El ARI debate mientras Carrió intenta sumar a radicales históricos, como Víctor Fayad

La política aliancista de Elisa Carrió es criticada por el ARI. Sin embargo, avanzan los contactos de la líder del espacio con dirigentes históricos de la UCR para incorporarlos a la Coalición Cívica. Entre ellos está Víctor Fayad, quien acaba de ser electo intendente de la Capital mendocina. El "Viti" ya tenía un acuerdo con "Lilita", que se plasmó en las elecciones.

La disputa dentro del ARI por la política aliancista de Elisa Carrió, que amenaza con diluir al partido en la Coalición Cívica, se intensificó hoy, mientras avanzan los contactos de la líder del espacio con dirigentes históricos de la UCR para incorporarlos al frente multipartidario.

Los contactos con los radicales fueron encarados a través de Carrió, Enrique Olivera y Margarita Stolbizer y entre los primeros consultados se encuentra Ricardo Gil Lavedra, que integró las listas electorales del lavagnismo por la Capital Federal.

Pero también se encuentran en esa nómina de "radicales amigos" el cordobés Mario Negri -definido como el artífice de la victoria de Roberto Lavagna en esa provincia- y Víctor Fayad, que acaba de ganar la intendencia de la Capital mendocina.

El "Viti" ya tuvo un claro acercamiento con "Lilita". Antes de las elecciones, y pese a las críticas del candidato de la UCR a la gobernación, Roberto Iglesias, Fayad acordó para que su candidatura también figurara en la boleta de la Coalición Cívica.

La Coalición Cívica tiene 35 legisladores que podrían incrementarse si algunos radicales comienzan a saltar la tranquera.

"El riesgo es que se pierda el sentido o el rumbo por el cual constituimos el ARI", indicó por su parte el jefe del bloque de diputados aristas, Eduardo Macaluse, y sintetizó la preocupación de varios legisladores y dirigentes que acompañan a Carrió desde hace varios años.

Entre ellos se cuentan los diputados Carlos Raimundi, Emilio García Méndez, Marta Maffei y María América González, quien hace varios meses planteó públicamente su desconcierto por la incorporación de Patricia Bullrich a la Coalición Cívica y se acercó a Claudio Lozano (CTA).

Estos legisladores, que reconocen a Macaluse como jefe del bloque, no quieren que se conforme un bloque de la Coalición Cívica en el Parlamento sino que tome la forma de un interbloque, para poder mantener las individualidades partidarias.

El planteo de los aristas rebeldes no es el único, porque el Partido Socialista tampoco está de acuerdo en conformar un bloque denominado "Coalición Cívica", porque ellos quieren tener bancada propia y desde allí confluir con otras fuerzas.

Pero la postura de los aristas "disidentes" incluye concepciones de fondo que tienen que ver con la forma de construcción de Carrió y que se expresan claramente en la disconformidad con la inclusión de dirigentes de centroderecha en el armado realizado en todo el país.

Parte de esas visiones contrapuestas se expresaron cuando Carrió se acercó a Ricardo López Murphy antes de terminar conformando una fórmula, algunos días después, con el socialista Rubén Giustiniani.

"En realidad nosotros coincidimos en que la fuerza debe ser ampliada, es bueno que haya ingresos, lo que nosotros queremos es conversar y dialogar para saber qué características tienen que tener los ingresos", explicó Macaluse.

En declaraciones a radio América, Macaluse indicó que este proceso se debe llevar a cabo de manera "democrática adentro de la fuerza".

Los máximos representantes del ARI mendocino piensan algo similar. Incluso se quejaron porque Carrió impulsó unilateralmente a Luis Leiva como candidato a gobernador y a Gustavo Gutiérrez como diputado nacional por la Coalición Cívica, sin tener en cuenta la opinión de los aristas locales.

Con mayor dureza, la diputada González denunció que en la Coalición Cívica intentan sumarlos "ofreciendo puestos, en la peor práctica de corrupción que siempre tratamos de combatir".

En declaraciones a radio América, la legisladora sostuvo que el plan económico de Alfonso Prat Gay y aquel que se anunció durante la creación del ARI "no tienen nada que ver, tiene que bajar Jesucristo para decir en qué se parecen".

"Yo no me puedo mezclar con una persona de la Coalición como es Patricia Bullrich, que fue ministra de Trabajo de la Alianza y descontó el 13 por ciento a todos los trabajadores y jubilados", enfatizó González.
Opiniones (0)
14 de agosto de 2018 | 08:00
1
ERROR
14 de agosto de 2018 | 08:00
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"