Argentina busca limitar la pretensión británica sobre el lecho marino que rodea a la Antártida

El Gobierno argentino salió hoy al cruce de la pretensión de Gran Bretaña de reclamar derechos de soberanía sobre una vasta superficie del lecho marino que rodea a la Antártida, con el objetivo de explotar en el futuro recursos energéticos considerados potencialmente muy importantes.

La postura argentina fue expresada por el canciller Jorge Taiana, quien sostuvo en Roma -donde participa de una conferencia sobre Italia y América Latina- que la administración kirchnerista actuará "en defensa del interés nacional y de los legítimos derechos soberanos" del país ante el nuevo avance británico.

El reclamo británico -divulgado por el diario The Guardian- sobre la Antártida es polémico porque su se monta sobre reclamos territoriales rivales de Chile y Argentina, representa un desafío al espíritu del Tratado Antártico y abarca más de un millón de kilómetros cuadrados.

“La Argentina se encuentra realizando diversos estudios para efectuar su presentación del límite exterior de la plataforma continental ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas, la cual incluirá al Sector Antártico Argentino, así como a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur por ser parte integrante de nuestro territorio nacional", aclaró Taiana desde Roma.

El funcionario agregó: "nuestro país hará su presentación en tiempo y forma ante la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de las Naciones Unidas, conforme requiere la Convención del Derecho del Mar".

La fecha límite de la presentación es mayo de 2009, informó esta tarde la Cancillería en un comunicado.
 
Gran Bretaña ya presentó un reclamo en la ONU junto a Francia, Irlanda y España por una vasta extensión de plataforma submarina de Bahía Biscay, en Europa, mientras que ahora trascendió que trabaja en los reclamos sobre la plataforma continental de otras áreas: Malvinas, Georgias del Sur, isla Ascensión e isla Rockall.

El protocolo medioambiental al Tratado Antártico, firmado en 1991, prohíbe toda actividad mineral más allá de la científica.

Gran parte del lecho marino antártico está a tal profundidad que la extracción de gas, petróleo u otros minerales no es aún técnicamente factible, aunque la estrategia británica apuntaría a reservarse un amplio espacio en torno al continente blanco para explotarlo en las próximas décadas.

Según informó esta tarde la agencia AFP, que citó un portavoz de la diplomacia británica, además de la plataforma antártica el Reino Unido también reclamará fondos marítimos alrededor de las islas Georgias del Sur y las Malvinas, que fueron objeto de una guerra en 1982.
Opiniones (1)
18 de febrero de 2018 | 15:27
2
ERROR
18 de febrero de 2018 | 15:27
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La segunda potencia mundial (URSS ya perdió u fuerza) apoyada por la primera (EEUU) se va a reir de la propuesta. La solución podría ser aliarse a Cuba.
    1
En Imágenes
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
13 de Febrero de 2018
El Carnaval de Venecia, en la cámara de una mendocina
París bajo la nieve
7 de Febrero de 2018
París bajo la nieve