Para el Gobierno, repuntó la actividad textil

La Subsecretaría de Política y Gestión Comercial del Ministerio de Producción informó que el rubro a nivel nacional muestra, en el tercer bimestre de 2009, parámetros alentadores que expresan que ya se ha superado el piso de la crisis y anuncian inversiones en el sector.

En un comunicado de prensa, la citada Subsecretaría indicó que "esto se manifiesta en nuevas inversiones, reapertura de establecimientos y restitución de turnos de trabajo".

En ese sentido, mencionó que la fábrica textil Maffisa, ubicada en la provincia de Buenos Aires; y la empresa de hilados de San Luis, Gramarsin, "ambas con historias de conflictos laborales y que estaban atravesando problemas con su producción, anunciaron en el último mes la incorporación de personal y nuevas inversiones por más de $ 6 millones de pesos".

También recordó que en junio pasado la textil Kalpakian concretó una inversión de $ 10 millones para la incorporación de nueva tecnología a su planta de La Rioja, y así duplicar su capacidad de producción.

"El mes de junio marca un punto de inflexión en el nivel de actividad del sector, hace dos meses la caída de principio de año se amesetó y ahora se nota claramente un aumento en el nivel de actividad, con la reimplantación de turnos de trabajo y la reincorporación de puestos de empleo", dijo el presidente de la Fundación Pro-Tejer, Pedro Bergaglio.

El dirigente agregó que "la política de monitoreo de las importaciones nos permite evitar la competencia desleal, y ha generado una reactivación importante aguas arriba de la cadena de valor, por ejemplo en la fabricación de hilados".

Según datos de la Subsecretaría de Política y Gestión Comercial, el sector textil (producción, industria y comercialización) genera en el país unos 460 mil puestos de trabajo distribuidos en Buenos Aires, Capital Federal, La Rioja, San Luis, Catamarca, Corrientes, Chaco, Tucumán y Chubut.

Durante el primer semestre al frente del Ministerio de Producción, Débora Giorgi inició más de 55 procesos de investigaciones de dumping, de los cuales 12 ya son de cumplimiento efectivo, mencionó el comunicado oficial.

Además se aplicaron Licencias Automáticas (LA) y No Automáticas (LNA) para alrededor de 130 posiciones arancelarias.

Así, ingresaron a este régimen de monitoreo del volumen de importaciones por parte del Estado productos textiles, neumáticos, muebles, electrodomésticos, cosechadoras, guitarras y productos metalúrgicos, entre otros.

También el Ministerio de Producción le solicitó a la Aduana la fijación de nuevos valores criterios. En consecuencia, ese organismo suma actualmente 24.500 valores criterio que cubren 22.500 mercaderías y más de 3.600 posiciones arancelarias.

Según explicaron sus dueños, la textil Mafissa, de la localidad de Olmos, partido de La Plata, anunció la concreción de nuevas inversiones en su planta y la incorporación de unos 70 trabajadores.

Del mismo modo la empresa de hilados de San Luis, Gramarsin, reiniciará su producción en estos días y está incorporando 30 personas.

"Son consecuencias directas del impacto que ha producido en el nivel de empleo de nuestra firma en la localidad de Olmos el monitoreo de la importaciones a través de las Licencias no automáticas para Hilados de Poliéster", dijo Jorge Curi, titular de la textil platense.

El empresario aseguró que a partir de esas medidas tomadas por el Ministerio de Producción para el monitoreo del volumen de las importaciones en determinados sectores que cuentan con desarrollo industrial local, incorporaron 67 personas y demandaron servicios y mercaderías a más de 100 proveedores locales por valor de $5.000.000.

También compraron una nueva caldera para mejorar la eficiencia en el consumo de gas a la empresa Daniel Rica S.A, por valor de $1.300 millones.

"De continuar esta tendencia, dentro de tres meses estaremos realizando inversiones para aumentar la producción", aseguró Curi.
Opiniones (0)
19 de agosto de 2018 | 04:48
1
ERROR
19 de agosto de 2018 | 04:48
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"