Reuniones y descanso durante la veda

Tras el ajetreo de la campaña electoral, los principales candidatos a la Presidencia descansaron.

La postulante oficialista y los cinco dirigentes opositores con mayor convocatoria aprovecharon el período de veda para descansar junto a familiares, aunque también mantuvieron las últimas reuniones con sus colaboradores más estrechos.

Cristina Fernández de Kirchner pasó la jornada en la quinta presidencial de Olivos, donde recibió a la ex candidata al Ejecutivo francés, la socialista Ségolène Royal, para intercambiar experiencias sobre sus respectivas campañas.

A su vez, la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, arrancó el día con un paso por la Iglesia de su barrio, en Recoleta, donde asistió a misa.

Luego recibió a sus hijos, quienes llegaron de Chaco para acompañarla en la recta final hacia las elecciones del domingo.

Allegados a la postulante señalaron que pasado el mediodía Carrió partió junto a su familia hacia la quinta que le prestó un amigo en el Gran Buenos Aires, donde tiene planeado quedarse hasta mañana a la tarde.

Por su parte, el candidato de la Concertación UNA, Roberto Lavagna, comenzó temprano la jornada y charló con algunos medios radiales antes de que iniciara el período de veda.

Más tarde, se dirigió a sus oficinas ubicadas en Cerrito al 800, donde se reunió con sus colaboradores y su compañero de fórmula, Gerardo Morales, para analizar los informes de la fiscalización y la distribución de sus boletas en todo el país.

El ex ministro tiene previsto recluirse mañana en su domicilio del barrio porteño de Villa Urquiza, junto a su esposa e hijos, en plan de descanso.

Otro madrugador fue Ricardo López Murphy, quien se levantó a las 6:30 para dialogar con medios locales.

Tras el inicio de la veda electoral, el postulante de Recrear atendió a la prensa internacional y al mediodía se reunió en sus oficinas del centro porteño con los periodistas que lo acompañaron durante toda la campaña, junto a quienes compartió un brindis.

Por su parte, Alberto Rodríguez Saá y Jorge Sobisch volvieron a sus respectivas provincias (San Luis y Neuquén) para descansar y hacer "vida familiar".

El puntano viajó antes del mediodía a San Luis, acompañado por algunos miembros de su equipo y por su pareja, la actriz Esther Goris.

Sobisch, a su vez, se reunió durante la mañana con fiscales y candidatos del Movimiento Provincias Unidas, y luego viajó, en un vuelo de línea, hasta la capital neuquina.
Opiniones (0)
25 de mayo de 2018 | 06:49
1
ERROR
25 de mayo de 2018 | 06:49
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"