Cobos fue a votar con su hijo mayor y ponderó la democracia

Después de realizar más de una hora de cola, y de superar el asedio de los periodistas de todo el país, el primer mandatario provincial y candidato a vicepresidente por la fórmula oficial, finalmente concurrió a las urnas. Se mostró emocionado por estar en compañía de su hijo Agustín y, muy lejos del estilo K, ofreció entrevistas a todos los medios que lo aguardaban.

Cientos de periodistas poblaban las veredas de la escuela Vergara, en la Sexta Sección, en Ciudad.  Camiones de prensa, cables, cámaras, corridas. El revuelo tenía que ver con la votación del gobernador de la Provincia, y compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner, Julio Cobos.

Sonriente y puntual, el gobernador llegó a las 12.30 del mediodía como había anunciado y dijo que lo más  emotivo  de la jornada fue el hecho de concurrir a las urnas en compañía de su hijo mayor, Agustín. Pero el momento de introducir el sobre en la urna, se hizo esperar: la cola fue de más de una hora para que el voto de Cobos pudiera concretarse.

Durante el tiempo que permaneció en el interior de la escuela Vergara, el gobernador habló de todo con los periodistas, muy lejos del estilo de Néstor Kirchner, criticado por no comunicarse con los medios.

En principio, Cobos se refirió al poco valor que los jóvenes le dan a la elecciones libres. “Los chicos que no vivieron la prohibición de votar, no saben lo que esto significa, no lo valoran”, declaró el mandatario, y agregó que e día de hoy debería vivirse como una fiesta de la democracia.

“Los mendocinos y mendocinas ya hemos ejercido nuestro derecho a elegir, tenemos que ir a las urnas y confiar en que es la única forma de consolidar la democracia”, manifestó, al que tiempo que destacó la importancia de que los jóvenes participen en política, que militen en los partidos, y así tengan la posibilidad de ser elegidos también.

Por otra parte, criticó a los que no se presentaron a cumplir con su obligación cívica de ser autoridad de mesa.

“Todos tenemos que entender que la responsabilidad ciudadana no es menor, que a veces las cargas públicas hay que ejercerlas con honor, como el hecho de ser presidentes de mesa, esto lo digo por la cantidad de deserciones que hemos tenido”, indicó el funcionario.

Un día tranquilo

Lejos del nerviosismo que se vivirá esta tarde en cada bunker electoral, la mañana de este domingo, fue similar a muchas otras para Cobos.

Se levantó temprano, y fue a caminar con su esposa Cristina Cerutti y sus dos hijas menores, Eugenia (24) y Virginia (22).

A pesar de la reticencia que su familia tiene con los medios de prensa, a Cobos se le vio acompañado por ellos durante la cuenta regresiva del período electoral.

Después de emitir su voto, al gobernador lo esperaba un asado con amigos en Las Heras y más tarde, partirá a Buenos Aires para esperar el resultado de los comicios en el Hotel Continental, la “base de operaciones” de Cristina Fernández.

En este importante acontecimiento lo acompañarán su esposa e hijas, mientras el hijo mayor se quedará en Mendoza estudiando.


Pocas palabras con Cristina

Entre el candidato a vice y la candidata a presidenta de la Concertación, intercambiaron pocas palabras en los últimos días. Así lo explicó Cobos, quien aseguró que es por los agitados momentos previos a la elección.

De todas maneras, aseveró haberse puesto en comunicación con Néstor Kirchner, quien lo llamó ayer para saber como estaba viviendo la etapa final.

Luego de  enterarse de los resultados, Cobos regresará a la provincia, para continuar sus actividades al frente del gobierno, hasta el diez de diciembre.
Opiniones (0)
21 de julio de 2018 | 15:09
1
ERROR
21 de julio de 2018 | 15:09
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"