La Cumbre quedó eclipsada por Botnia

A pesar de que ningún mandatario se había propuesto instalar el conflicto en Santiago de Chile, la determinación de Tabaré Vázquez caldeó el ambiente y el tema quedó instalado.

El asunto de la pastera Botnia parece que será uno de los tópicos comunes que quedarán flotando en el aire luego de que se cumpla con la realización de todas las reuniones pactadas en la XVII Cumbre Iberoamericana que se realiza en Santiago de Chile.

Al menos así se infiere luego de que, tanto el presidente de Uruguay, Tabaré Vázquez como Néstor Kirchner, expresaran que no tenían en mente instalar en la cumbre de mandatarios el caro asunto que enfrenta a ambos países -que tenía como mediador al mismo rey Juan Carlos de España- y que finalmente fue casi el centro de los discursos de ambos mandatarios.

Es que los ánimos se exaltaron luego de que ayer, cuando se cruzaron por primera vez Tabaré  y Néstor, el presidente argentino supo a los pocos segundos de haber saludado al uruguayo que había firmado la autorización para que la pastera encendiera las calderas.

Desde ese momento, el ambiente quedó caldeado en la cumbre de mandatarios, a tal punto que el mismo rey Juan Carlos, llegó al punto de elogiar la actitud del Gobierno argentino demostrado ante el conflicto binacional.

Evidentemente, la decisión inconsulta tomada por Tabaré habría molestado no sólo a Kirchner sino también al noble español, sensación que quedó plasmada por la noticia que rápidamente fue levantada por el diario español El País de Madrid.

Cerca del medio día de hoy, el presidente Kirchner, tal vez luego haberlo meditado mucho, se acercó hasta el presidente de Uruguay, para comentarle al oído “le diste una puñalada al pueblo argentino”, tras lo cual Tabaré reaccionó sosteniendo que “el Gobierno uruguayo no tiene que pedirle permiso a nadie” y que “el bloqueo es totalmente ilegal y golpe muy fuerte a la economía”, dijo aludiendo a las palabras del vicepresidente de Cuba quien se había referido al bloqueo que pende sobre Cuba de parte de Estados Unidos.

Una fuente de la delegación argentina informó a Télam que la conversación se produjo cuando estaban hablando los presidentes. En ese momento lo hacía el de Venezuela, Hugo Chávez.

En un discurso teñido de desesperanza, Kirchner agradeció al Rey de España, Juan Carlos de Borbón, la tarea realizada para acercar a Argentina y Uruguay en el conflicto por la instalación de Botnia.

Elogió especialmente su actitud de "tomar en sus manos este difícil problema", sin calcular si "iba a perder o ganar", o cuáles iban a ser "los costos" de su tarea, y el agradecimiento se extendió al jefe de gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y al canciller Miguel Angel Moratinos, a quienes luego también pidió sus disculpas por colocarlos en "esta difícil situación".

Kirchner también le pidió sus "dispensas" al resto de los Jefes de Estado y Gobierno presentes en la cumbre "por haber tocado este tema" y explicó que "con todas las cosas que se fueron dando en el día de ayer y hoy, lamentablemente tenía que hacer una acotación en este aspecto".
Opiniones (1)
27 de mayo de 2018 | 21:20
2
ERROR
27 de mayo de 2018 | 21:20
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. que otra cosa se puede esperar de un pais que se dice hermano nuestro, pero durante la guerra de malvinas abasteció a la aviación británica ? hay que cortar relaciones inmediatamente y cerrar todos los pasos a uruguay. cuando no tengan turistas argentinos van a llorar, como hacen siempre.
    1