Carlos "Chacho" Alvarez, posible ministro de Cristina

El ex vicepresidente suena para los ministerios de Educación y Trabajo. Seguirían Alberto Fernández en la Jefatura de Gabinete, Taiana en la Cancillería y Peirano en Economía. Héctor Timerman, el cónsul en Nueva York, iría a la Embajada en Estados Unidos en lugar de José Octavio Bordón.

El nombre de Carlos "Chacho" Alvarez se filtró en las últimas horas en la lista de dirigentes que está siendo analizada por la presidenta electa Cristina Kirchner para renovar el Gabinete de ministros una vez que asuma el poder, el próximo 10 de diciembre.

Emisarios de "Chacho" Alvarez -cuyo nombre suena para los ministerios de Educación y Trabajo- estuvieron en la Casa Rosada la semana que pasó, aunque no trascendieron detalles de las charlas que mantuvieron con importantes funcionarios.

El ex vicepresidente gozó siempre de una muy buena consideración de Cristina, quien alentó en su momento al presidente Néstor Kirchner a "rescatarlo" para la función política tras el fracaso de la Alianza, de la cual "Chacho" Alvarez fue socio fundador en la década del '90.

Pero el nombre de "Chacho" Alvarez no es el único que maneja Cristina Kirchner, quien este lunes regresará a Buenos Aires junto al jefe de Estado luego de haber pasado cinco días -mezclando el descanso y el análisis político- en la residencia que el matrimonio posee en la localidad santacruceña de El Calafate.

Más allá de las "sorpresas", el rompecabezas del nuevo Gabinete se armará con la preservación de algunos puestos, considerados esenciales para garantizar la continuidad de la actual gestión tras el aval popular otorgado en las urnas.

Entre ellos, se menciona la permanencia de Alberto Fernández al frente de la Jefatura de Gabinete, de Jorge Taiana en la Cancillería, de Miguel Peirano en Economía y de Carlos Zannini en la Secretaría de Legal y Técnica.

Para Educación, además del nombre de Alvarez, se menciona la posible continuidad de la "línea Filmus", por lo que el cargo podría quedar para Alberto Sileoni o para el actual viceministro, Juan Carlos Tedesco.

El nombre de Álvarez tampoco es descartado para el Ministerio de Trabajo, aunque para esa cartera también son mencionados con insistencia Aníbal Fernández y el actual superintendente de Seguros de Salud, Hécor Capacciolli, un hombre de Alberto Fernández.

El ministro saliente, Carlos Tomada, podría ir como representante argentino ante la Organización Internacional de Trabajo (OIT) en Ginebra, en caso de que no asuma la banca que ganó en la Cámara de Diputados.

Otra de las carteras clave para la próxima gestión será la de Interior, para la cual se barajan varios nombres: el gobernador jujeño, Eduardo Fellner, con quien mantienen una deuda por su renuncia obligada a la reelección; el bonaerense Florencio Randazzo; y el propio Aníbal Fernández.

De todos modos, las chances de Randazzo dependen de la suerte del gobernado bonaerense y diputado electo, Felipe Solá: si finalmente consigue la Presidencia de la Cámara baja, es difícil que su ministro de Gobierno sea designado al frente de la cartera política nacional.

Mientras crecen las versiones que indican que finalmente Ginés González García no asumiría su banca en la Legislatura porteña -su lugar lo ocupará Juan Cabandié, hijo de desaparecidos-, aumentan las chances de que continúe al mando del Ministerio de Salud.

Otra posibilidad es que a Salud vaya Donato Spaccavento, actual director del Hospital Argerich y quien fuera ministro de Salud porteño y acompañara a Pablo Lanusse en la intervención de Santiago del Estero.

Mientras la conformación del Ministerio de Defensa sigue siendo una incógnita, es seguro que la hermana del presidente, Alicia Kirchner, continuará como ministra de Desarrollo Social y que el cónsul en Nueva York, Héctor Timerman, desembarque en la Embajada en Estados Unidos en lugar de José Octavio Bordón.

En tanto, cobra fuerza la posibilidad de que el actual embajador en España, Carlos Bettini, sea designado secretario general de la Presidencia, teniendo en cuenta que en la Casa Rosada lo consideran como un funcionario que posee "las llaves de Europa".

De igual forma, Bettini también es mencionado para ocupar el Ministerio de Justicia en lugar de Alberto Iribarne, quien pasaría al frente de la Procuración General de la Ciudad de Buenos Aires.

Otro de los puntos centrales del análisis para la conformación del nuevo Gabinete es el futuro de Julio De Vido, quien podría seguir hasta marzo a la cabeza de la estratégica cartera de Planificación Federal, cuando sería reemplazado por el actual titular de Obras Públicas, José López.

De esta estructura, quienes se irán con seguridad son el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, y el secretario de Transporte, Ricardo Jaime, ambos muy cuestionados por su actuación en los últimos tiempos.
Opiniones (1)
20 de agosto de 2018 | 13:51
2
ERROR
20 de agosto de 2018 | 13:51
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Dijo en un videochat para terra en noviembre del 2002: "No estoy legitimado para representar una opción y no me siento representado por ninguna. Si alguna vez hay una opción que me represente y pudiera aportar sin aspiración a ningún cargo, lo haría"(http://www.terra.com.ar/canales/politica/57/57106.html) En noviembre de 2005 el presidente Néstor Kirchner lo propuso para la Secretaría del Mercosur en reemplazo del saliente Eduardo Duhalde. Los otros tres países miembro del bloque aceptaron su designación, y fue oficialmente confirmado el 9 de diciembre del mismo año, junto con la incorporación de Venezuela.
    1