La gobernabilidad de la administración Cristina se asegura en ambas Cámaras

El kirchnerismo consiguió quórum propio en Diputados, al ampliar su bloque a 140 bancas. En el Senado logró mantener su dominio al retener los 13 escaños que puso en juego.

El kirchnerismo consolidó anoche su amplia mayoría al conseguir quórum propio en la Cámara de Diputados, mientras que en el Senado logró mantener su dominio, tras el contundente resultado de las elecciones nacionales en las que además de presidente y vice se renovaron parcialmente ambas cámaras.

De este modo, la electa presidenta Cristina Fernández de Kirchner se aseguró un fuerte respaldo en el Parlamento para sancionar leyes claves que requerirá su gestión, tanto por los resultados cosechados dentro del Frente para la Victoria como por sus aliados del radicalismo K y socialistas.

En ese contexto, la bancada oficialista de diputados quedará integrada por más de 140 legisladores -superando de esa manera holgadamente los 129 diputados que se necesitan para el quórum propio- y obtuvo una cifra que no alcanzaba desde 1995 cuando en la segunda presidencia de Carlos Menem alcanzó los 132 escaños.

Con estos resultados, el bloque kirchnerista presentará un escenario diferente en la cámara baja, ya que en esa bancada confluirían desde diciembre, los propios legisladores del Frente para la Victoria, el Peronismo Federal, un sector del socialismo, los radicales K y otros aliados del interior del país.

Por su parte, el radicalismo -que ponía en juego 20 bancas- se disputaba el lugar de segunda fuerza con la Coalición Cívica de Elisa Carrió, que obtenía importantes triunfos en la Capital Federal, Provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Tierra del Fuego y en Córdoba, con lo cual ampliaba su representación.

A partir del 10 de diciembre desembarcarán en la Cámara de Diputados importantes figuras como el ministro de Trabajo, Carlos Tomada; los gobernadores de Buenos Aires, Felipe Solá; de Santa Fe, Jorge Obeid y de Jujuy, Jorge Fellner y las actuales senadoras Vilma Ibarra y María Laura Leguizamón.

En el Senado, el bloque oficialista -que hoy tiene 41 representantes- logró ampliar su mayoría, al retener las 13 bancas que puso en juego aunque otras tres que corresponden al radicalismo rionegrino y al Frente Cívico de Santiago del Estero, conformado por radicales k, podrían sumarse al bloque oficialista.

La UCR, en tanto, que apoyó la candidatura de Roberto Lavagna sólo obtuvo dos bancas de las ocho que puso en juego; en tanto que por primera vez ingresaron al Senado cuatro representantes de la Coalición Cívica: dos por la ciudad de Buenos Aires y otros dos por Tierra del Fuego.

De esta manera, la bancada del Frente para la Victoria pasará a tener 45 senadores, a sólo tres de los dos tercios necesarios para enjuiciar jueces, sancionar legisladores y tratar tenmas sobre tablas sin la presencia de la oposición.

El radicalismo, por su parte, verá mermada su fuerza, ya que de los 15 escaños con los que contaba, sólo mantendrá 9. Por el contrario, sumará fuerzas un posible interbloque de la Coalición Cívica entre el ARI y el socialismo que pasaría a tener 5 senadores.

El Frente para la Victoria logró triunfar en Entre Ríos, Chaco, Neuquén, Río Negro y Salta; y obtuvo el senador por la minoría en Capital Federal y Santiago del Estero.

De este modo, y con el contundente triunfo obtenido por Cristina Fernández, el oficialismo logró en muchas provincias quedarse con las bancas por la mayoría e incluso con las que representan a la minoría.

Entre los nuevos senadores por el oficialismo que asumirán a partir del 10 de diciembre se encuentran el actual ministro de Educación, Daniel Filmus, los gobernadores del Chaco, Roy Nikisch y de Salta, Juan Carlos Romero.

Desde la oposición, la Coalición Cívica que, por su parte, realizó una muy buena elección en la Capital Federal, al obtener dos bancas, las de María Eugenia Estenssoro y Samuel Cabanchik.

Incluso, en estos comicios, esa fuerza logró dejar a un lado las pretensiones del PRO que, fortalecido por el triunfo de Mauricio Macri en junio pasado como jefe de Gobierno, aspiraba a incorporar a la cámara alta al ex menemista Carlos Melconián.
Opiniones (0)
23 de febrero de 2018 | 06:41
1
ERROR
23 de febrero de 2018 | 06:41
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
    En Imágenes
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    13 de Febrero de 2018
    El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
    París bajo la nieve
    7 de Febrero de 2018
    París bajo la nieve