Para la oposición uruguaya, la suspensión del funcionamiento de Botnia fue un "mamarracho"

El conservador Jorge Larrañaga dijo que el gobierno "insiste en mostrarse como amateur". Y habló de "improvisación" en torno a las decisiones de Vázquez.

Los partidos opositores al gobierno de Tabaré Vázquez calificaron este viernes de "papelón" y "mamarracho" lo ocurrido ayer cuando, en medio de la conferencia de prensa en la que se iba a anunciar la habilitación final para el funcionamiento de la planta de Botnia, Uruguay decidió suspender el anunció de la puesta en marcha de la papelera.

El presidente del directorio del Partido Nacional, el conservador Jorge Larrañaga, dijo al diario uruguayo El País que lo de ayer fue un "papelón", producto de la "improvisación" con que -en su opinión- se maneja el gobierno, que "insiste en mostrarse como amateur".

Larrañaga recordó, según informó la agencia ANSA, que el presidente Vázquez se había comprometido con el Partido Nacional a que si la habilitación de Botnia estaba lista antes de las elecciones en Argentina y de la Cumbre Iberoamericana de Santiago de Chile, el gobierno iba a autorizar su puesta en marcha.

El ministro de Medio Ambiente de Uruguay, Mariano Arana, había firmado ayer la autorización ambiental de operaciones, último paso administrativo para que la fábrica comenzara la producción de celulosa.

Para hacer este anuncio, Arana había convocado ayer al mediodía a una conferencia de prensa en Montevideo que, cuando estaba ya por comenzar y ante la mirada atónita de los medios de prensa y ejecutivos de la pastera Botnia, se suspendió abruptamente.

Por su parte, el ex vicepresidente Luis Hierro López (2000-2005), del Partido Colorado (conservador), opinó que tanto en la "forma como en el fondo, el acto del gobierno ha sido un mamarracho".

Justificó su opinión "en la forma, porque horas antes habían anunciado que Botnia estaba habilitada, y en el fondo porque Uruguay concede y no se anima a reclamar nada a cambio".

Hierro calificó la actitud del gobierno de "muy débil, improvisada e inconveniente" y agregó que "el estado uruguayo deja una imagen de inseguridad jurídica dando señales políticas en los temas ambientales".

Para el senador Isaac Alfie, también del Partido Colorado, la decisión fue un "error" de Vázquez y criticó la forma en que se tomó, por una "evidente improvisación".

Alfie declaró al diario El Observador que la Cancillería debió haber "chequeado la situación antes" para "prevenir" las reacciones y no caer en el error de hacerlo "tarde y mal".

El presidente del Partido Independiente, de centro, Pablo Mieres, declaró al diario uruguayo El País que fue un "grave error" del gobierno haber generado la expectativa de que Botnia sería habilitada.
Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 02:29
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 02:29
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"