Temor por los daños que podrían provocar las heladas en el campo mendocino

Los pronósticos metereológicos anticipan que miércoles, jueves y viernes helará en algunas zonas de la provincia. Estaría en riesgo la producción de ciruela, damasco y durazno. Desde la Dirección de Emergencias Agropecuarias explicaron qué medidas de prevención se pueden tomar.

Los meteorólogos anticipan que entre hoy, el miércoles y el viernes de esta semana helará en algunas zonas de la provincia. Y cuando se pronostican las heladas la preocupación gira en torno a la producción agraria, que se ve amenazada ante las inclemencias del clima.

Pero no es mucho lo que los productores pueden hacer frente a esto, salvo aplicar medidas de prevención con mucho tiempo de anticipación. Lamentablemente, en cuestión de horas "no se puede hacer nada", aseguró el subdirector de Emergencias Agropecuarias, Jorge Carbonari.

El ingeniero agrónomo sostuvo que aquel productor que "no tenga sistema de defensa no puede salvar" más que lo que la suerte decida.

Por eso recuerda que una condición casi indispensable para que los frutales y demás producciones no se pierdan por las temperaturas bajo cero es mantener el suelo en "condiciones óptimas".

Esto implica una tierra desmalezada, compacta y húmeda, pero no inundada. "El suelo oscuro mantiene mejor la temperatura del suelo (que es más alta a la del ambiente), cuando está muy mojado acelera el proceso de enfriamiento", explicó Carbonari.

Sin embargo, el "forense de la agricultura" advirtió que este no es el momento propicio para desmalezar y humedecer el suelo. "Los productores no deben rastrillar el suelo ahora porque eso aumenta el intercambio de temperatura entre el suelo y el aire y perjudica aún más la plantación".

Carbonari aseguró que un sistema de denfensa de heladas con combustible debe implementarse al menos un año antes debido a que los quemadores no son de fácil disponibilidad en el mercado, y se necesitan entre 100 y 400 por hectárea, dependiendo de la zona y el cultivo. Además, se necesitan grandes cantidades decombustible.

También aconsejó que al momento de plantar algún cultivo, los productores deben elegir la variedad que se adapte al lugar "porque el lugar jamás se va a adaptar a la variedad".

En tanto, recomendó que las plantaciones se realicen en zonas donde no haya "lagos de aire", es decir que el aire pueda circular.

Sin embargo, el funcionario aclaró que "en meteorología cualquier temperatura bajo cero es helada, pero en agricultura se considera helada dependiendo del estado fenológico de la planta".

De todos modos, Carbonari dio un buen pronóstico respecto a la plantación económicamente más significativa en Mendoza, que es la uva. Según el funcionario, por la etapa en la que actualmente está la planta (en yema dormida) puede resistir hasta 18 o 20 grados bajo cero.

En cuanto a los ciruelos japoneses anticipó que pueden llegar a sufrir daños, al igual que las europeas y los duraznos y damascos. Estos dos últimos ya soportaron una helada anterior a principios de este mes, la cual se estima que ocasionó daños, pero la evaluación se produce entre 20 días y un mes después de registrado el fenómeno climático, a diferencia del granizo que deja ver sus efectos de inmediato.

Por otra parte, desde la Dirección de Contingencias Climáticas recordaron que está prohibido usar combustibles que contaminen el medio ambiente, tales como cubiertas, aceite usado, ni tampoco emplear tachos que contengan residuos con agroquímicos.

A continuación observamos una tabla con las temperaturas que podrían causar daño a las distintas especies frutales según su estado fenológico, brindado por la Dirección de Contingencias Climáticas.

Opiniones (0)
20 de agosto de 2018 | 19:23
1
ERROR
20 de agosto de 2018 | 19:23
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"