleros que se exportan quedará para el Estado.


En el plano doméstico la fijación de un nivel máximo para el crudo que utilizan las refinadoras se supone que aportará una mayor estabilidad en el precio de la materia prima, con lo cual los precios finales de los combustibles ya no tendrían motivo para seguir con la escalada de aumentos que representó este año una suba de 30%.
Opiniones (0)
15 de agosto de 2018 | 12:11
1
ERROR
15 de agosto de 2018 | 12:11
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"