Cuando una advertencia a Mendoza se transformó en realidad

A fines de 2001, la SIDE advirtió al gobierno mendocino de posibles desmanes sociales. A los pocos días, los primeros saqueos a supermercados en todo el país tuvieron epicentro en la provincia. Similitudes y diferencias con el nuevo informe de Inteligencia que advierte a Cobos de potenciales atentados, a una semana de las elecciones.

Un informe de la SIDE alertó al gobierno provincial sobre posibles desmanes en Mendoza, impulsados por intereses políticos. Este hecho, que se asemeja bastante a la reciente advertencia de Inteligencia a funcionarios mendocinos sobre un potencial "atentado" similar al registrado el viernes último en La Plata (donde fueron asesinados dos oficiales y un sargento de la policía bonaerense), en realidad pasó hace casi seis años, en el nacimiento de la mayor crisis social, política y económica en la historia reciente del país.

La diferencia es que a fines de 2001 la advertencia fue por posibles desmanes y saqueos, y que las sospechas oficiales hablaron de intereses políticos y sindicales para desestabilizar al gobierno de Fernando de la Rúa. En cambio, hoy el llamado de atención surgió por potenciales acciones hostiles y atentados contra el oficialismo, vinculado principalmente a un supuesto interés electoral ante la proximidad de los comicios.

Incluso el presidente Néstor Kichner, y su esposa y candidata a sucederlo, Cristina Fernández, inmediatamente se refirieron al brutal asesinato de los tres policías como un "mensaje mafioso" con un móvil político. En este contexto, no sorprende la advertencia que llegó a Mendoza, donde gobierna el postulante a vicepresidente por el kirchnerismo, Julio Cobos.

Si bien el vicegobernador Juan Carlos Jaliff (que en 2001 era ministro de Gobierno de la gestión iglesista) y desde el Ministerio de Seguridad relativizan el informe de Inteligencia, los antecedentes obligan a los funcionarios de Cobos a prestar mucha atención a la nueva advertencia.

Experiencia peligrosa

Los saqueos a supermercados en diciembre de 2001 fueron una postal de la crisis nacional. Y los primeros desmanes sociales en todo el país tuvieron epicentro en Mendoza, el jueves 13 de diciembre en un Átomo de Guaymallén. Durante las siguientes jornadas el fenómeno se repitió en la provincia y se extendió a otros grandes distritos de la Argentina.

Días antes de ese primera reacción popular, llegó al gobierno provincial un documento de un grupo de inteligencia de una fuerza de seguridad nacional que alertaba sobre posibles desbordes sociales y saqueos. La advertencia era clara, y colocaba a Mendoza -junto a Buenos Aires y Entre Ríos- como escenarios iniciales del levantamiento de la gente.

En aquel momento, ese informe indicaba que tras los desbordes existía un político motorizado por dirigentes justicialistas (ligados al entonces gobernador de Buenos Aires, Carlos Ruckauf) que apuntaba a terminar con la gestión de De la Rúa.

La advertencia se convirtió en realidad con los primeros saqueos, y las sospechas políticas crecieron cuando el domingo 17 de diciembre dos militantes justicialistas fueron detenidos en un ataque a un supermercado, y un concejal peronista de Las Heras intentó interceder por ellos.

Tanto el gobierno de De la Rúa como el de Iglesias prefirieron mantener en silencio este informe y callar las denuncias públicas contra el PJ. A cambio, en la Nación quisieron negociar con el peronismo una salida ordenada a la crisis, pero no lo lograron. Mientras en la provincia buscaron -con éxito- bajar la tensión social despegando al justicialismo de los desmanes.

Opiniones (3)
19 de junio de 2018 | 07:56
4
ERROR
19 de junio de 2018 | 07:56
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. Aca saquearon? :|
    3
  2. A VER SI ESTO NO ES MAS Q UN ARREGLO DE LOS TANTOS Q ARMAN PARA HACERNOS TENER MIEDO PARA HACERNOS PENSAR Q HAY UNA SOLA SOLUCION Y ES LA PERPETUIDAD EN EL PODER
    2
  3. ¿Qué interés hay en publicar una nota así? ...
    1