Caliente panorama político en la city porteña

En la Ciudad de Buenos Aires, la pelea por el primer lugar es dura y la confusión es tan manifiesta como en Mendoza.

Muchos dicen que es un hecho el triunfo de Lilita sobre Cristina.

En tanto, Macri y López Murphy apenas si se frecuentan y la gente de Rodríguez Saá lo único que tiene en mente en quitarle votos a los "K". Aquí, algunas apreciaciones.

El panorama eleccionario en Capital Federal es aún más confuso que en Mendoza. Con enorme vehemencia, integrantes de equipos de campaña de distintas propuestas aseguran realidades tan disímiles que no caben dudas que la política es el arte de la simulación.

Algunos analistas dicen que, en Capital Federal, gana Lilita Carrió, quien relegaría a un segundo lugar a Cristina Fernández. Más atrás, queda Lavagna, quien no ha logrado remontar en el país como algunos esperaban. No obstante, los lavagnistas se ven segundos y los kirchneristas, primeros tranquilos, a pesar de que no hace mucho Macri los venció en esas mismas calles.

Más allá de las especulaciones, hay naturales divergencias en las líneas internas. En las filas macristas, hay bronca, porque lo cierto es que Mauricio Macri le ha dado muy poca bolilla a la elección nacional, tratando a toda costa de no quedar pegado con la flaca elección que hará López Murphy, que se perfila para un cuarto puesto cómodo. Dentro del macrismo, no son pocos los que están embroncados con Mauricio. “El está pensando más en su gestión. Dice que quiere dar un giro de 180 grados a la ciudad y que está concentrado en eso. La verdad es que ha cometido algunos errores políticos en estos días…”, dicen sus segundos. Algunos llegan a hablar de una pelea de Macri con Cristian Ritondo, diputado nacional y Jefe de su campaña y ni qué hablar con el propio Ricardo López Murphy.

Así es que, en un intento final por demostrar que las cosas no están tan  mal, ayer convencieron a Macri para que se muestre en la calle con el Bull Dog, socios al fin en la coalición Pro-Recrear. Fue en el acto de cierre de campaña de López Murphy, en la Plaza de Congreso.

No obstante, Macri tiene la cabeza en otro lado: lo que más lo desvela por estos días no es Boca Juniors ni la elección nacional, sino qué hará en sus primeros cien días de gobierno.

En tanto, en Buenos Aires, la gente de Alberto Rodríguez Saá (olvidado en las últimas posiciones) se dedica a hablar de que habrá segundo vuelta. “Nosotros no ganamos, pero cada voto que saquemos, será un voto menos de Cristina”, es el análisis del equipo de campaña.

Es claro que Rodríguez Saá y su gente saben que no están para ballottage ni nada por el estilo, por más que aseguren que “hemos crecido mucho en los últimos veinte días”. Por eso, finalmente, es posible que Lilita Carrió termine agradeciéndole nada menos que al puntano la posibilidad de una segunda vuelta.
Opiniones (2)
25 de junio de 2018 | 11:33
3
ERROR
25 de junio de 2018 | 11:33
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. SEÑORAS Y SEÑORES VAYAN COMPRANDO DOLARES O EUROS, POR SI GANA LA COMPAÑERA CRISTINA. ESTO ES UN AVISO A NAVEGANTES.
    2
  2. Según encuestas en el diario El País de España , gana Krishtina por un 31% y Lavagna segundo con un 30%
    1