Recetas

Descubre la tradición italiana con nuestra porchetta

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa porchetta con nuestra receta favorita e imbatible ¡a cocinar!

Napsix jueves, 20 de junio de 2024 · 22:04 hs
Descubre la tradición italiana con nuestra porchetta
Secretos de la porchetta: sabor tradicional italiano Foto: Shutterstock

La porchetta es un plato tradicional italiano que destaca por su sabor robusto y su textura jugosa. Originaria de la región central de Italia, especialmente de Lazio, la porchetta se ha convertido en una delicia popular en todo el país y más allá de sus fronteras. Este plato se caracteriza por su método de preparación único, donde una panceta de cerdo con piel se sazona generosamente con hierbas aromáticas, ajo y especias antes de ser enrollada alrededor de un lomo de cerdo, creando un cilindro compacto que se ata con hilo de cocina. La combinación de carne magra y grasa, junto con las hierbas, produce un equilibrio perfecto de sabores.

La porchetta tiene raíces que se remontan a la época del Imperio Romano, donde se preparaba para festivales y celebraciones como una muestra de riqueza y generosidad. Fuente: Shutterstock

La porchetta se cocina lentamente a baja temperatura, permitiendo que los jugos se mantengan y que la piel adquiera una textura crujiente irresistible. El resultado es un plato versátil que puede servirse como un plato principal acompañado de verduras asadas, o como un relleno exquisito para sándwiches en pan rústico o ciabatta. Su preparación, aunque requiere tiempo y dedicación, recompensa con creces con su sabor inigualable y su presencia impresionante en cualquier mesa. La porchetta no solo es una muestra de la rica tradición culinaria italiana, sino también un deleite para los amantes de la carne en todo el mundo. ¡Vamos a la receta!

En muchas regiones de Italia, la preparación de la porchetta es un evento comunitario. Familias y amigos se reúnen para sazonar y cocinar la carne, convirtiendo la preparación en una fiesta por sí misma. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el cerdo: 1 panceta de cerdo con piel (aproximadamente 2.5 kg), 500 g de lomo de cerdo, Sal gruesa, Pimienta negra recién molida

Para el relleno: 2 cucharadas de hinojo fresco, finamente picado (o 1 cucharada de semillas de hinojo), 2 cucharadas de romero fresco, finamente picado, 2 cucharadas de salvia fresca, finamente picada, 1 cucharada de tomillo fresco, finamente picado, 4 dientes de ajo, finamente picados, 1 cucharadita de hojuelas de pimiento rojo (opcional, para un toque picante), 2 cucharadas de ralladura de limón, 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Para acompañar: pan rústico o ciabatta, verduras asadas (opcional).

 

Procedimiento

Prepara la carne

  1. Coloca la panceta de cerdo con la piel hacia abajo en una superficie de trabajo limpia. Usando un cuchillo afilado, haz cortes diagonales superficiales en la carne, sin llegar a cortar la piel. Esto permitirá que los sabores del relleno penetren mejor.
  2. Sazona generosamente con sal y pimienta por ambos lados de la panceta.

Prepara el relleno

  1. En un tazón grande, mezcla el hinojo, romero, salvia, tomillo, ajo, hojuelas de pimiento rojo (si las usas), ralladura de limón y aceite de oliva. Revuelve bien hasta que todos los ingredientes estén bien incorporados.
  2. Esparce la mezcla de hierbas y especias de manera uniforme sobre la panceta, asegurándote de cubrir toda la superficie de la carne.
  3. Coloca el lomo de cerdo en el centro de la panceta. Si el lomo es más largo que la panceta, corta los extremos para que se ajuste bien.
  4. Comienza a enrollar la panceta firmemente alrededor del lomo, asegurándote de que el relleno permanezca dentro. La piel debe quedar en el exterior del rollo.
  5. Ata el rollo con hilo de cocina a intervalos de aproximadamente 2.5 cm para mantener la forma durante la cocción. Asegúrate de atar bien cada nudo para que el rollo no se deshaga.
  6. Precalienta el horno a 150°C (300°F). Coloca la porchetta en una rejilla sobre una bandeja para asar. Esto permitirá que el calor circule de manera uniforme y la grasa que se derrita caiga en la bandeja.
  7. Asa la porchetta en el horno precalentado durante aproximadamente 3 horas. La cocción lenta a baja temperatura permite que la carne quede tierna y jugosa. Si tienes un termómetro para carne, la temperatura interna debería alcanzar unos 75°C (165°F).
  8. Una vez que la porchetta esté cocida, sube la temperatura del horno a 220°C (425°F) y continúa asando por 20-30 minutos adicionales, o hasta que la piel esté crujiente y dorada. Vigila de cerca durante este proceso para evitar que se queme.
Aunque tradicionalmente se cocina entera, la Porchetta puede adaptarse a diferentes cortes de cerdo y métodos de cocción, incluyendo la parrilla, el horno o incluso la cocción lenta. Fuente: Shutterstock

Retira la porchetta del horno y déjala reposar durante al menos 20 minutos antes de cortarla. Esto permite que los jugos se redistribuyan dentro de la carne. Corta la porchetta en rodajas gruesas y sirve con pan rústico o ciabatta. También puedes acompañar con verduras asadas para una comida completa.  Si prefieres una porchetta más aromática, puedes marinar la carne con el relleno y dejarla en el refrigerador durante la noche antes de cocinarla. Asegúrate de que la panceta tenga suficiente grasa y piel para que la porchetta quede jugosa y la piel se vuelva crujiente durante la cocción. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

 

Archivado en