Perlitas sobre el nuevo escenario político mendocino

Nos esperan veinte días vitales para la definición del nuevo escenario político. El nacimiento del jaquismo, el futuro de la Concertación, el rol del Chueco Mazzón, los cargos para Cobos, el desafío de Fayad, y más, y más y más...

Una especie de introducción

 

Estos días que restan de noviembre serán sin dudas los que marcarán los siguientes cuatro años en el mapa político argentino. Son días febriles, eminentemente políticos. Unos, los que pueden, se dejan llevar por la pasión, pero a sabiendas de que la pasión es un privilegio de los poderosos. Otros, casi todos, miran el tablero político con la mayor frialdad que pueden, como si la frialdad fuese sinónimo de inteligencia, como si pensar mucho asegurara que se darán buenos pasos. Y no es así.

 

Son tiempos de febriles acomodamientos. Es como si, de un lado, un ejército preparar el desembarco del día “D” y, del otro lado, se prepararan los pertrechos para enfrentar un tremendo desembarco. Esto sucede, sobre todo, en Mendoza: el PJ organiza su ataque para ocupar todos los espacios que le resulten posibles; la oposición, ese mosaico malherido de fuerzas distintas, su afana en conseguir espacios calientes para soportar un invierno que, por lo menos, durará cuatro años. Para varios afortunados, el cobijo significará conseguir un puesto en la Nación. Como siempre ocurre, los que peor la pasarán son los soldados: esos funcionarios de segunda y tercera línea que, fieles, quedarán en la calle.

 

Presas

 

Mañana habrá una reunión en Buenos Aires. La intención (urgente, imprescindible) de los reunidos irá en dos sentidos: afirmar a Julio Cobos como titular de la Concertación y afirmar a la Concertación como camino. Los reunidos quieren evitar que se debilite el próximo vicepresidente, porque con su anorexia llegará la de todos los que lo rodean. Además, si no afirman la Concertación, el PJ y la UCR (lo que queda de ella) les irán “choreando” gente y desangrándola de a poco. La gran pregunta: ¿buscamos un sello propio o juntamos fuerzas y vamos a tratar de adueñarnos de la UCR (cuestión posible) y del PJ (cuestión imposible)? Luego de la derrota, los concertadores (sobre todo, los mendocinos) han quedado en extraña posición: ni tocan ni bailan. Esto, en política, equivale a convertirse en presa. Y las presas nacieron para ser devoradas.

 

Home sweet home

 

Los actores de teatro suelen tener personalidad esquizoide; hablamos, especialmente, de los famosos. Siempre que son entrevistados manifiestan estar en “un proceso de transición, un proceso de cambio. De pronto, me di cuenta de que mi vida debía dar un giro”, dicen los actores. Esa gimnasia de la mutación, en estos días, es practicada por los políticos: los que ganaron y los que perdieron. A los ganadores, les crecen colmillos y esperanzas. Los menos favorecidos conocen la depresión y la angustia respecto del futuro.  La transición, el cambio, el giro vital, por suerte para muchos, los ha vuelto a vincular a su familia. Hoy, es refugio común de muchos la familia y lo manifiestan sin empachos ni pruritos. Qué bueno por los niños.

 

Cinco minutos

 

“Mirá, el primer objetivo de Mazzón es debilitar a Cobos. Por eso, Jaque salió a decir que Cobos está debilitado y por eso, Cobos salió a inaugurar obras. El que maneja los hilos, hoy, es Mazzón, por más que en un asado en San Martín, hace unos días, les haya dicho en la sobremesa a los muchachos peronistas: ‘No me llamen más: ahora llámenlo al Celso’. El Chueco busca debilitar a Cobos para que renuncie. Así, cumple su misión de fondo, que es debilitar a los Kirchner. Por eso mismo, está armando un bloque poderoso: Jaque, Gioja, De La Sota, Solá, Das Neves… ¿Vos te creés que va a dejar Mendoza en libertad, después de la plata que ha puesto? ¿Y Villalón, el que maneja el Delivery Mazzón, qué relación tendrá con Mendoza?”. Al fin, el tipo corta. Sus cinco minutos de operador se han cumplido.

 

El poder viene del sur

 

En cada esquina, alguien tiene algo para decir. “¿Cómo repartirá Celso Jaque los cargos entre lafallistas y mazzonistas?”, es otra preguntita que inunda las calles. En estos días, está naciendo la tercera posición: el jaquismo. Raúl Leiva (un discreto y fiel compañero de estudios del gobernador electo) seguramente tendrá un sitio destacado en esta nueva conformación. Del otro lado, saca pecho Omar Félix, intendente concertador de San Rafael. Seguramente, él será quien se ocupe de aglutinar a los Amstutz, Pardal, García, Thomas, Perceval y tantos otros pejotistas a la deriva. Como vemos, el poder viene del sur: Jaque y Félix, un malargüino y un sanrafaelino manejarán los hilos peronistas.

 

Bastión

 

Víctor Fayad tiene por delante muchos intríngulis que resolver. Sin embargo, todos conducen a un solo punto: una buena gestión municipal, algo que él mismo criticó del saliente Eduardo Cicchitti con su lema “Vuelve la gestión”. Veamos: por un lado, debe llevarse bien con Jaque e incluso con Cristina, porque así conseguirá cosas buenas para la Capital. Para hacer una buena gestión, deberá darle tiempo a su querida ciudad, por lo cual, aunque se lo piden, dice que no a hacerse cargo del paquete llamado UCR. El Viti no es de la gente que pase por algún sitio sin dejar huella. Ahora, nuevamente, la Capital será testigo de su impronta y él será el custodio del último bastión que le queda a los radicales ortodoxos.

 

Pescador

Roberto Iglesias trató de digerir la derrota del 28 de octubre viajando al Sur y  aprovechar así una de sus pasiones: la pesca. Entre línea y línea, comenzó a meditar una idea que podría ver la luz en los próximos días y que está dirigida a tratar de depurar al radicalismo mendocino de aquellos que se enrolaron en la Concertación ¿Cómo lo hará? Bien, el diputado nacional está tratando de imponerle a la conducción nacional de la UCR, que en Mendoza es necesario hacer caer todas las afiliaciones partidarias para volver a empadronar a la militancia. Esa reafiliación, obviamente dejaría fuera del partido a los que se fueron con Julio Cobos. La iniciativa es arriesgada, pero con el Mula uno nunca sabe. Esa fue la idea que pescó en el sur mendocino.

 

Tres tramas

 

A ver: pongamos sobre la mesa algunos problemas potencialmente bravos que Celso Jaque enfrentará: las organizaciones sociales que no quieren minería, la organización mental de muchos mendocinos que no quiere negocios, ni fiestas con los sanjuaninos y la promesa de bajar 30% de los delitos en seis meses. Tres tristes tramas tratarán de trabar con trucos el trasfondo gubernamental del Celso.

 

Salvación

 

Julio César Cleto Cobos no debe dormir muy tranquilo si, cada noche, se pone a pensar a quién sube a su balsa en medio del naufragio. ¿A los no radicales como Patricia Gutiérrez, Calleti, Cunietti y apellidos por el estilo o a los radicales Jaliff, Biffi, Mansur, Tieppo y apellidos por el estilo? Un fuerte rumor llegado, por distintas vías, desde Buenos Aires, sería la solución a todos los dramas: le habrían prometido al Julito 120 cargos: 60 en el Congreso y 60 en el Ejecutivo. Si es así, nos salvamos todos, dirá el cobismo.

Opiniones (6)
22 de febrero de 2018 | 04:08
7
ERROR
22 de febrero de 2018 | 04:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. En realidad el juego politico mendocino esta regido por el caos, aun asi tiene su orden, habría que ver el porque del desembarco de Bordón a sus cuarteles de invierno. Seguro que no vendrá solo a tomar vino o helado en la Alameda.
    6
  2. Mazzon es un ejemplo de los saberes informales que habla Foucault, siempre y cuando no me corrija el maestro Padilla, de que en realidad la verdadera politica, en cuento acertada en sus resultadas, se aprende en la universidad de la calle. Yo creo que el chueco podría montar una cátedra de alquimia politica, siempre y cuando quiera rebelar sus secretos, como hizo Maquiavelo con sus cartas al principe. La diferencia con Maquiavelo, es que este en ultima instancia no dejo de ser un teorico pero el chueco usa su propia teoria para alimentar su maquinaria politica o de los que el elija para subir la engrasada pirámide política.
    5
  3. Estan muy buenas las perlitas, especialmente por su grn objetividad e imparcialidad, faltaría agregar perlitas de la excelente gestión de julio Bobos, faltaría de que hablen del gran triunfo del cobismo. Me gusto en especial la parte que ustedes dicen: "Para varios afortunados, el cobijo significará conseguir un puesto en la Nación. Como siempre ocurre, los que peor la pasarán son los soldados: esos funcionarios de segunda y tercera línea que, fieles, quedarán en la calle." Yo me pregunto que van a hacer con MZOL portal armado para ganar las elecciones, ahora que las perdieron.
    4
  4. Son muy buenas y jugosas . ¡ eepa ! ahora viene el "Jaquismo" ? ¡ qué manera de tener movimientos políticos! Tengo la sensación de volver a escuchar el cuento de los 3 chanchitos , mi duda: cuando venga el lobo feroz ¿ quién tendrá la casita de ladrillo ? El lobito sopló, sopló y sopló y se llevó la casita del chanchito cobito ¿ qué pasrá con jaquito ?
    3
  5. me gusta abrir el diario y encontrarme las perlas mdz. son uan marca de distinciòn del diario y hacen que se diferencien. igual, no se duerman en los laureles
    2
  6. Me encantan las perlitas, siempre las busco para actualizarme y enterarme de algunas cosillas
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve