Tabaré Vázquez: "Con los puentes cortados no negociamos"

Los medios uruguayos entrevistaron a su presidente y sus palabras se diferencian a las que expresó Kirchner.

El diario Ultimas Noticias, de la República Oriental del Uruguay, publica una extensa entrevista al presidente Tabaré Vázquez, donde le preguntan –entre otras cosas- sobre el entredicho con el presidente argentino Néstor Kirchner.

“Lo que pasó fue que yo salí al encuentro del Rey, que me había planteado la posibilidad de reunirnos y él estaba parado en el corredor. Me dijo: "Mirá, no estoy de acuerdo con lo que ha planteado Uruguay y cómo lo ha hecho" y yo le respondí: "Nosotros con los puentes cortados no negociamos". Así, el presidente uruguayo dio a conocer la otra campana de la noticia que ayer, los medios argentinos publicaron que Kirchner le había dicho a su colega uruguayo: "La verdad, estuviste muy mal, no me diste una puñalada a mí, sino a todo el pueblo argentino".  La versión argentina salió a la luz a través de un vocero presidencial.

A continuación, está en la entrevista completa que reproduce en su edición de hoy el diario Ultimas Noticias.

-¿En qué punto están las relaciones entre Uruguay y Argentina?

-Siempre dijimos que con los puentes cortados no había negociación posible porque la génesis del conflicto fue la acción de cortar los puentes; en una acción absolutamente ilegítima, tal como estableció el Tribunal de Solución de Controversias del Mercosur por unanimidad de sus integrantes, uno de ellos argentino. No hace mucho tiempo un juez argentino decretó que era ilegal el corte de determinado puente y ordenó que se abriera.

La posición del país siempre fue actuar dentro del marco legal vigente pese a la ilegalidad flagrante del bloqueo al que nos han sometido algunos ciudadanos argentinos. Ante esta situación hace un año el presidente argentino propone al rey de España que actúe como facilitador. Desde el principio nosotros marcamos que estamos dispuestos al diálogo y a conversar todo lo que sea necesario, pero tenemos que partir del levantamiento de los cortes de los puentes para lograr un entendimiento entre ambos países. Hubo reuniones a lo largo de este año en Madrid y Nueva York y no hubo avances. Nos encontramos que en esta reunión en Santiago no existía la menor disposición del gobierno argentino para el levantamiento de los puentes. En esa delicada situación, Uruguay no firmaba ningún tipo de acuerdo. A esta realidad que hoy tenemos hemos llegado y fue por eso que autorizamos la puesta en marcha de Botnia. Al no llegar a un arreglo no tenemos nada más que esperar de esa facilitación. La resolución final del tema la tendrá la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya. Los problemas internos del Uruguay los arreglamos entre los uruguayos. Uruguay es un país libre, soberano e independiente y nuestros temas internos los resolvemos nosotros. Al único que tiene que dar cuentas el presidente del Uruguay es al pueblo uruguayo. Seguimos apostando al diálogo, al intercambio fructífero de puntos de vista, a la búsqueda de caminos de solución, pero inevitablemente cualquier camino de solución pasa por el levantamiento de los cortes de los puentes.

-La decisión de Argentina de no evitar los cortes, ¿fue planteada en forma expresa o se evadió el tema?

-Se evadió permanentemente a lo largo de este año. Argentina lo que presentó hasta cierto momento fue la necesidad de la relocalización de la planta de Botnia y después dejó de hacer ese planteo. Nosotros en más de una oportunidad planteamos la necesidad de levantar el corte pero se negaron a hablar del tema.

-¿Cómo fue la reunión con el rey de España?

-Me reuní con él, con el canciller Miguel Ángel Moratinos y con el embajador Juan Antonio Yáñez Barnuevo. Ellos gentilmente se pusieron a las órdenes si es que consideramos necesario citarlos para alguna reunión de intercambio de opiniones. Tuvimos una conversación muy franca y dejamos claro que estamos en nuestro derecho como uruguayos a decidir en nuestro territorio lo que vamos a hacer. Debe quedar muy claro que el presidente del Uruguay sólo le debe rendir cuentas al pueblo uruguayo.

-¿Cómo fue el entredicho con el presidente Kirchner?

-Lo que pasó fue que yo salí al encuentro del rey, que me había planteado la posibilidad de reunirnos y él estaba parado en el corredor. Me dijo: "Mirá, no estoy de acuerdo con lo que ha planteado Uruguay y cómo lo ha hecho" y yo le respondí: "Nosotros con los puentes cortados no negociamos".

-Desde Argentina se señaló que usted dijo que Botnia no era conveniente porque dañaba las condiciones ambientales. ¿Qué hay de verdadero en eso?

-No hay testigos de eso. Cuando lo visité en mayo de 2005 en la Casa Rosada estaba el presidente, quien era entonces el canciller argentino, Rafael Bielsa, estaban Alberto Fernández y el gobernador Jorge Busti y por Uruguay estaba el canciller Gargano, Gonzalo Fernández y quien habla. Cuando surgió este tema en particular, le propuse a Argentina hacer un monitoreo conjunto incluso desde antes que funcionara Botnia, y para ello proponíamos la creación de una comisión con técnicos que designaran Argentina y Uruguay y aceptábamos técnicos extranjeros si así lo querían. Hubo un cuestionamiento posterior de Argentina a la capacidad técnica de los laboratorios uruguayos y ahí agregamos a nuestra propuesta la posibilidad de crear un laboratorio regional de control medioambiental con tecnología de punta. Todo esto ha sido rechazado permanentemente por Argentina. ¿Qué otro país ha tenido la generosidad de permitir un monitoreo conjunto sobre una empresa instalada en su territorio? Pero no prosperó.

-¿Se va con un sabor amargo por la expectativa que se había creado?

-Días antes de venir para acá yo dije que mis expectativas eran muy escasas. Esto nos iba llevando paso a paso a que no íbamos a poder avanzar más de lo que se hizo porque no veíamos una disposición del gobierno argentino de levantar el corte de ruta, así que sinceramente yo no tenía una expectativa muy grande.

-¿Se siente dolido por todo esto?

-Estoy triste por la situación. Yo creo que ni el pueblo uruguayo ni el argentino merecemos estar en un conflicto de este tipo. Es difícil entender que no encontremos un camino de entendimiento. Me provoca una gran tristeza pero también tengo la esperanza puesta en la madurez de nuestra gente, de los pueblos argentino y uruguayo, para que más tarde o más temprano encontremos vías de entendimiento.

-¿Va a tomar alguna acción diplomática como llamar al embajador?

-Por el momento no. Uruguay está muy tranquilo y firme en su posición. Sabemos que nos respaldan la razón y el derecho. No pretendemos cortar ningún otro puente ni ningún diálogo con la República Argentina, con la que fuera de este punto concreto tenemos un muy buen relacionamiento. Esperemos que este diferendo evolucione rápidamente de manera favorable.

-¿Se va a responder la carta de queja del gobierno argentino?

-Estamos estudiando el punto con el señor canciller. Lo que tenemos más delineado casi seguramente es no responder pero quiero estudiarlo más con detenimiento.

-¿Espera cambios cuando asuma Cristina Fernández?

-No sé. Yo elogié hoy las palabras de la presidenta electa como también comparto las palabras del presidente argentino cuando dice que el único camino es el diálogo.

-¿Va a concurrir a la asunción de Cristina Fernández?

-Esperemos un poco, no nos adelantemos. Mi intención es concurrir pero todavía falta un mes.
Opiniones (0)
27 de mayo de 2018 | 02:42
1
ERROR
27 de mayo de 2018 | 02:42
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"