Recetas

Falafel con hummus: plato saludable y nutritivo

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso falafel con hummus con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix domingo, 16 de junio de 2024 · 18:02 hs
Falafel con hummus: plato saludable y nutritivo
La mejor combinación: falafel con hummus tradicional Foto: Shutterstock

El falafel con hummus es una combinación emblemática de la cocina del Medio Oriente que ha conquistado paladares alrededor del mundo. El falafel, una especie de croqueta elaborada a base de garbanzos, especias y hierbas frescas, se caracteriza por su exterior crujiente y su interior suave y sabroso. Esta delicia se suele acompañar de hummus, una crema suave y nutritiva hecha de garbanzos cocidos, tahini, jugo de limón, ajo y aceite de oliva, que aporta una textura cremosa y un sabor distintivo a la preparación.

Aunque el origen exacto del falafel es debatido, se cree que tiene más de 1000 años y podría haber sido creado en Egipto, inicialmente como un sustituto vegetariano para el período de Cuaresma. Fuente: Shutterstock

Originario de países como Israel, Líbano, Egipto y Siria, el falafel se ha convertido en un símbolo de la comida callejera y de la cocina vegetariana debido a su alto contenido en proteínas y fibra, siendo una excelente opción para quienes buscan alternativas a la carne. Por su parte, el hummus no solo complementa al falafel, sino que también es un dip versátil que puede acompañar una amplia variedad de platos, desde ensaladas hasta sándwiches.

Preparar falafel con hummus en casa es una manera fantástica de disfrutar de una comida nutritiva y deliciosa, además de ser una excelente opción para compartir con amigos y familiares. ¡Vamos a la receta!

Existen diferentes versiones de falafel en todo el Medio Oriente, algunas hechas con habas en lugar de garbanzos, y cada región tiene su mezcla especial de especias y hierbas. Fuente; Shutterstock

Ingredientes

Para el falafel: 250 gramos (1 taza) garbanzos secos, 1 unidad pequeña finamente picada de cebolla, 2 dientes de ajo, 1/2 taza finamente picado de perejil fresco, 1/2 taza finamente picado de cilantro fresco, 1 cucharadita comino molido, 1 cucharadita cilantro molido, sal, 1/2 cucharadita polvo de hornear, 2 cucharadas de harina de garbanzo:(opcional), aceite vegetal para freír.

Para el hummus: 400 gramos (1 lata o 2 tazas) de garbanzos cocidos,1/4 taza de tahini (pasta de sésamo), 1 diente ajo,  2-3 cucharadas de jugo de limón, 2-3 cucharadas de aceite de oliva, 1/2 cucharadita de comino molido:, sal al gusto, agua según sea necesario (aproximadamente 1/4 taza), pimentón para decorar (opcional)

 

Procedimiento

  1. Enjuaga los garbanzos secos y colócalos en un tazón grande. Cúbrelos con agua y déjalos en remojo durante al menos 12 horas o durante la noche. Esto es crucial para obtener la textura adecuada.
  2. Escurre los garbanzos remojados y colócalos en un procesador de alimentos. Añade la cebolla, el ajo, el perejil, el cilantro, el comino, el cilantro molido, y la sal. Procesa hasta obtener una mezcla gruesa. No debe convertirse en un puré, sino en una masa con grumos pequeños.
  3. Transfiere la mezcla a un tazón y agrega el polvo de hornear y la harina de garbanzo (si la usas). Mezcla bien y refrigera durante al menos 30 minutos. Esto ayudará a que la mezcla se mantenga unida al freír.
  4. Saca la mezcla del refrigerador y forma pequeñas bolas o discos con tus manos. Si la mezcla está muy húmeda, puedes agregar un poco más de harina de garbanzo.
  5. Calienta el aceite en una sartén profunda o una freidora a 180°C. Fríe los falafel en tandas pequeñas hasta que estén dorados y crujientes por fuera, aproximadamente 3-4 minutos por lado. Escurre sobre papel absorbente.

Prepara el hummus

  1. En un procesador de alimentos, combina los garbanzos cocidos, el tahini, el ajo, el jugo de limón, el aceite de oliva, el comino y la sal. Procesa hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Si el hummus está muy espeso, agrega agua poco a poco hasta alcanzar la consistencia deseada.
  2. Prueba y ajusta la sal, el jugo de limón y el comino según tu gusto. Si prefieres un hummus más suave, puedes agregar un poco más de agua o aceite de oliva.
Tanto el falafel como el hummus son ricos en proteínas, fibra y micronutrientes como hierro, magnesio y vitamina B. Además, el hummus aporta grasas saludables gracias al aceite de oliva y al tahini. Fuente: Shutterstock

Transfiere el hummus a un tazón y decora con un chorrito de aceite de oliva y una pizca de pimentón. Sirve los falafel calientes acompañados de hummus. Puedes presentarlos en un plato grande, decorado con perejil fresco y rodajas de limón.

Completa tu plato con vegetales frescos como pepino, tomate, y cebolla morada. También puedes agregar pan pita tostado para un bocado adicional.

¡Saborea esta deliciosa combinación de falafel crujiente y hummus cremoso! No solo es delicioso, sino también rica en proteínas y fibra, perfecta para una comida saludable y satisfactoria. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en