Carrió y Morales cruzados en hipotética segunda vuelta

La candidata de la Coalición Cívica advirtió que "es la gente la que decide y nunca se equivoca", al responder las declaraciones del titular de la UCR, quien anticipó que no la apoyaría si llega a la segunda vuelta.  El también candidato a vicepresidente de Lavagna afirmó que la dirigente "no es una alternativa".

La candidata presidencial de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, le advirtió este martes a la conducción de la UCR que "es la gente la que decide y nunca se equivoca", al responder las declaraciones del titular del partido, Gerardo Morales, quien anticipó que no la apoyaría si llega al ballottage.

Carrió es una ex radical que se fue del partido en 2001 para fundar el ARI y en su visita a la provincia de Tucumán, en el marco de su campaña, aludió a los dichos de Morales -compañero de fórmula de Roberto Lavagna- quien había dicho que no iba a respaldarla si la Coalición conseguía ingresar al ballottage.

"A Gerardo lo quiero mucho, los quiero a todos los radicales, ése es el problema. Pero la gente es la que decide y nunca se equivoca. Es la que nos ayudará, porque habrá ballotage y seré la próxima presidenta", destacó la dirigente.

Morales redobló este martes la apuesta y por medio de un comunicado indicó que votar a Carrió "no es una alternativa y por eso desde el propio gobierno le hacen campaña".

"El Gobierno tiene claro que tiene muchos problemas para ganar en primera vuelta y saben que es el único que les puede ganar en la segunda vuelta porque es el único que ha podido construir una alternativa potente", remarcó Morales.

Más temprano, en declaraciones a radio Continental, la candidata presidencial había reiterado su convicción de que tiene posibilidades de disputar el ballottage al señalar que cuenta con una intención de voto de entre el 18 y el 20 por ciento y que puede llegar "al 30 por ciento".

En sus cuestionamientos hacia el radicalismo, en tanto, Carrió recordó el final de la Alianza que conformaron la UCR y el Frepaso y destacó que la Coalición Cívica que lidera no seguirá el mismo camino.

"No soy Fernando De la Rúa. La Alianza se rompió porque hubo traiciones al electorado. En cambio, nosotros coaligamos a gente que, desde hace diez años, viene luchando por lo mismo", dijo la líder de la Coalición, quien estuvo en Tucumán junto con su compañero de fórmula, el socialista Rubén Giustiniani.

Carrió remarcó en esa línea que existe en la Coalición "compromiso y coherencia, no mera propaganda electoral" y desgranó sus principales propuestas que incluyen un "acuerdo federal" para remitir fondos a los gobiernos provinciales.

También mencionó su propuesta de computar en el reparto de Coparticipación a 24 distritos federales y otros dos grupos para financiar el ingreso ciudadano para los niños y los jubilados.

En su charla en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Tucumán, Carrió fue consultada sobre sus diferencias con la postulante oficial, Cristina Fernández, y respondió: "La palabra", antes de dejar paso a Giustiniani.

El socialista y candidato a la vicepresidencia reiteró que la Coalición tiene "la decisión política de terminar con los superpoderes y las desviaciones del Congreso a favor del jefe de Gabinete y del Poder Ejecutivo".

En cambio, remarcó que se va a "priorizar la relación entre la Nación y las provincias, para que no estén disciplinadas por la chequera" cambiando el porcentaje que se distribuye entre los estados federales y que hoy es "del 30 por ciento".

"Si el 70 por ciento de lo que se recauda se lo lleva el gobierno nacional, el país federal es letra muerta", evaluó.
Opiniones (0)
22 de julio de 2018 | 00:52
1
ERROR
22 de julio de 2018 | 00:52
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"