El FMI advierte que la recuperación económica será lenta

"Aminora la fuerza de la contracción pero se perfila una recuperación débil", señala el informe de Perspectivas dado a conocer por el Fondo Monetario Internacional. Advierte que la estabilización de la economía es desigual en el mundo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) advirtió que la recuperación de la economía en el mundo será lenta y desigual.

"La economía mundial está empezando a salir de una recesión sin precedente en la era posterior a la segunda guerra mundial, pero la estabilización es desigual y se prevé que la recuperación será lenta", advierte el organismo internacional.

Según el informe de Perspectivas de la economía mundial que mensualmente elabora el organismo, durante el período 2009-2010 el crecimiento económico será de 2,5% en 2010, 0,5% mayor que lo previsto el mes pasado.

Además, señala que las condiciones financieras mejoraron más de lo que se esperaba, especialmente gracias a la intervención pública en las economías de los países, y que la actividad económica se está moderando en distinto grado en diferentes regiones.

Sin embargo, el organismo advierte que la recesión en el mundo continúa y que seguirá por un tiempo más ya que las fallas en los sistemas financieros siguen vigentes y por la disminución gradual del apoyo proporcionado por los Gobiernos y la reactivación del ahorro de los hogares en los países en que los precios de los activos se desplomaron.

Por otra parte, el Fondo Monetario insiste en que el sistema financiero mundial debe recuperar su salud y que es necesario brindar a poyo a través de políticas macroeconómicas y preparar el camino para que se abandone paulatinamente la intervención fiscal extraordinaria en las economías nacionales.

El organismo insiste en que la economía mundial se está estabilizando, pero que la recesión aún no termina.

Los pronósticos indican que recién en el segundo semestre de 2010 las economías de los países desarrollados podrán registrar un avance sostenido.

Es decir que se prevé que la actividad mundial caerá 1,4% en 2009 y se expandirá 2,5% en 2010.

"El ritmo futuro de la recuperación dependerá del equilibrio entre fuerzas opuestas. El peso del shock financiero, la merma notable del comercio mundial y la mayor incertidumbre general y el desplome de la confianza están cediendo gradualmente. Pero las fuerzas de contrapeso aún son débiles. Muchos mercados de la vivienda aún no han llegado al punto en que se inicia la recuperación. Una consideración importante es que los mercados financieros aún están atascados y que sigue siendo necesario sanear los balances de los bancos y reestructurar las instituciones", relata el informe.

Y agrega que "los recortes de las tasas de interés de política monetaria, el suministro continuo de liquidez abundante, el relajamiento de las condiciones de crédito, las garantías públicas y la recapitalización de los bancos han disipado considerablemente la preocupación de que se produzca un falla sistémica y han propiciado la intermediación".

Por otra parte, el FMI señala que los aumentos en los precios de las materias primas se debe a mejoras en los mercados y a la depreciación del dólar en Estados Unidos, como así también a factores inherentes a las materias primas.

En tanto, en el sector del petróleo los precios responden a la percepción de que el mercado está pasando de la sobreoferta a una situación de más equilibrio.  Esto se debe en parte a un mejoramiento de las perspectivas de la demanda, pero también al hecho de que los miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) han cumplido estrictamente con menores cuotas de producción. Los mercados de futuros proyectan un precio de US$74,50 para el crudo en 2010, es decir, no muy por encima de los niveles actuales, y con una apreciable capacidad excedentaria que se prevé amortiguará la creciente demanda.

Se proyecta que en las economías avanzadas el PIB se reducirá un 3,8% en 2009, para luego crecer un 0,6% en 2010. Si bien estas proyecciones representan una revisión al alza de 0,6 puntos porcentuales con respecto al pronóstico de la edición de abril de Perspectivas, el crecimiento en 2010 permanecerá por debajo del potencial hasta finales del año, lo cual supone aumentos continuos del desempleo. En las principales economías, las tasas de crecimiento se han revisado al alza, sobre todo en los casos de Estados Unidos y Japón.

En Estados Unidos, todo indica que el deterioro de la economía cada vez será menor, inclusive en los mercados de trabajo y vivienda. En Japón, hay señales de que el Producto se está estabilizando y se prevé que la confianza de los consumidores aumente.

En tanto, en la Unión Europea los indicadores basados en encuestas de consumidores y empresas se recuperaron, pero los datos sobre la actividad real no dan muchas señales de estabilización, por lo tanto se proyecta que la actividad se recuperará más lentamente que en otras regiones. El consumo y la actividad se verán frenados por el aumento del desempleo, así como por el alto grado en que la economía depende de un sector bancario aún aquejado de problemas.

Según las proyecciones, el ímpetu del crecimiento retornará a las economías emergentes y en desarrollo en el segundo semestre de 2009, aunque con diferencias marcadas de una región a otra. Los países de bajo ingreso se enfrentan a sus propios desafíos importantes porque los flujos de ayuda oficial han disminuido y sus economías son especialmente vulnerables a los altibajos de los precios de las materias primas.

En tal sentido, las proyecciones de crecimiento para América Latina se recortaron en 1,1% en 2009, sobre todo porque la desaceleración del comercio mundial ha perjudicado a la producción mucho más que lo previsto inicialmente. Sin embargo, la región está beneficiándose del aumento de los precios de las materias primas, y las proyecciones de crecimiento para 2010 se han elevado en 0,7%.


Para ver el informe completo ingrese aquí.

Opiniones (0)
19 de julio de 2018 | 18:02
1
ERROR
19 de julio de 2018 | 18:02
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"