La relación con Uruguay se "debilitó"

Así lo consideró el jefe de Gabiente, Alberto Fernández, quien también señaló que siente "verguenza ajena" por la actitud del presidente uruguayo Tabaré Vázquez.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, consideró hoy que las relaciones bilaterales con Uruguay se "debilitaron" con la puesta en marcha de la pastera Botnia, y señaló que siente "vergüenza ajena" por la actitud que tuvo Tabaré Vázquez con la corona española.

El titular del gabinete de ministros señaló que la decisión del jefe de Estado uruguayo es "incomprensible", dado que autorizó la puesta en funcionamiento de la pastera en medio de la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile.

En declaraciones radiales, Fernández consideró que el Gobierno del país vecino "eligió el lugar impropio y el momento más inadecuado" para habilitar a la planta finlandesa, y remarcó que Vázquez es "el agresor por violar el Tratado del Río Uruguay".

A su vez, destacó que el rey Juan Carlos I "no merecía ser tratado" de esa manera, y sostuvo que "siente un poco de vergüeza ajena" por esa actitud.

El monarca español "no merecía de ninguna manera ser tratado así, y se siente un poco de vergüenza ajena" por eso, expresó el jefe de Gabinete.

Señaló, además, que "Tabaré tuvo la poco feliz idea de decir que se sentía boicoteado como Cuba" y consideró que esa expresión es "inexplicable".

Por otra parte, Fernández descartó que "exista un riesgo bélico en Fray Bentos", a raíz de la puesta en marcha de Botnia.

"Nunca ha habido un hecho de violencia con los asambleístas y siempre ha sido un reclamo pacífico", agregó el funcionario y dijo que las quejas del lado uruguayo por las protestas y los cortes de ruta que mantienen los entrerrianos no son "planteos honestos ni comentarios sinceros".

Según afirmó, la Argentina "seguirá planteando el mismo reclamo, cuestionando la localización de la empresa y el riesgo de contaminación y denunciando la violación del tratado del río Uruguay".

El jefe de Gabinete se esperanzó en "construir un diálogo mejor con una sociedad que siempre ha sido hermana", aunque afirmó: "Todos nos sentimos muy decepcionados y nadie esperaba que las cosas ocurrieran como ocurrieron".

El conflicto rioplatense alcanzó el viernes último su máxima tensión en Santiago de Chile, con fuertes cruces entre los presidentes Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez, pero rápidamente trasladó su eje hacia Fray Bentos, donde Botnia encendió sus calderas y Uruguay cerró la frontera ante una inminente protesta de ambientalistas.
Opiniones (0)
20 de junio de 2018 | 08:41
1
ERROR
20 de junio de 2018 | 08:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"