Comunas en rojo: aseguran que con los fondos actuales se llega a octubre

Reducción de los gastos y la no renovación de contratos de servicio, son algunos de los ajustes que efectúan las comunas del Gran Mendoza. Aseguran que las números les permiten estabilidad por 60 días, pero hay preocupación por lo que sucederá después. La situación de Guaymallén, Godoy Cruz y Capital, que analizaría endeudarse, es espejo de los otros municipios.

Las perpectivas de los municipios no son las mejores, al igual que las de la provincia. De acuerdo a lo señalado desde distintas comunas, "los fondos actuales alcanzan para los próximos dos meses", pero las cuentas comenzarían a colapsar en octubre.

Es que la baja en la recaudación de tasas municipales y la disminución y el atraso en la llegada de los fondos de coparticipación definen un panorama poco alentador, que llevó a intendentes del Gran Mendoza a ajustar gastos corrientes, tal como lo hará la provincia.

Aunque en otros casos, como en el de Capital, ya comienza a analizar endeudarse para hacer frente a los compromisos asumidos al inicio de la gestión.

Pero a esta situación de escasos recursos debe agregársele un condimento menos alentador aún: la incertidumbre. Es que en la situación actual, marcada por la crisis económica internacional y la retracción generada por la Gripe A hacen difícil poder prever con certeza qué pasará, tanto con la recaudación como con la coparticipación.

Por ahora solo hay una cosa cierta: la obra pública pautada no se verá comprometida ya que están garantizados los fondos para ello, que en muchos casos corresponden a programas específicos y en otros el dinero viene del Fondo Federal Solidario, formado por las retenciones a la soja. Por más que a muchos intendentes, al igual que al gobernador, les gustaría desviar esas partidas para gastos corrientes, por el momento no es posible.

El caso de Guaymallén, el departamento más populoso de la provincia, es crítico. "Por ahora tiramos, pero si la recaudación sigue bajando en los próximos 60 días las cosas se van a complicar", admitió el intendente Alejandro Abraham.

Es que según señala el hombre de Guaymallén, la recaudación bajó alrededor del 50% en los últimos meses. "Pasamos de recaudar cerca de 70.000 pesos diarios durante los primeros meses del año a recaudar entre 30.000 y 40.000 pesos por día en los últimos meses", aclaró el intendente.

Pero esto no es todo, Abraham advierte que los fondos que recibe su comuna por la coparticipación bajaron significativamente: "En julio recibimos unos $300.000 menos". Pero si esto se repite en los meses venideros, las cuentas realmente ahogarían a este municipio, de acuerdo al panorama brindado por su intendente, y la situación se agravaría aún más si se tiene en cuenta "que en los últimos meses del año tiende a caer la recaudación".

Además, "tenemos que hacer frente a la suba de costos, nosotros tenemos que pagar más de luz, más de gas y más de agua. Imagínese que si en un hogar se siente el incremento, en una municipalidad mucho más", destacó Abraham.

Esta situación de merma en los recursos y aumento en los gastos llevó a que el municipio pusiera en ejecución un plan de ahorro, para reducir gastos prescindibles, tal cual lo hizo la provincia.

Entre los recortes que aplicará Guaymallén se destaca la reducción de los gastos protocolares, la restricción en el uso de la telefonía en la municipalidad y la no renovación de algunos contratos de locación de servicio, aunque sí de aquellos que los directores de áreas soliciten que continúen. También se racionalizará el uso de los servicios tales como luz y gas y el gasto de combustibles.

Además, la comuna estudia reducir las horas extras entre un 20 y un 25%, lo que le permitiría un ahorro de entre 100.000 y 120.000 pesos mensuales.

"De alguna forma tenemos que suplir los 500.000 pesos mensuales menos de recaudación y coparticipación que estamos teniendo", explicó Abraham.

Y justamente encaminado a esto está la decisión de "achicar" la próxima edición del Festival del Camote, que pasará de durar tres días a tan sólo uno y a que sólo participen artistas locales. En tanto, la Fiesta de las Colectividades podría no realizarse.

Por su parte, la comuna de Capital sufrió durante junio y julio una baja del 20% en las tasas que se les cobra a los comercios como así también la caída en los ingresos por coparticipación, de acuerdo a lo señalado por el secretario de Hacienda, Alejandro Gallego.

"Por coparticipación vamos a estar recibiendo unos 5 millones de pesos menos en el año y por recaudación municipal unos 3 millones de pesos", señaló Gallego.

En el caso de Capital, el intendente Víctor Fayad entiende que la obra pública no debe postergarse ni reducirse. "En épocas de crisis hay que invertir en obra pública, queremos generar una ciudad más dinámica, que siga siendo la sede administrativa de la provincia", explicó Gallego.

Por eso es que Capital recurrirá a la provincia para lograr un préstamos que le permita mantener la pauta de $40 millones para obra pública durante este año.

Sin embargo, hará algunos recortes que tienen que ver con reducir las obras de infraestructura previstas para el interior del edificio municipal y el cambio de radios por teléfonos celulares, que se viene aplicado desde hace cuatro meses.

En cuanto al personal, Gallego descartó que vayan a producirse despidos y señaló que desde el comienzo de la gestión no se cubrieron las jubilaciones ni se renovaron contraros prescindibles.

Por el lado de Godoy Cruz, las cuentas también ahogan, aunque aseguran que "no estamos tan mal como otros municipios".

Según Martín Kerchner, secretario de Hacienda del municipio de Alfredo Cornejo, "desde que comenzamos la gestión no hicimos incrementos de personal, es más tenemos 150 personas menos porque no se han renovado algunos contratos ni se cubrieron las jubilaciones".

En cuanto a los ajustes, Kerchner señaló que se vienen produciendo desde enero de este año "porque éramos conscientes de que no se iba a cumplir la pauta del 17% del crecimiento estipulada por el Gobierno Provincial". "Nosotros previmos un 10%, pero tampoco se cumplió".

"Desde hace tiempo nosotros le venimos diciendo a Jaque que los municipios no son sustentables, dos tercios de nuestro presupuesto son los fondos de lacoparticipación", señaló el titular de Hacienda de Godoy Cruz.

Además, señaló que a esta altura del año la provincia debería haber enviado el 55% de los 800 millones de pesos que pautó, pero sólo envió el 46%. "Nosotros estamos recibiendo $700.000 mensuales menos de los que deberíamos recibir por coparticipación", agregó.

En cuanto al ajuste de gastos, Kercher señaló que "ningún funcionario viaja en avión" desde comienzos de año y que la incorporación de GPS a los vehículos oficiales permitió el ahorro de combustibles, ya que se tiene un control de los recorridos que realizan.

También se redujeron los subsidios a eventos culturales y deportivos y se frenó la compra de bienes de capital. En cuanto a los empleados municipales descartó por completo que vaya a haber despidos o reducción de salarios, como sucede en Santa Rosa.

Opiniones (1)
21 de junio de 2018 | 12:08
2
ERROR
21 de junio de 2018 | 12:08
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. por unos meses y van aver como les dan los números. Capital y Guaymallén parecen administradas por niños de 5 años.....
    1