El gobierno ya gastó más de 8 millones de dólares en arreglos del Tango 01

A juzgar por los problemas de las últimas semanas, la suerte no ha estado de la mano del presidente Kirchner ni del avión presidencial.
La máquina sufrió roturas que hicieron peligrar la seguridad en el misma.
Además en el 2004 hubo una denuncia 
por pagos de sobreprecios en los suministros.Mirá las imágenes de uno de los aterrizajes forzosos.

Uno de los temas de la semana ha girado en torno al avión presidencial. Mucho se ha gastado en él, pero lo invertido no es suficiente. Según ha informado el diario La Nación, a los ocho millones ya utilizados, restan otros 5 para poder poner a punto la nave.

El Tango 01, un Boeing 757 que por decisión de Kirchner es comandado por su piloto personal, Sergio Velásquez, ha tenido problemas una y otra vez desde octubre de 2004, cuando tuvo que aterrizar de emergencia en el aeropuerto militar de Palomar por una falla en el revestimiento de una turbina. En más de una oportunidad, para cumplir con su agenda internacional el Presidente tuvo que cubrir la ausencia por reparación del Tango 01 con el alquiler de aviones de Aerolíneas Argentinas.

En los primeros meses de 2004 hubo una denuncia de la Secretaría General de la Presidencia por pagos de sobreprecios en los suministros. Además, se habían salteado períodos obligatorios de inspección. Justo en ese momento el Gobierno estudiaba ofertas de empresas dispuestas a hacer ese trabajo.

El 26 de octubre de 2004 se analizaron las propuestas. Según informó la Jefatura de Gabinete, el precio ofertado por Iberia no pareció conveniente; la empresa Pemco fue descartada por falta de documentación; Comercial Jet quedó a un lado por no contar con garantías y no haber cotizado todos los rubros solicitados; tampoco fue favorable el precio tasado por Associated Air Cebter. La compulsa fue ganada por la empresa israelí IAI Bedek Aviation Group, con un pago desde el Estado de 1.350.045 dólares.

Pero eso se trató de la inspección necesaria de la cabina. Para las turbinas de Rolls Royce se hizo otra licitación, que fue ganada por la empresa Taesl, una joint venture de la compañía fabricante de las turbinas y American Airlines, por 5.484.706 dólares.

A eso se debe sumar el costo del traslado de las turbinas en reparación hacia los talleres de Dallas mediante un vuelo de LADE y el alquiler de turbinas a Iberia para que el Tango 01 sea reparado en Israel. Por todo ello, se estima que el Estado habría gastado otro millón de dólares. 

El presidente Kirchner conoció las bondades del 747/200 arrendado a Aerolíneas Argentinas para asistir a la Cumbre Iberoamericana en Costa Rica. Ya no dejaría ese acuerdo en los futuros viajes de larga distancia. Estaba fresco en el recuerdo oficial el incómodo viaje a China con múltiples paradas; el plus de descanso que otorgó el 747 comenzó a ser bien visto pese al elevado costo de cada periplo.

Aquellos que conocen el Tango 01 comentan que el avión funcionaba muy bien antes del incidente del domingo último, que era seguro y confiable pese a no usarse el tanque adicional de combustible.

El Presidente lo usa para cabotaje. En los viajes internacionales, el Tango 01 tiene competidores y va perdiendo. Fue convertido en uno de los símbolos del menemismo. El Tango 01 no pudo quitarse esa adhesiva identificación de nacimiento, y de emblema del lujo fue degradado a avión de cabotaje. Conserva la matrícula de principal transporte presidencial, pero comparte hace un tiempo con plebeyos aviones de línea el privilegio y la responsabilidad de llevar al mandatario.

Con escalas

Quienes conocen bien su funcionamiento indican que antes del último problema estaba apto para volar a Europa o a los Estados Unidos. Sólo que para ese salto deben hacerse escalas de reabastecimiento.

El presidente Néstor Kirchner eligió llegar a esos destinos sin paradas intermedias. Para eso, el Tango 01, el de la cama y el sillón, no sirve. La empresa Boeing no mantiene la homologación sobre un tanque de combustible suplementario de la nave 757. Eso restó autonomía de vuelo, pero ni siquiera con pleno funcionamiento hubiese llegado a Europa sin escalas.

El quite de la certificación de un componente no es nuevo: arrastra años por no haberse hecho la revisión del sistema en los plazos indicados, que en cuestiones aeronáuticas no pueden ser salteados.

No se hizo y no hay expectativas de que se realice ahora, justamente por el hecho de que tampoco aportaría el impulso que se requiere para el salto intercontinental. Y eso es lo que hoy se quiere.

Kirchner voló varias veces a Europa y los Estados Unidos en el Tango 01 con paradas respectivas en Canarias, Fortaleza o Manaos. Las fuentes que saben del tema manifiestan que el avión podría hacer esos viajes nuevamente en las mismas condiciones después de las reparaciones.

Pero hubo un cambio, que parecería no tener tanto que ver con temas técnicos de esa aeronave. En octubre de 2004 se produjo una falla importante en una turbina con el Presidente a bordo. Seis meses estuvo el Tango 01 en reparación. Y los vacíos se llenan siempre. Apareció Aerolíneas Argentinas con un préstamo de gentileza del moderno 747/200. Desde entonces se alquiló esa aeronave, con un costo estimado para un viaje a Nueva York de 460.000 dólares.

Lula da Silva y Hugo Chávez adquirieron poderosos Airbus para hacer sus viajes presidenciales; a su lado, el Tango 01 queda como un pariente viejo y pobre.

Fuente: Diario La Nación

Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 06:52
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 06:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"