General Motors pidió protección de bancarrota

El pedido de concurso bajo el capítulo 11 de la Ley de Quiebras da principio a la mayor caída de una industria en EEUU. GM declaró más de U$S42.000 millones en deudas.

La mayor fabricante de autos de los Estados Unidos, General Motors pidió esta mañana, en Nueva York, el amparo de un tribunal de bancarrota, con lo que comienzan los trámites para declarar la quiebra de la empresa.

El pedido de concurso bajo el capítulo 11 (chapter eleven) es un final ya anunciado en la última semana y representa la mayor caída de una compañía industrial norteamericana.

La firma ya ha declarado más de 42.000 millones de dólares en deudas a un grupo de acreedores y al sindicato de trabajadores de la industria del automóvil.

Este mes dos de los tres grandes automotrices estadounidenses (GM y su rival Chrysler) se encuentran al borde del colapso. Sólo Ford, a pesar de sus millonarias pérdidas, seguirá adelante sin ayudas estatales.

General Motors dio a conocer que recortará más de 20 mil empleos, cerrará unas 12 fábricas y dejará de producir algunas de sus marcas más caras.

El gobierno estadounidense planea un nuevo comienzo para GM mediante un rápido proceso de insolvencia de entre dos y tres meses. El Estado comprará un 72 por ciento del nuevo consorcio y seguirá financiando su saneamiento. Se calcula que para ello serán necesarios unos 50.000 millones de dólares (incluidas las inyecciones financieras recibidas hasta ahora, de casi 20.000 millones de dólares.

El sindicato de trabajadores de la automoción (UAW) también aceptó cancelar la deuda a cambio de un 17,5 por ciento de participación en la compañía. Los accionistas actuales se van prácticamente con las manos vacías.
Opiniones (0)
25 de junio de 2018 | 11:53
1
ERROR
25 de junio de 2018 | 11:53
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"