Según la prensa chilena Cristina perdería en Buenos Aires

Sería la próxima presidenta en Argentina, pero Buenos Aires, Rosario y Córdoba no apoyarán a la candidata oficial.

El artículo del diario chileno El Mercurio, da cuenta que en las ciudades más grandes del país -Buenos Aires, Córdoba y Rosario-, la candidata, según indica este matutino, no logra seducir a votantes bien informados, exigentes e hipercríticos.

Todo indica que Cristina Fernández de Kirchner será electa Presidenta de Argentina el próximo domingo 28. Y existe consenso en que las dudas al respecto, si quedan, están más en el campo de la política-ficción que en la realidad.

Sin embargo, casi con igual certeza la "Señora K" perdería las elecciones en la capital de Argentina. Mientras que en las otras dos grandes ciudades del país -Córdoba y Rosario- también podría caer derrotada o triunfar apenas con un margen mezquino, afirma El Mercurio.

De hecho, la mayoría de los encuestadores aseguran que la candidata oficial viene perdiendo votos en los grandes centros urbanos del país en las últimas semanas. La situación es tan especial que "Cristina, en algunos distritos va a sacar 50 a 60 por ciento y en la capital va a sacar la mitad", arriesga el analista político Mario Wainfeld.

Se trata "de una enorme asimetría en el voto territorial -agrega- que muestra que hay temas de valores, de ideario y de agenda que la nueva Presidenta va a tener que mirar".

Si bien es cierto que la Capital Federal siempre ha sido una ciudad rebelde al peronismo, también lo es que el "kirchnerismo" se ha puesto encima, identificándose con casi todas las ideas de la centroizquierda urbana.

"En las parlamentarias de 2005 el Presidente Kirchner no ganó en Capital ni en Rosario ni en Córdoba capital, y anduvo mal en Mendoza capital", recuerda Wainfeld. "Lo que pasa es que hay un problema de cultura y estilos políticos que hace difícil a los Kirchner acceder a los sectores medios urbanos".

Desde la mirada de Enrique Zuleta Puceiro, encuestador y analista, el asunto no es tan claro. Luego de recordar que no hay ninguna encuesta reciente de Santa Fe, la provincia cuya cabeza es Rosario, augura que no es seguro que los seguidores del recién electo gobernador socialista, Hermes Binner, voten por la opositora Elisa Carrió para Presidenta y no por Cristina Kirchner, con quien tienen mucha afinidad también.

Formalmente aliado de Carrió, Binner dijo que cree que es seguro que Cristina será electa. Y, por si fuera poco, el candidato a Vicepresidente de Carrió, el senador Rubén Héctor Giustiniani, es su enemigo dentro del socialismo.

Zuleta Puceiro puntualiza otro elemento que influye en la caída relativa de Cristina en las encuestas de las grandes ciudades: "El peronismo se ha dividido y el peronista ortodoxo Alberto Rodríguez Saá avanzó del sexto al cuarto puesto", lo cual debilita la posición en esos distritos de la candidata oficial.

Un tercer elemento complica más las cosas en Buenos Aires. El PRO, entidad que llevó al político de centroderecha Mauricio Macri a ganar la  gobernación hace pocos meses con el 60 por ciento de los votos, "prácticamente se ha abstenido en esta elección", señala Mario Wainfeld.

Tanto es así "que ahora sus candidatos van a cosechar el 10 por ciento de las boletas". Macri apoya tan escasamente en la capital a su aliado, el candidato presidencial Ricardo López Murphy, que se augura que la alianza se desintegrará apenas termine el conteo de los votos.

Muchos de ellos se desplazarán irónicamente a la centroizquierdista Carrió, quien dio un giro al centro en esta campaña creando una "Coalición Cívica" con connotadas personalidades de derecha. ¿El resultado? "Se viene una elección muy buena en la ciudad para Carrió, que está arriba cinco puntos de Cristina", dice Zuleta.

Más allá de los detalles de la "política chica" de cada distrito, parece ser que si Cristina Kirchner no logra seducir a las grandes ciudades, y a la vez no surge una oposición fuerte y democrática, las diferencias entre los habitantes de los grandes centros urbanos y el grueso de los votantes hará más inestable el sistema político argentino.

Según la última encuesta difundida ayer en Buenos Aires, de la empresa OPSM Monitor de Tendencias Económicas y Sociales, Cristina Fernández sigue en camino a una victoria en la primera vuelta de las elecciones presidenciales.

De acuerdo con este sondeo, la candidata oficialista tiene una intención de voto del 43,2% contra el 17,1% de su más cercana seguidora, Elisa Carrió, de Coalición Cívica. Tercero marcha el ex ministro de Economía de este mismo gobierno, Roberto Lavagna, con el 11,9%. El estudio indica que, proyectados los indecisos, Fernández subiría al 45,1% y Carrió al 18,5%, lo que hace imposible una segunda vuelta.
  
 
 

 
 
 
Opiniones (0)
17 de julio de 2018 | 12:43
1
ERROR
17 de julio de 2018 | 12:43
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"