Más denuncias de irregularidades en los comicios del domingo

De a poco, van apareciendo comentarios sobre supuestas irregularidades en las elecciones presidenciales.

Van pasando los días después de las elecciones y algo raro está sucediendo en la Argentina. Es que las “denuncias” de fraude están empezando a aparecer por cuanta charla de café existe y también hay documentos de cómo esto sucedió.

Antes del domingo
En edición del sábado 22 de setiembre, el diario Página/12 publicó una entrevista al fiscal federal con competencia electoral de la Capital Federal, Jorge Di Lello, quien aseguró que “es difícil hacer fraude”.
Dice parte de la entrevista:

– ¿Es posible realizar fraude en las elecciones nacionales?

–Depende a qué se llame fraude. Hacer fraude en una mesa es matemáticamente posible. También puede haber eventualmente fraude en algún pueblo chiquito, donde el intendente y alguna otra gente importante vayan de prepo a sacarles el documento a los wichis. Pero que haya un fraude significativo en elecciones presidenciales es muy difícil.

– ¿Por qué es muy difícil?

–El fraude requiere la transferencia ardidosa a otro de una cantidad de votos. Una hipótesis podría ser que se cambiaron votos o se agregaron votos, pero las urnas llegan cerradas a cada mesa, ahí hay que abrirlas, porque los elementos vienen adentro de cada urna, y al momento de la apertura debe haber normalmente una o dos autoridades de mesa; además, los sobres vienen en blanco y después vienen los fiscales. Al cierre del comicio tienen que coincidir los votantes con los votos. Supongamos que la autoridad abrió la urna en un momento que no había fiscales, ¿cómo hace para que los que vienen después a votar no lo hagan para que le cierre el número de votantes? Los sobres también se firman al llegar y la autoridad de mesa tiene obligación de darle certificados a los fiscales, que son copias manuscritas del acta que firman también los propios fiscales.
 
Primera historia
La verdad es que después de esta explicación es difícil pensar en un fraude electoral pero un abogado que vive en la provincia de Buenos Aires, destacó la siguiente historia a MDZ:

“El domingo me tocó votar en una escuela muy humilde que está detrás del country donde vivo, en Pilar. Allí, en la misma mesa donde me tocaba emitir mi sufragio, estaba como presidente mi hijo. Cuando me tocó el momento de entrar al cuarto oscuro, me encontré en que habían sólo dos boletas: la de Cristina de Kirchner y la de Castells. Como ninguna de esas era la que quería votar, salí del cuarto oscuro y le dije al presidente de mesa –que en ningún momento se dio a conocer como mi hijo- y le hice el planteo que faltaban boletas. El le pidió a los fiscales que revisaran la situación y entraron algunos pocos que allí estaban”.

“Cuando pensé que todo estaba solucionado –agregó el letrado- ingresé nuevamente al cuarto oscuro y me di cuenta que no había variado en nada la situación. Seguían estando las mismas boletas. Volví a salir y reclamé que no habían boletas. Entonces, uno de los fiscales me invitó a que entrara en el cuarto oscuro de otra mesa, cosa que hice. En los tres cuartos oscuros siguientes, la situación era la misma y recién en mi cuarto intento encontré boletas. Recién ahí pude seleccionar mi voto, volver a mi mesa originaria y votar”.

“Si bien todo me parecía sorprendente –indicó el entrevistado- más se sorprendí cuando mi hijo volvió a casa después de su trabajo como presidente de mesa y me contó que lo habían ‘apretado’ los fiscales para que mantuviera la situación de la misma manera”.

¿Cuál es la explicación? Los primeros votantes son militantes que ingresan al cuarto oscuro y se llevan todas las boletas de los candidatos rivales. No todos los partidos tienen una estructura tan grande como para tener fiscales en todas las mesas, sino que son volantes. Cuando aparecen por la mesa para recargar boletas, inmediatamente entra a votar un nuevo militante que se lleva todas las boletas. Así, durante toda la jornada. Y es por eso que sólo habían dos boletas en el cuarto oscuro.

El abogado en cuestión destacó que “por la noche, cuando nos reunimos con algunos amigos para analizar el resultado de las elecciones, el comentario general era que cuando fueron a votar había sólo dos boletas en sus mesas. Muchos ni se quejaron y optaron por votar a una de ellas o votar en blanco”.

En Mendoza también pasó
En la tarde del domingo, cinco llamadas alteraron la tarde en la redacción de MDZ. Todas provenían de votantes de la escuela Misericordia, en Ciudad. Y todos tenían la misma queja: “entramos a votar, faltaban boletas de otros candidatos y cuando salíamos a comentarlo a la mesa, nos decían que votáramos por lo que había en ese momento”.

Estas mismas denuncias se repitieron por todo el país.

Internet saca a la luz el tema
La página web banite tiene una seria denuncia acerca del posible “fraude” que se llevó a cabo en la Argentina el pasado domingo.

A saber:
“Veamos... para votar estaban habilitados 27.090.236 electores en todo el país, de los cuales votaron 19.400.329 -el 71%-, quiere decir que decidieron no votar 7.690.000 personas. Si a eso agregamos 931.020 -el 4,80%- de votos en blanco nos da la suma de 8.621.020 de gente que no votó: un 35%.

¿Cuántos votos sacó Cristina Kirchner?: 8.175.426, un 31 % del total del padrón electoral. Con esto quedan demostradas varias cosas: primero que los que no votaron en positivo más los que directamente no fueron a votar son más que los que votaron a la "ganadora". También, que los que no votaron le dieron a Cristina el triunfo con el 44%. Con el 31 se iba a 2da vuelta.

Y así fue como gestaron y consumaron el fraude, generando el caos en la Capital Federal y la provincia de Bs. As., los dos distritos que deciden una elección.

¿Como lo hicieron? muy simple, en Capital Federal borraron a las autoridades de mesa y en la provincia borraron a los candidatos opositores, haciendo desaparecer las boletas de los lugares de votación. En ambos casos se desató el caos y la confusión, llevando a muchos electores a no votar o votar en blanco o en el peor de los casos votando a quien no querían votar. He aquí la trampa.

¿Alguien cree que el 90% de las autoridades de mesa rechazaron la citación? ¡Mentira! no fueron notificados. Así lo dice La Junta Electoral Nacional cuando por una resolución le pidió a la Corte Suprema de Justicia que autorice convocar en carácter de "mecanismo excepcional" a empleados y funcionarios judiciales para que actúen como autoridades de mesa el domingo 28 de octubre en Capital Federal.

"…Del total de autoridades convocadas, el 85, 90% no fue debidamente notificado y el 6.15% se excusó de ejercer el cargo para el que había sido designado", detalló la resolución." (fuente: Telam)

En fin, seguramente habrá más noticias para este boletín.

Opiniones (3)
14 de agosto de 2018 | 08:01
4
ERROR
14 de agosto de 2018 | 08:01
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Ya sabemos que la actual presidenta no ha ganado por la decisión del pueblo. Fui fiscal de mesa y realmente me ha desilucionado muchisimo todo. Con todos los que hablo nadie votó a esta presidenta.¿cómo puede ser entonces que haya ganado?¡cómo puede ser que a las 19,00 hs de ese dí cuando medio país aun no votaba ella ya festejaba.Es una pena que nuestros jóvenes ahora sí ya no crean en nada. En la urna de nuestra mesa faltaban boletas y oh casualidad la mayoría eran de Cristina
    3
  2. Lo que e leido hasta ahora,no me llama la atencion,por la clase de personas que tenemos en el poder,pero si me preocupa ,como saldremos de esta mafia,cuando ni los opositores ni el periodismo hacen dana,tienen miedo y eso es horrendo.Quisiera saber que se puede hacer y de que manera,muchas gracias.
    2
  3. siento mucho no creer en esta nota ya que el articulo viene del grupo economico de los vilas, con sus propios intereses a cuesta. Ademas el grupo vila como medio periodistico esta enfrentado al presidente, ademas dicho grupo representa intereses opuestos a los de la m,ayoria de los argentinos, como es el caso de los terrenos de la universidad, ya que se apropio de ellos. Es una pena que los medios periodisticos no sean creibles en estos momentos. Otra cosa los leo de casualidad !!!!
    1