Carrió aseguró que en caso de ballotage, será la ganadora

Elisa Carrió, aseguró que la distancia real entre Cristina Kirchner y ella es mucho menor a la que difunden los encuestadores y que, en caso de haber desempate, será la próxima presidenta de Argentina.
Con respecto a la relación con España, Lilita afirmó que tiene que ser una relación seria y madura sin negocios cruzados y con mayor transparencia política.
La relación entre Argentina y España en los noventa tuvo rasgos vergonzosos.

En la nota del diario español "El País", Carrió comentó que hay una gran cantidad de indecisos y muchísima gente que no quiere votar a Cristina Kirchner. Hay que ver cómo se resuelve ese voto. Eso, sumado a que tenemos una distancia consolidada de 10 puntos sobre el tercero y cuarto clasificados, da que no sólo va a haber segunda vuelta, sino además una elección sumamente competitiva. Si hay desempate, yo soy presidenta de la República. Es muy difícil asegurar que el voto en todo el país no va a experimentar cambios respecto a las encuestas, cuando así ha sucedido en numerosas elecciones provinciales, sobre todo en los grandes distritos electorales: Capital Federal, Santa Fe y Córdoba.

Además, agregó que hoy vivimos el final del sistema político tradicional argentino, algo que se expresa en que ni el símbolo del Partido Justicialista ni el de la Unión Cívica Radical aparecen en ninguna papeleta y está emergiendo un nuevo escenario con mucha fragmentación. Por primera vez en la historia de Argentina, una tercera fuerza puede acceder a la presidencia del país y mi liderazgo es la continuación histórica de terceras fuerzas que siempre han pactado con una de las dos fuerzas tradicionales, pero nosotros no lo hemos hecho, sino que hemos ampliado la Coalición Cívica. Porque la tercera fuerza no puede correr el riesgo de incurrir en las viejas prácticas. Hemos intentado pactar con algunas nuevas fuerzas, pero no ha sido finalmente posible. En cualquier caso, sin pactar yo creo que estamos en el 28% de voto.

Con respecto a la relación con España, Lilita afirmó que tiene que ser una relación seria y madura sin negocios cruzados y con mayor transparencia política. En términos de negocios, la relación entre Argentina y España en la década de los noventa ha tenido rasgos vergonzosos para ambos países. Y se han investigado algunos de ellos.

Y agregó que el sistema económico va a requerir un orden para no lastimar más la sociedad, porque Kirchner parece que lo hace todo pensando en que yo voy a ser presidenta y no su esposa. En este marco se van a analizar las tarifas. Hay que subsidiar a la demanda, pero no a la oferta y hay que reestructurar la economía. Por ejemplo, en el mercado eléctrico ha ingresado mucho capital cercano al Gobierno de origen poco claro. Hay que poner una cuota de previsibilidad.
Opiniones (0)
16 de agosto de 2018 | 15:07
1
ERROR
16 de agosto de 2018 | 15:07
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"