Cristina y Kirchner descansan en El Calafate, pensando en el futuro Gobierno

El matrimonio presidencial llegó este miércoles por la noche a la ciudad patagónica, con la sola compañía de sus hijos, Máximo y Florencia. En las próximas horas se sumarían el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, y el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini. Ellos definirán los nombres que darán el nuevo perfil al Ejecutivo nacional.

En medio de un total hermetismo, el presidente Néstor Kirchner y su esposa y sucesora electa Cristina Fernández permanecieron hoy en su residencia de El Calafate, donde se instalaron en tren de descanso pero también en la búsqueda de dar los toques finales a la conformación del próximo Gobierno.

El matrimonio presidencial llegó este miércoles por la noche a la ciudad patagónica y desde entonces no se registraron movimientos, entradas o salidas en la residencia.

Quedaron truncas así las habituales visitas de la primera dama a los bazares y mueblerías de la ciudad santacruceña, afectada por estos días por fuertes temporales de viento.

Si bien Kirchner y Cristina permanecían este jueves con la sola compañía de sus hijos, Máximo y Florencia, no se descarta que en las próximas horas se sume el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, integrante de la "mesa chica" del Gobierno.

A este selecto grupo se uniría también el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, quien completará el círculo en el cual se definirán los nombres que darán el nuevo perfil al Ejecutivo nacional.

La salida de los legisladores electos Carlos Tomada (Trabajo), Daniel Filmus (Educación) y Ginés González García (Salud) dejará abiertas esas vacantes ministeriales que deben ser cubiertas, a la vez que en los pasillos de la Casa Rosada no se deja de mencionar la necesidad de otros cambios.

El rompecabezas del nuevo Gabinete -un tema encriptado que sólo es manejado por los protagonistas de la minicumbre de El Calafate- puede "traer sorpresas", entre ellas los nombres de algunos embajadores y cónsules como Carlos Bettini, Héctor Timerman y Eric Calcagno.

La prioridad de darle un perfil de alto nivel al nuevo Poder Ejecutivo tras el triunfo logrado por el oficialismo en las elecciones presidenciales echa luz sobre varios nombres, aunque sigue existendo cierta incertidumbre entre quiénes se quedan y quiénes se van.

Se menciona la continuidad de Alberto Fernández al frente de la Jefatura de Gabinete, de Jorge Taiana en Cancillería y de Miguel Peirano en Economía, mientras que el superintendente de Servicios de Salud, Héctor Capaccioli, podría reemplazar a Tomada en Trabajo.

El lugar de Filmus en Educación sería ocupado por Juan Carlos Tedesco o Alberto Sileoni, mientras que la vancante que deja González García sería para Juan Carlos Nadalich.

Todavía sigue siendo dudoso el lugar que ocupará en la nueva grilla ministerial Aníbal Fernández y si es que permanecerán en sus cargos Nilda Garré (Defensa) y Julio De Vido (Planificación).

De todas formas, a estos cambios se pueden sumar rotaciones de dirigentes que salen del Gabinete para ocupar otros cargos estratégicos y hasta algunos especulan con "salidas sorpresa" de otros ministros, que podrían estar cuestionados por su actuación en los últimos tiempos.
Opiniones (0)
16 de julio de 2018 | 00:55
1
ERROR
16 de julio de 2018 | 00:55
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"