Recetas

El mejor postre: tarta de manzana con crujiente de almendras

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa tarta de manzana con crujiente de almendras con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 22 de junio de 2024 · 20:03 hs
El mejor postre: tarta de manzana con crujiente de almendras
Cómo preparar una tarta de manzana con almendras crujientes perfecta Foto: Shutterstock

La tarta de manzana con crujiente de almendras es un postre clásico que combina la dulzura natural y jugosa de las manzanas con la textura crujiente y el sabor profundo de las almendras caramelizadas. Esta receta es una delicia para los sentidos, perfecta para cualquier ocasión especial o como un delicioso final para una comida familiar. La base de masa quebrada proporciona una textura firme y ligera, que contrasta maravillosamente con el relleno tierno de manzanas y la cobertura crocante de almendras. Las manzanas, preferiblemente de variedades como Granny Smith o Reineta, aportan un equilibrio perfecto entre dulzura y acidez, realzado por un toque de canela y azúcar moreno. La mezcla de estos ingredientes crea una experiencia gustativa única y memorable.

La tarta de manzana tiene múltiples versiones en todo el mundo, desde el clásico "apple pie" estadounidense hasta la "tarte tatin" francesa, y cada cultura aporta su toque único, como el crujiente de almendras en esta receta. Fuente: Shutterstock

El crujiente de almendras, elaborado con mantequilla, azúcar moreno y almendras laminadas, se dora en el horno para formar una capa dorada y crujiente que añade una dimensión extra de sabor y textura. Esta tarta no solo es un placer para el paladar, sino también un deleite visual, con su aspecto rústico y dorado que invita a probarla. Además, su preparación es sencilla, lo que la convierte en una opción ideal tanto para reposteros experimentados como para aquellos que se inician en la cocina. ¡Vamos a la receta!

Las manzanas han sido cultivadas por más de 4,000 años, y se cree que las primeras tartas de manzana se originaron en Europa en la Edad Media, usando ingredientes y técnicas que aún se usan hoy en día. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la masa: 250 g de harina de trigo, 125 g de mantequilla fría, 75 g de azúcar glass, 1 huevo, 1 pizca de sal.

Para el relleno: 6 manzanas medianas (preferiblemente Granny Smith o Reineta), 100 g de azúcar moreno, 1 cucharadita de canela en polvo, 1 cucharadita de jugo de limón, 1 cucharada de harina de maíz (maicena), 1 cucharada de mantequilla.

Para el crujiente de almendras: 100 g de almendras laminadas, 100 g de azúcar moreno, 50 g de mantequilla fría, 50 g de harina de trigo, 1 pizca de sal.

 

Procedimiento

Preparar la masa

  1. En un bol grande, mezcla la harina con la sal y el azúcar glass.
  2. Añade la mantequilla fría cortada en cubos pequeños. Con las yemas de los dedos, mezcla hasta obtener una textura arenosa, similar a migas de pan.
  3. Añade el huevo y mezcla hasta que se forme una masa homogénea. Si la masa está muy seca, puedes añadir una cucharada de agua fría.
  4. Forma una bola con la masa, envuélvela en papel film y refrigérala durante al menos 30 minutos.

Prepara el relleno

  1. Pela y corta las manzanas en láminas finas.
  2. En un bol grande, mezcla las manzanas con el azúcar moreno, la canela, el jugo de limón y la harina de maíz. Asegúrate de que las manzanas queden bien cubiertas con la mezcla.

Prepara el crujiente de almendras

  1. En un bol, mezcla las almendras laminadas, el azúcar moreno, la harina y la sal.
  2. Añade la mantequilla fría cortada en cubos pequeños y mezcla con las yemas de los dedos hasta obtener una textura arenosa.

Monta la tarta

  1. Precalienta el horno a 180°C.
  2. Saca la masa de la nevera y extiéndela con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada hasta que tenga un grosor de unos 5 mm.
  3. Coloca la masa extendida en un molde para tarta, presionando bien en los bordes y recortando el exceso.
  4. Pincha el fondo de la masa con un tenedor para evitar que suba durante la cocción.
  5. Distribuye las manzanas sobre la masa, asegurándote de repartirlas de manera uniforme.
  6. Esparce la mezcla de crujiente de almendras sobre las manzanas, cubriéndolas completamente.
  7. Coloca pequeños trozos de mantequilla sobre el crujiente para añadir un extra de sabor y textura.
  8. Hornea la tarta en el horno precalentado durante 45-50 minutos o hasta que el crujiente esté dorado y las manzanas estén tiernas.
  9. Si ves que el crujiente se dora demasiado rápido, puedes cubrir la tarta con papel de aluminio para evitar que se queme.
Antiguamente, las tartas de manzana se endulzaban con miel en lugar de azúcar, ya que el azúcar era un lujo caro y escaso hasta el siglo XVIII, cuando se hizo más accesible. Fuente: Shutterstock

Deja enfriar la tarta durante al menos 15 minutos antes de desmoldar. Sirve la tarta de manzana con crujiente de almendras tibia o a temperatura ambiente. Puedes acompañarla con una bola de helado de vainilla o una cucharada de nata montada para un toque extra de indulgencia.Si no te gustan las almendras, puedes sustituirlas por nueces o avellanas. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

 

 

Archivado en