Inflación perfecta

El periodista Pepe Eliaschev reaviva la polémica sobre la manipulación de los índices inflacionarios del INDEC. "Para el Gobierno las cosas son sencillas: nadie tiene razones para dudar de su palabra. Según la Casa Rosada, la inflación en septiembre aumentó el 0,8 por ciento. Para los
analistas económicos la inflación septembrina, en cambio, superó un 1,2%. ", asegura el periodista.

Para el Gobierno las cosas son sencillas: nadie tiene razones para dudar de su palabra. Según la Casa Rosada, la inflación en septiembre aumentó el 0,8 por ciento. Para los analistas económicos la inflación septembrina, en cambio, superó el 1,2 por ciento.

El presidente Néstor Kirchner se bate a capa y espada en defensa del índice oficial de la inflación y critica con su habitual aspereza las mediciones independientes.

Cree que son hechas por quienes "generaron la hiperinflación" y fueron "responsables del vaciamiento de los 90", protesta.

Por "vaciamiento de los ’90", Kirchner se refiere al gobierno justicialista de Carlos Menem que él, Daniel Scioli y Alberto Fernández, entre otros, apoyaron con fervor singular.

¿Qué dice Kirchner de la inflación y el INDEC? "El índice está perfecto. Hablamos de un índice del INDEC y un índice de la oposición porque estamos en un año electoral", opina, convencido de que "hay manipulación del índice por parte de la oposición", no de su gobierno.

Encima, como para que se lo entienda mejor, advirtió: "Si no me dejé atropellar antes, no me voy a dejar atropellar ahora".

Si bien el ahora famoso precio del tomate aumentó en un 49,4 por ciento, según la Casa Rosada la inflación oficial de los primeros nueve meses de 2007 es del 5,8 por ciento.

Evaluaciones independientes confeccionadas no sobre los 80.000 productos que dice relevar el INDEC, sino sobre un muestrario más sencillo, revelan, empero, que la inflación de septiembre se ubicó por encima del 1,2 por ciento, 50 por ciento más que lo asegurado por la letanía gubernamental.
  
Si el Presidente dice que la medición del INDEC está "perfecta", es porque cree que hay una conspiración anti
patriótica contra su gobierno.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernández, no será menos en estos esfuerzos argumentales: los candidatos de la oposición, alega, están dando "un trato irresponsable al tema de la inflación". ¿Por qué? "Tratan de generar expectativas inflacionarias para arruinarle la vida a los argentinos".

Son unos "agoreros, que están generando expectativas inflacionarias temerariamente, tratando de buscar agua para su molino, porque no logran convencer a la gente y tratan de asustarla", dijo por las radios el infatigable jefe de Gabinete.

El INDEC opina que una familia tipo necesitó en septiembre 445 pesos mensuales para vivir, pero fuentes independientes calculan que esa canasta no baja hoy de los 550 pesos.

Sin embargo, en clara admisión de que las cosas no dan para más, desde noviembre próximo la metodología de medición se cambiará, según reconoció esta semana el candidato gubernamental a la vicepresidencia, Julio Cobos. ¿No estaba "perfecto" el índice del INDEC, según el Presidente?

El candidato presidencial Roberto Lavagna considera que el Gobierno, ante el problema de la inflación, utiliza "el plan del avestruz" y "mete la cabeza en un agujero para negar los hechos".    

Según el hombre que manejó la economía argentina de 2002 a 2005, la inflación "no es una sensación térmica, sino una realidad". De acuerdo con el titular de la fórmula peronista-radical UNA, "cuando se supera un determinado valor, que ronda el 15 por ciento, la inflación empieza a tomar una dinámica propia, comienza a irse de control y a acelerarse".

Para otro candidato presidencial, Ricardo López Murphy, es una "burrada" que desde el Gobierno se sostenga que la única forma de
evitar la inflación es enfriando la economía.

Acusa a Kirchner de "mentir, falsear y aplicar un delito de extraordinaria gravedad" en relación a las polémicas mediciones del INDEC.

Kirchner, según López Murphy, tiene una forma de encarar los problemas económicos y de administración que "está en las antípodas de lo que usan los países prósperos y modernos".   

Menciona como ejemplo los controles de precios. Lavagna insiste en que "la respuesta oficial es siempre la misma: negar la inflación".

Asegura que el Gobierno "cree que vivimos en un paraíso, por eso tiene el Plan Avestruz, mete la cabeza en un agujero y niega
la realidad".

No es una política aislada, razona: "así como niegan la inflación, niegan que en la Argentina haya problemas de seguridad ciudadana, niegan que haya un desaparecido en democracia, niegan las presiones a la prensa, la crisis energética y los problemas institucionales".


En verdad, es lícito preguntarse a 21 días de las elecciones si lo que dice el Gobierno se sostiene. ¿Tiene, acaso, la oposición
la potencia para poner en tela de juicio la percepción popular de inflación tangible? ¿Cómo se explica que se dude tanto de las estadísticas oficiales? ¿Por qué se ofusca tanto el Gobierno con estos números, que no pueden confundir a la gente que hace las compras hogareñas?.

Para López Murphy, "ellos trucan la inflación porque cuando hicieron la refinanciación de la deuda, estuvo muy mal hecha".   

Según este razonamiento, Kirchner tomó deuda en dólares cuando la moneda norteamericana estaba muy arriba y la convirtió en pesos cuando la divisa argentina estaba barata.

"Cuando la inflación corrige esos desequilibrios, como era inevitable que ocurriera, los acreedores se pasaron a dólares. Entonces, para paliar esa burrada, lo que hacen es falsificar las estadísticas".

¿Cómo impactará en un próximo gobierno las problemáticas y huidizas inversiones directas? Sucede que hubo una caída en la inversión en este período, sobre todo en infraestructura. Y la Argentina deberá vérselas con una reducción notable de sus reservas en gas natural y petróleo.

En la Casa Rosada no ignoran la necesidad perentoria de que haya inversiones en la Argentina, como lo demuestra el viaje relámpago de Cristina Kirchner a Brasilia, capital del país de donde provienen capitales importantes.

Pero ¿tiene acaso la Argentina un marco regulatorio y de reglas de juego que impulsen la llegada de los 10.000 millones de dólares por año que necesita el país?

Según López Murphy "se le hace un gran daño a la opinión pública al no explicar que necesitamos una revolución en petróleo y gas para recuperar lo que teníamos. La Argentina recibía siempre alrededor del 50 por ciento de la inversión extranjera de Brasil, hoy recibe el 10 por ciento: despedazaron la inversión.

¿Por qué Brasil recibe inversión y nosotros no? Yo pregunto, ¿con las cosas que uno ve que se hacen en el INDEC, quien se atrevería a invertir acá?"

Es probable que los Kirchner, conscientes de que se haverificado en la Argentina una clara caída de la inversión extranjera directa, tampoco ignoren que no será sencillo recuperarla.

Además, ya se sabe que estos precios colosalmente favorables de los commodities argentinos no van a ser eternos. El trigo, recordaba el otro día Raúl Alfonsín y coincidía López Murphy, está cuatro veces por encima de los precios que existían durante el gobierno de Fernando de la Rúa.

El índice que mide la evolución de los precios de las principales materias primas que exporta la Argentina, en septiembre tuvieron el mayor aumento interanual desde que comenzóa medirse, en enero de 1996, además de un nuevo récord, por undécimo mes consecutivo.

   Este índice de precios de materias primas elaborado por el Banco Central, y que mide en solo número los precios de la soja, el trigo, el cobre o el petróleo, revela un alza del 41,6 por ciento respecto de septiembre de 2006 y del 10,1 por ciento con
relación a agosto pasado.

   Hay algo más impresionante todavía: el índice se ubicó un 83,4 por ciento sobre el promedio histórico de la serie, que se inició en 1996. Huracán de popa y vendavales de cola acarician a Argentina.

La idea de Cristina Kirchner de andar por el mundo propiciando inversiones es conceptualmente razonable pero tiene sus contraindicaciones.
  
Uno de sus viajes más recientes fue el que hizo a Alemania, llevada y paseada por la fuerte multinacional germana Siemens.      
  
Pero al finalizar la semana, un juzgado de Munich impuso a Siemens una multa de 201 millones de euros por sobornos. Se le detectaron pagos ilegales por unos 450 millones de euros "clasificados como no deducibles fiscalmente", lo que provocó una carga impositiva extraordinaria de 179 millones de euros para l tradicional empresa, símbolo de lo que en los Estados Unidos llaman "la vieja Europa".

   La multa al grupo industrial germano es por desfalcos y sobornos. Siemens, obediente y expeditiva, "acepta la sanción judicial y asume así sus responsabilidades por el comportamiento ilícito en el pasado", por lo que no recurrirá la multa.
   Pero, si sigue haciendo negocios en la Argentina, ¿cómo se
manejará?.
  
En estas semanas finales de campaña, después de confirmar que ni Cristina Kirchner ni Julio Cobos van a debatir nada con nadie, la Casa Rosada redobló su apuesta a los subsidios y a mantener y tal vez elevar las retenciones a las exportaciones del campo. Le tocó ahora el turno a Edenor, la primera favorecida por Kirchner.Hacen cola Edesur y Edelap, con el compromiso de mantenerles la rentabilidad sin tocar tarifas hasta después de las elecciones.

   Por ahora, el músculo duerme, la pasión descansa. La gente silba bajito y repite, como letanía insoportable, "todo bien".
   pepebis@arnet.com.ar

   DESTACADOS:
   1. Cuando el Presidente dice que la medición del INDEC está "perfecta", difunde la especie de que hay una conspiración anti
patriótica contra su gobierno.
 
  2. ¿Tiene acaso la oposición la potencia para poner en tela de  juicio la percepción popular de inflación tangible? ¿Cómo se explica que se dude tanto de las estadísticas oficiales? ¿Por qué se ofusca tanto el Gobierno con estos números, que no pueden
confundir a la gente que hace las compras hogareñas?

   3. En la Casa Rosada no ignoran la necesidad perentoria de que haya inversiones en la Argentina, como lo demuestra el viaje relámpago de Cristina Kirchner a Brasilia, capital del país de donde provienen capitales importantes.

   4. La idea de Cristina Kirchner de andar por el mundo propiciando inversiones es conceptualmente razonable pero tiene sus contraindicaciones.      
Opiniones (1)
20 de agosto de 2018 | 09:40
2
ERROR
20 de agosto de 2018 | 09:40
"Tu mensaje ha sido enviado correctamente"
  1. La mentira es descarada y avalada por el Gobierno. Esto hace dudar de absolutamente todas las declaraciones e indices que se publican. Espero que en las urnas , esta sociedad que parece anestesiada, castigue y recuperemos nuestras instituciones y la credibilidad en nuestros gobernantes.
    1