El Senado reabre sus puertas con la ley de Bosques como prioridad

Luego del receso que produjo las elecciones nacionales, el Senado comienza a sesionar nuevamente este miércoles. Allí habrá prioridades establecidas, una de ellas será la ley de Bosques que ya cuenta con el aval de Diputados. A la iniciativa, se le sumarán las leyes económicas y laborales, que para antes de fin de año serán tratadas.

La Cámara de Senadores retomará esta semana su actividad, luego de la campaña electoral, con el debate del proyecto de Protección de los Bosques Nativos, que junto a las leyes económicas y laborales serán los principales temas que serán sancionados antes de fin de año.

La tarea del Senado estuvo reducida por las elecciones que se realizaron en la mayoría de las provincias y a los comicios nacionales del domingo 28 que consagraron a candidata presidencial del Frente para la Victoria, la senadora Cristina Fernández de Kirchner.

Ahora, el cuerpo parlamentario retomará su labor desde esta semana, cuando se convoque a sesión para discutir la ratificación de varios decretos de necesidad y urgencia y la Ley de Protección de Bosques Nativos.

Esta última iniciativa fue aprobada por la Cámara de Diputados, donde fue impulsada por el legislador kirchnerista Miguel Bonasso, y desde principios de año permanece en estudio en cinco comisiones del Senado.

Desde hace quince días el gobierno nacional, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, anunció que la cámara alta discutiría el proyecto durante la próxima sesión que se celebrase.

Sin embargo, fuentes del bloque kirchnerista indicaron que aún no está definido si el expediente será aprobado con una modificación que incorporará algún tipo de compensación económica para las provincias que cumplan con la protección de los bosques nativos o si esa cláusula será tratada por separado en otro proyecto de ley.

Si se decidiera por la primera opción, la iniciativa regresaría a Diputados. En el caso de optar por la segunda, se convertiría inmediatamente en ley.

También se aguarda la reunión de varias comisiones, como de Defensa Nacional que debe dictaminar sobre el pedido de autorización para la salida y el ingreso de tropas para cumplir con la agenda de ejercicios militares anuales con otros estados.

Además, el gobierno quiere tener aprobada antes de fin de año el presupuesto nacional, aunque para ello primero deberán aguardar que el Diputados sancione las dos inicitivas.

También el Senado espera que se sancione el proyecto que propone cambios al Impuesto a los Bienes Personales elevando a 300 mil pesos el monto del patrimonio individual a partir del cual debe pagarse el tributo.

Ambas iniciativas serán discutidas en el Senado una vez que se haya renovado la Cámara después del diez de diciembre.

Para esa fecha el oficialismo contará con una mayoría contundente que le permitiría aprobar esas iniciativas, así como algunas reformas a la Ley de Contrato de Trabajo, de manera simple.

Las elecciones nacionales del domingo le otorgaron al kirchnerismo en la cámara alta tantos legisladores que no sólo no necesitará de la oposición para obtener quórum, sino que estará bordeando los dos tercios que le permitiría aprobar leyes especiales.

Por los próximos dos años, al menos, el Frente para la Victoria contará con 42 senadores propios.

A ellos se les sumarán otros cinco integrados por aliados de algunos partidos provinciales; además de tres radicales concertadores (dos de Santiago del Estero y uno de Río Negro) que, según fuentes kirchneristas, conformarán un bloque autónomo pero coordinado con el oficialismo.
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 17:59
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 17:59
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"