Los secretos del plan de Cobos para sobrevivir en el Congreso

Estar más cerca del Ejecutivo que de los legisladores y ampararse en el poder que puedan darle las provincias durante el arranque de su mandato. Estas serán dos de los pilares de la estrategia del futuro vicepresidente para que no se lo devore la maquinaria política del Senado.

Julio Cobos está armando una estrategia que le permita no sólo sobrevivir a la jungla legislativa que está operando para hacerlo llegar atemorizado al Congreso, sino que buscará ganar poder esquivando a sus opositores y llevando su política fuera del Senado de la Nación.

 

“Si se plantea ponerse cara a cara con los históricos seguramente va a perder. El Congreso tiene sus códigos, y nunca permitieron que un vicepresidente llegara para imponer sus reglas”, afirmó un cobista que forma parte del staff que está diagramando el futuro del gobernador mendocino en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

 

El eje central de plan para desembarcar en la vicepresidencia buscará que Cobos esté más cerca del Poder Ejecutivo que de su cargo natural en el Congreso. Sus operadores son concientes de sus limitaciones: saben que su experiencia legislativa es nula, y que reconocen que la importancia de ser el presidente del Senado es relativa, porque la disputa de poder real está en los bloques, y es allí donde Cobos puede encontrar una fuerte resistencia.

 

“Si dicen que será un muñeco sin poder, entonces por ahí sea conveniente darles el gusto”, sostienen los seguidores del mendocino. Entienden que su líder, más allá de la intención de armar un bloque de radicales K, no está en condiciones de plantarse de igual a igual con históricos del peronismo que no perdonan haber cedido un espacio de privilegio a un gobernador de origen radical. Y que, cada vez que puedan, le harán sentir el peso de no pertenecer.

 

¿Qué buscarán entonces? Abrir el juego hacia las provincias y que Cobos gane espacio y poder en el interior del país. Que tenga presencia e injerencia en temas fundamentales para diferentes puntos del país y que nunca tienen representatividad en la Casa Rosada. No por nada, a la hora de elegir a las personas de confianza que lo acompañarán en su gestión como funcionario nacional, Cobos quiere tenerlos lejos del Congreso y más cerca de la oficina de la Vicepresidencia.

 

Buscarán estar en contactos con los municipios; buscar y gestionar soluciones rápidas para los problemas de vida cotidiana. De esa manera, hará una especie de militancia de base, para adquirir poder desde los estamentos más bajos de la clase política y ganar en popularidad; una materia que, por su forma de ser, puede resultarle sencilla.

 

 

Opiniones (2)
21 de agosto de 2018 | 01:49
3
ERROR
21 de agosto de 2018 | 01:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ése Sr. no es por casualidad nuestro gobernador?. No tiene ningún problemita que resolver? creo , digo , pienso y recuerdo hasta el 10 de diciembre del corriente año ? O estoy ya muy confundida. No , no , no ¡¡ esperen ! ...ya me acuerdo ( sufro de amnesia temporal )........ES NUESTRO GOBERNADOR ESTOICO Y HACIENDO LO QUE SABE HACER: ...................................................¡ qué esperaban que pusiera ¡OBVIO GOBERNAR
    2
  2. En un país más o menos normal, con un vicepresidente electo más o menos normal y con un partido gobernante más o menos normal, en lugar de estar hablando de estrategias de poder, posicionamientos, supervivencia , operaciones y códigos... tal vez nos podríamos estar ocupando del bien común, de la inequidad en el ingreso, del federalismo avasallado, de la moral ultrajada. Realmente estas operaciones y estrategias suenan a obscenidad cuando el ciudadano argentino está tan ausente de las discusiones, no digo como protagonista, al menos como tema.
    1