Recetas

Papas rösti caseras: deliciosas y fáciles de hacer

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unas deliciosas papas rösti con nuestra receta favorita e imbatible ¡manos a la obra!

Napsix domingo, 16 de junio de 2024 · 16:01 hs
Papas rösti caseras: deliciosas y fáciles de hacer
Cómo hacer papas rösti crujientes: guía completa Foto: Shutterstock

Las papas rösti son un plato tradicional suizo que ha conquistado paladares en todo el mundo con su sencillez y delicioso sabor. Originarias de la región de Berna, estas papas ralladas y fritas se han convertido en un símbolo de la gastronomía suiza, apreciadas por su textura crujiente y dorada por fuera, y suave y tierna por dentro. Aunque en su versión original las papas rösti se preparan solo con papas y sal, con el tiempo han surgido numerosas variaciones que incluyen ingredientes adicionales como cebolla, queso, y diversas hierbas y especias.

Las papas rösti comenzaron como un desayuno para los campesinos en Suiza, especialmente en la región de Berna, donde se consideraban una manera energética de empezar el día. Fuente: Shutterstock

El proceso de preparación de las papas rösti es sencillo pero requiere algunos trucos para lograr el resultado perfecto. Las papas se rallan y se eliminan el exceso de humedad antes de ser cocinadas en una sartén con mantequilla o aceite hasta que queden doradas y crujientes. Este plato es increíblemente versátil y lo puede servir tanto como un acompañamiento para carnes y huevos, como un plato principal acompañado de una ensalada fresca.

Ya sea que busques recrear un clásico de la cocina suiza o simplemente quieras probar una nueva manera de disfrutar las papas, las papas rösti son una opción deliciosa y reconfortante que seguramente se convertirá en una de tus favoritas. ¡Vamos a la receta!

En Suiza, existen muchas versiones regionales de Rösti. Algunas incorporan ingredientes adicionales como queso, panceta, cebolla o incluso manzanas ralladas. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

1 kg de papas (preferiblemente una variedad que no sea demasiado harinosa, como las Yukon Gold o las Russet), 1 cebolla mediana (opcional), 2-3 cucharadas de mantequilla o aceite vegetal, sal y pimienta al gusto, hierbas frescas (opcional, como perejil o cebollino)

Utensilios: pelador de papas, rallador de caja o procesador de alimentos, sartén antiadherente grande, espátula, toallas de papel, tazón grande, paño de cocina limpio o un colador de malla fina.

 

Procedimiento

  1. Comienza pelando las papas con el pelador de papas. Asegúrate de quitar toda la piel para que el resultado final sea uniforme. Una vez peladas, ralla las papas utilizando el lado grueso del rallador de caja o el disco rallador de tu procesador de alimentos. Coloca las papas ralladas en un tazón grande.
  2. Las papas contienen mucha agua, lo cual puede hacer que los rösti queden menos crujientes. Para evitar esto, coloca las papas ralladas en un paño de cocina limpio o en un colador de malla fina. Si usas el paño, envuelve las papas ralladas y exprime fuertemente sobre el fregadero para sacar la mayor cantidad de agua posible. Si usas un colador, presiona las papas con una espátula o una cuchara grande para escurrir el exceso de agua.
  3. Si decides agregar cebolla para darle un toque extra de sabor, pélala y rállala finamente. Mezcla la cebolla rallada con las papas bien escurridas en el tazón grande. Asegúrate de que las cebollas estén bien distribuidas.
  4. Añade sal y pimienta al gusto. Si prefieres un sabor más robusto, puedes añadir otras especias o hierbas frescas picadas, como perejil o cebollino. Mezcla bien todos los ingredientes para que las papas ralladas queden bien sazonadas.
  5. Calienta una sartén antiadherente grande a fuego medio-alto. Añade una cucharada de mantequilla o aceite vegetal y deja que se derrita y se caliente bien.
  6. Coloca una porción de la mezcla de papas ralladas en la sartén caliente y extiéndela con la espátula para formar una capa uniforme de aproximadamente 1 cm de grosor. Presiona ligeramente para compactar las papas.
  7. Cocina durante unos 5-7 minutos sin mover las papas, hasta que la parte inferior esté dorada y crujiente. Puedes levantar ligeramente con la espátula para comprobar.
  8. Con cuidado, desliza una espátula ancha debajo de la rösti para despegarla de la sartén. Si es necesario, puedes utilizar un plato para ayudarte a voltear la rösti.
  9. Para voltear la rösti, coloca un plato encima de la sartén y voltea la sartén de manera que la rösti quede en el plato. Luego, añade un poco más de mantequilla o aceite a la sartén y desliza nuevamente la rösti con el lado no cocido hacia abajo.
  10. Cocina durante otros 5-7 minutos hasta que la otra cara también esté dorada y crujiente.
A diferencia de otros platos de papas, las papas rösti tradicionales no llevan harina ni huevo como aglutinantes, lo que las hace naturalmente sin gluten. Fuente: Shutterstock

Una vez que la rösti esté bien dorada y crujiente por ambos lados, retírala de la sartén y colócala en un plato con toallas de papel para eliminar el exceso de grasa. Repite el proceso con el resto de la mezcla de papas, añadiendo más mantequilla o aceite según sea necesario.

Corta las rösti en porciones y sírvelas calientes. Puedes acompañarlas con una guarnición de hierbas frescas, crema agria o salsa de tu preferencia.

Las papas rösti son un plato versátil que se puede saborear como acompañamiento o como plato principal, acompañado de ensaladas, carnes o huevos. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en