Macri suma a los cartoneros a su plan de higiene

Será a partir de la creación de más sitios de acopio de residuos. “Vamos a adecuar los centros verdes que ya están y vamos a crear otros cinco para incluir a los recuperadores urbanos", afirmaron sus voceros. Así, diluyeron la idea de desplazarlos como había amenazado el jefe de gobierno electo.

La política de higiene urbana del próximo gobierno porteño incluirá a los cartoneros, a partir de la creación de más centros de clasificación de residuos, aseguraron fuentes cercanas al jefe de gobierno electo de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri.

Los voceros adelantaron a Télam que los recuperadores urbanos estarán incluidos "bajo el paraguas" de los denominados Centros Verdes. Para ello, se buscará incrementar a nueve estos centros de clasificación y acopio en Capital Federal, donde actualmente hay cuatro, gestionados en forma conjunta por cooperativas de cartoneros y empresas de higiene.

Los centros verdes reciben los residuos secos que producen los grandes generadores de desechos, como supermercados, oficinas y "shoppings", y también lo que es posible reciclar de la basura de domicilios particulares.

De esta manera, Macri decidió incorporar a los cartoneros en su plan de higiene en lugar de desplazarlos de la Ciudad, como había amenazado en 2002, durante la crisis económica y social, al inicio de su carrera política.

Entonces, el ahora jefe de Gobierno porteño electo afirmaba que iba a "sacar de la calle" a los cartoneros e incluso amenazó con "meterlos presos porque se roban la basura", pero ahora sus equipos piensan incorporar en sus planes a los recuperadores urbanos.

"Vamos a adecuar los centros verdes que ya están y vamos a crear cinco más para incluir a los recuperadores urbanos en estos centros de clasificación", afirmó una fuente del macrismo que estará dentro del área de medio ambiente del futuro gabinete.

Así, los desechos secos -plástico, papel, cartones, vidrios y aluminios-serán recolectados por los cartoneros, quienes trasladarán el material a los centros de acopio para su posterior reinserción en la industria.

Por otra parte, entre los ejes en materia de política de higiene urbana que prevén encarar desde la nueva gestión porteña figura, además, la colocación de unos 30.000 contenedores diferenciados en la recolección de residuos secos y húmedos en la Ciudad durante el 2008.

"Queremos ser la administración de la separación de residuos en origen", expresó uno de los especialistas en higiene que asesoran a Macri.

Para ello, planean un programa a cuatro años que dispone la creación de una Dirección General de Inspección de Higiene Urbana, destinada a garantizar el cumplimiento de la separación de residuos en origen.

En ese marco, la futura administración prevé un sistema de multas a las grandes empresas generadoras de residuos que no se ajusten al plan.
 
Opiniones (0)
17 de agosto de 2018 | 01:01
1
ERROR
17 de agosto de 2018 | 01:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"