Unánime respaldo al reclamo argentino por Malvinas

Los cancilleres de los 22 países que participan de la Cumbre Iberoamericana en Santiago decidieron elevar a los Jefes de Estado y de Gobierno una declaración de apoyo a nuestro país. Kirchner y Cristina viajan esta tarde.

Los cancilleres de los 22 países que participan desde hoy de la XVII Cumbre Iberoamericana en Santiago de Chile elevaron a los Jefes de Estado y de Gobierno una declaración de apoyo a la Argentina en su reclamo de soberanía sobre las Islas Malvinas.

La decisión la tomaron en la sesión inaugural de cancilleres iberoamericanos reunidos esta mañana en el centro de convenciones Espacio Riesco, en las afueras de Santiago de Chile.

El canciller Jorge Taiana agradeció a sus pares iberoamericanos "el interés expresado para alcanzar una pronta solución en la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes".

En este sentido, hizo hincapié "en las resoluciones de las Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos y de las disposiciones y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo el principio de integridad territorial".

La declaración que darán a conocer los mandatarios el sábado, en el cierre de la Cumbre, es una iniciativa del Gobierno argentino, tal como lo viene haciendo en todos los foros regionales e internacionales en los que Argentina participa.

Bajo el título "Comunicado especial sobre la soberanía en la cuestión de las Islas Malvinas", la declaración -a la que tuvo acceso Télam- dice: "Los Jefes de Estado y de Gobierno de los países iberoamericanos, reunidos en Santiago de Chile, República de Chile, en ocasión de la XVII Cumbre Iberoamericana, reafirmamos la necesidad de que los Gobiernos de la República Argentina y del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte reanuden, a la brevedad posible, las negociaciones tendientes a encontrar una pronta solución a la disputa de soberanía sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos circundantes en el marco de las resoluciones de las Naciones Unidas, de la Organización de Estados Americanos y las disposiciones y objetivos de la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo el principio de integridad territorial".

Fuentes de la cancillería argentina destacaron el apoyo que recibirá el país, ya que "la Conferencia Iberoamericana es un foro privilegiado de consulta y concertación política que reúne anualmente a los Jefes de Estado y de Gobierno de las 22 naciones de habla hispana y portuguesa de América Latina y Europa.

En el plenario de cancilleres se decidió además que Argentina será sede de la Cumbre Iberoamericana de 2010, año del bicentenario en nuestro país.

El ministro Taiana, en su intervención ante sus pares iberoamericanos, reafirmó que Argentina "entiende que los países latinoamericanos podrán alcanzar una mayor cohesión social luego de resolver factores de exclusión como la pobreza, el analfabetismo, la desnutrición y el empleo en negro".

"Estos graves problemas no se resuelven sólo con crecimiento económico, sino que requieren de políticas públicas expresas que conduzcan al desarrollo y a la equidad, a través de una mejor distribución del ingreso y de la disminución de la brecha social", analizó el canciller.

Evaluó que "estas políticas a las que adherimos desde nuestro gobierno, como la promoción del trabajo decente, la mejora en la situación de los migrantes, la promoción de las PYMES, la promoción de las exportaciones y la vigencia de los derechos humanos en todas sus dimensiones se encuentran en la agenda internacional y, en especial para nosotros, forman parte de la agenda consensuada en el MERCOSUR".

La reunión de ministros fue coordinada por el anfitrión chileno, el canciller Alejandro Foxley, y los ministros aprobaron la agenda del encuentro, avanzarán en el contenido de la Declaración de Santiago y los documentos adjuntos.

La actividad oficial de la Cumbre había comenzado el martes con la Reunión de los Coordinadores Nacionales, quienes trabajaron sobre el texto de la Declaración de Santiago y el Programa de Acción, revisado hoy por los Cancilleres y que será aprobado por los presidentes, en las deliberaciones de mañana y el sábado.

El canciller Foxley, en su intervención al abrir el plenario, instó a sus pares de iberoamérica a "construir una comunidad de destino", en la que los lazos originales del pasado faciliten la concreción de políticas comunes que favorezcan el desarrollo de la región.

Foxley aseguró que "no hay democracia ni crecimiento económico si no hay un sistema de protección social para los sectores más pobres", en el marco de una Cumbre convocada bajo el lema "Cohesión social y crecimiento económico".

En la capital trasandina ya se encuentran varios mandatarios como el presidente uruguayo Tabaré Vázquez; su par de Andorra, Albert Pintat y el vicepresidente de Cuba, Carlos Lage.

Otro jefe de Estado que ya se encuentra en Santiago es el presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, mientras que cerca de las 15:30 llegarán el presidente Néstor Kirchner y la presidenta electa Cristina Fernández de Kirchner.

A manera de propuesta, Foxley dijo que la región debería comenzar a analizar la cuestión tributaria, debido a la necesidad de contar con más recursos, ya que según algunos estudios internacionales en algunos países "las cargas tributarias están entre 3 y 4 puntos por debajo del nivel que correspondería".

La cuestión tributaria, y la posibilidad de incrementar la presión fiscal fue uno de los temas debatidos ayer durante el tercer Encuentro Empresarial Iberoamericano, impulsado especialmente por los expositores españoles.

Argentina, según algunos de los empresarios nacionales que participaron del encuentro, no estaría dentro de este lote de países, ya que las cargas tributarias de las empresas estaría entre el 25 y 30 por ciento.

En su exposición, Foxley dijo que "el Estado debe ser el sistema vertebral de la protección social".

"Para conformar un sistema de protección social eficiente necesitamos un Estado fuerte y a la vez transparente y ágil", acotó el canciller chileno.

Tomando como eje la situación chilena, Foxley sostuvo que en la región "tenemos que hacer mucho más en materia de seguridad de la población, en especial en los grandes centros urbanos".

El canciller trasandino también remarcó la necesidad de apuntalar el sistema educativo y luchar "contra la discriminación de la mujer en materia de trabajo".
Opiniones (0)
22 de junio de 2018 | 03:16
1
ERROR
22 de junio de 2018 | 03:16
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"