ESMA: Un testigo comprometió más a Febrés

Al igual que otros testigos, el licenciado en física Mario Villani sostuvo que, en septiembre de 1979, cuando vino al país una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, los detenidos en la ESMA fueron conducidos a una isla en el Tigre y remarcó que el responsable del traslado fue Febrés.

 Buenos Aires - NA - Un sobreviviente de la ESMA acusó al ex prefecto Héctor Febrés de haber sido el responsable del "sector cuatro" de ese centro clandestino de detención, donde funcionaba la "sala de torturas" durante la última dictadura militar.
  
Al igual que otros testigos, el licenciado en física Mario Villani sostuvo que, en septiembre de 1979, cuando vino al país una delegación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, los detenidos en la ESMA fueron conducidos a una isla en el Tigre y remarcó que el responsable del traslado fue Febrés.
  
Villani afirmó que "la peor tortura es la vida diaria en esos campos de concentración ya que uno sabe que la ‘picana’ termina cuando acaban los interrogatorios" pero "el trato denigrante, los golpes y los gritos de otros torturados son parte de algo cotidiano".
 
 "Encapuchados, esposados y engrillados cuando alguien se movía los guardias nos pateaban la cabeza", explicó Villani, y agregó que eso lo hacían sólo "para divertirse".
  
Villani, que estuvo ocho meses en la ESMA, desde el 18 de noviembre de 1977 relató que tampoco tenían la posibilidad de poder suicidarse ya que "la decisión de si seguíamos vivos, o no, la tomaban ellos", en referencia a los represores.
  
En tanto, aseguró que por su conocimiento, lo obligaron a prestar tareas arreglando artefactos electrónicos, que "eran robados en los distintos secuestros" que cometían los represores.   
  
En ese sentido, dijo que una vez lo obligaron a reparar una picana eléctrica y en principio se negó, pero luego accedió para "reducirle la potencia".
  
En tanto, fuentes judiciales confirmaron que el Tribunal tiene previsto dictar su veredicto el 14 de diciembre próximo, tras escuchar los alegatos de las querellas, fiscalía y defensa que expondrán el 21, 22 y 27 de noviembre, respectivamente.
  
Para esa fecha, Febrés deberá volver a sentarse en el banquillo de los acusados, ya que por el momento y con la autorización de los jueces puede estar ausente durante el desarrollo de las audiencias.
  
Febrés está siendo juzgado por sólo cuatro hechos de tortura cometidos en la ESMA contra Carlos García, Alfredo Margari, Josefa Prada de Olivieri y Carlos Lordkipanidse.
  
Hasta el momento, varios sobrevivientes declararon que Febrés, alias "el gordo Daniel" o "Selva", estaba presente durante las sesiones de tortura que se aplicaban en la ESMA a los detenidos.
 
Además, coincidieron en que el ex prefecto era quien se encargaba de quitarles sus bebés a las mujeres embarazadas que estaban alojadas en la ESMA, muchos de los cuales fueron entregados en adopción.
  
En tanto, en la audiencia del martes pasado, la sobreviviente Ana María Soffiatini había asegurado que Febrés golpeó con "una manguera flexible" a las desaparecidas monjas francesas Leonie Duquet y Alice Domon.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 18:19
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 18:19
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"