La televisión local también compitió

Los canales 7 y 9 de Mendoza realizaron grandes despliegues de cobertura en los búnkers de la Concertación y del PJ en el momento en que la tendencia ya anunciaba el ganador. Pero cuando el 7 logró entablar una comunicación entre Jaque y Biffi -que fue transmitida en dúplex desde los dos hoteles-, se consagró como el ganador mediático.

Era, tal vez, el día más esperado de los últimos dos meses para los principales canales de televisión local.

El 7 y el 9 venían soñando desde hacía días y tenían todo programado para hacer de las elecciones –que de por sí son la fiesta de la democracia- una cobertura única, detallada y sin dejar nada librado al azar.

Pero cuando estas situaciones se dan, es imposible no hacer una comparación. Y para hacerla, es necesario plantear una competencia en la que cocodrilo que duerme es cartera. Y, como en toda competencia, hubo un ganador: el 7.

Como si se tratase de un partido de tenis, ya en el primer set el 7 mostró cierta superioridad por sobre el 9. Es que el jueves 25, minutos antes de que entrase en vigencia la veda electoral, los dos canales transmitieron los tradicionales debates entre los candidatos. Y mientras que el 7 lo hizo en vivo a partir de las 21, el 9 debió conformarse con transmitirlo grabado a partir de las 23.

Una a favor del 9 fue que, a diferencia del 7 –en donde solo participaron Jaque, Biffi, De Marchi e Iglesias-, también participó Leiva. No es la primera vez que el ex juez federal desiste de participar en el debate del 7, mientras que si lo hace en el del 9, lo que puede sumarle algunos puntos bonus.

El domingo

Sin embargo, el set definitivo de esta competencia mediática se “jugó” ayer. Desde tempranito, los dos canales pusieron al aire un completo operativo que incluyó los datos que ya son un clásico para cada elección: el voto de los principales candidatos, los problemas en las escuelas donde las urnas llegaron tarde y las mesas abrieron con retraso y alguna que otra nota a personalidades y autoridades de mesa.

El primero de los momentos más esperados del domingo llegó pasadas las 14. En la escuela Carlos Norberto Vergara –de la Sexta Sección-, el gobernador Julio Cobos emitió su voto y posó unos segundos junto a su hijo mayor para las cámaras televisivas y fotográficas.

Seguido, lo de esperarse: los periodistas presentes –entre los que se encontraban los de los dos canales locales- se amontonaron alrededor del mandatario para consultarle sobre sus expectativas para las elecciones a nivel local y nacional, e –incluso- para recabar en las principales actividades de Cobos durante ese día y su arribo a Buenos Aires por la tarde para aguardar junto a Cristina los resultados que, finalmente, ubicarían al binomio como presidenta y vicepresidente.

Hasta aquí, las dos señales no se sacaban ventajas. Cabeza a cabeza competían, sacándose chispas pero sin que uno se diferenciase o sobresaliese por encima del otro. Además, iban alternando los flashes y ediciones especiales de noticieros con la característica programación de los domingos.

Se hicieron las 18 y las tendencias ya empezaban a marcarse: Fernández de Kirchner se alzaba con un holgado triunfo en el país, mientras que Jaque y Biffi prometían un desenlace impredecible. Incluso, pese a que ya se le daba una mínima ventaja del Justicialista, en los dos canales se instaló el término “empate técnico” entre los dos candidatos.

Minutos después de las 18, el 9 sacó una pequeña ventaja por sobre el 7: fue el primero en anunciar que en Mendoza el cierre de mesas no se extendería hasta las 19 como si ocurriría en Capital Federal. El 7 también lo difundió, pero con retraso. Punto para el 9.

Sin embargo, lo que terminaría definiendo el pleito llegaría luego de que en Buenos Aires ya se hubiese oficializado -de acuerdo a los primeros datos- la victoria de la fórmula Cristina-Cobos.

Luego César Biffi admitió públicamente la derrota de su Concertación en manos del PJ de Jaque. Y esto motivó a que el justicialista ya hablase de que “de acuerdo a los primeros números difundidos” él se estaba quedando con la gobernación.

El “puntazo” del 7 llegó cuando el periodista Marcelo Ortiz  le colocó los auriculares a Jaque y lo comunicaron con Biffi, que acababa de admitir la derrota. Y el momento que todos esperaban ver lo estaba transmitiendo en vivo canal 7: en dúplex, con la pantalla dividida en dos, podía verse la mueca de desazón de Biffi felicitando a su adversario por la victoria y, al mismo tiempo, los aires de triunfalismo de Jaque, quien agradecía por la felicitación y también hacía lo propio por lo interesante de la disputa y de la campaña.

¿Y el 9?. Mientras tanto emitía "El último pasajero" y, cuando retomaban a la transmisión del operativo elecciones, lo hacía con un equipo instalado en las puertas del hotel Executive, sin que se pudiese observar lo que estaba ocurriendo en el interior.

Y pese a algunas preguntas tibias y a ciertos aires de soberbia de sus periodistas, la disputa entre el 7 y el 9 la ganó el primero.   
Opiniones (2)
27 de mayo de 2018 | 05:34
3
ERROR
27 de mayo de 2018 | 05:34
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Lo único que vi de l 7 fue al señor Romanello tirándole flores a sus movileras, un capo total.
    2
  2. Veo sus ganas de describir la cobertura televisiva del 7 y 9... leo con gran asombro que pondera a uno de estos canales. Yo vi otra cosa, mala televisión, malos comentarios, móviles que no salían, horrible... por supuesto que no se puede comparar con la cobertura de TN, con Santillán y Biasatti pero... ¿no se podrá aspirar a un poco más de profesionalismo?
    1