Se viene la disputa en Seguridad, la más fuerte de la transición

El jueves se verán las caras el ministro Alfredo Cornejo y Daniel Cassia, el  dirigente del PJ que más ha criticado a la gestión actual.  Desde el cobismo quieren dejar en claro que las cifras delictivas bajaron en los últimos meses. El Justicialismo quiere auditar los gastos oficiales en el combate contra el crímen.

Gastos reservados, gastos de combustibles y gastos en armamento; cantidad de personal uniformado, civiles y contratados; situación del sistema de comunicaciones Tetra. Estos serán los temas más importantes que tendrán en cuenta los emisarios de Celos Jaque a la hora de interpelar a los funcionarios del Ministerio de Seguridad que conduce Alfredo Cornejo. Como se trata del área más delicada y más cuestionada del gobierno, el mandatario electo quiere que sus hombres se pongan al tanto de cada uno de los detalles relacionados con el funcionamiento policial.

Las caras visibles del encuentro serán el legislador justicialista Daniel Cassia y el ministro e intendente electo de Godoy Cruz, Alfredo Cornejo. Son dos personajes ideológicamente opuestos y cuya simpatía mutua sólo se manifestará frente a las cámaras y por una cuestión de imagen y protocolo. En condiciones normales, ninguno invitaría al otro a compartir un equipo de trabajo; salvo, claro, por la necesidad de llevar a cabo una transición armoniosa, donde cada uno defenderá opinión sobre el tema seguridad y dará la cara por sus jefes partidarios.

Cornejo buscará instalar una sola idea: las estadísticas delictivas bajaron considerablemente a lo largo de 2007, sobre todo en la etapa que lo tuvo a cargo del control policial. Con esos números, le pondrá una vara aún más alta a la promesa electoral de Celso Jaque, quien se animó a prometer una reducción del delito de un 30%.

Sin embargo, entre sus allegados, el malargüino aseguró que durante sus caminatas por la provincia antes de las elecciones, la gente le decía que si bajaba sólo un 5%  también se lo iban a agradecer. De algún modo, fue abrir un paraguas ante la posibilidad cierta de que los números no le respondan. “Aunque si maneja las estadísticas con el mismo sistema que el Indec, es posible que directamente haga desaparecer los robos”, dispararon con sarcasmo algunos cobistas que están armando los bolsos para dejar sus puestos en diciembre.

Cassia, por su parte, parece haber bajado el perfil alto que mantuvo mientras fue el referente opositor en cuestiones de seguridad. Está más cauto y quiere aprovechar la reunión para demostrarle a Jaque que puede instalarse en ese ministerio, para así sacar ventaja en la competencia de nombres que suenan para hacerse cargo de la tropa.
Opiniones (4)
21 de junio de 2018 | 07:46
5
ERROR
21 de junio de 2018 | 07:46
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. así que Cassia es facho? y que el periodista hace operaciones a favor de él? No lo voy a defender al pelado simplemente porque es indefendible, pero los comentarios anteriores son de típicos zurditos que se llenan la boca (y los bolsillos, como algunos abogados) hablando de derechos humanos, pero sólo para los delincuentes. La nota no me pareció tendenciosa ni mucho menos, cómo si lo fueron los comentarios de Mario y Rolo.
    4
  2. Coincido con que Cassi es facho, pero en la nota dicen que ahora se hace el santo y el buenito porque le quiere chupar las medias a Jaque y porque le tiene miedo a Cornejo.
    3
  3. che Jorge Hirschbrand deja de operar para CASSIA o sos tan facho como él
    2
  4. Se repartieron unos volantes de cassia que decian "una carcel no es un hotel". Me imagino, para vos una carcel tiene que ser un campo de concentración, Facho.
    1