Recetas

Ensalada gourmet: espinacas, fresas y queso de cabra

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar una deliciosa ensalada de espinacas con fresas y queso de cabra con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix sábado, 15 de junio de 2024 · 18:02 hs
Ensalada gourmet: espinacas, fresas y queso de cabra
Ensalada Primaveral: espinacas, fresas y queso de cabra Foto: Shutterstock

La ensalada de espinacas con fresas, nueces y queso de cabra es una combinación exquisita de sabores frescos y contrastantes que hacen de cada bocado una experiencia deliciosa. Las espinacas frescas y crujientes proporcionan una base nutritiva y llena de vitaminas, mientras que las jugosas fresas añaden un toque dulce y refrescante. El queso de cabra, cremoso y ligeramente ácido, se mezcla perfectamente con el resto de ingredientes, aportando una textura suave y un sabor distintivo.

Esta ensalada combina ingredientes frescos y saludables que proporcionan una buena dosis de vitaminas, minerales y antioxidantes, ayudando a fortalecer el sistema inmunológico y mejorar la salud general. Fuente: Shutterstock

Las nueces tostadas ofrecen un contraste crujiente y un sabor ligeramente tostado que completa esta ensalada de manera sublime. Todo se une con un aderezo suave y equilibrado de aceite de oliva, vinagre balsámico, mostaza Dijon y un toque de miel, que realza los sabores naturales sin opacar ninguno de los ingredientes principales.

Esta ensalada no solo es una opción deliciosa, sino también una excelente manera de disfrutar de una comida ligera y nutritiva, ideal para cualquier ocasión. Ya sea como acompañamiento o como plato principal, la combinación de ingredientes frescos y sabrosos asegura una experiencia gastronómica satisfactoria y saludable. ¡Vamos a la receta!

La combinación de espinacas crujientes, fresas jugosas, queso de cabra cremoso y nueces tostadas crea una mezcla equilibrada de sabores dulces y salados, así como texturas crujientes y suaves en cada bocado. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para la ensalada: 200 g de espinacas frescas lavadas y escurridas, 200 g de fresas frescas lavadas desinfectadas y cortadas en rodajas, 100 g de queso de cabra desmenuzado o cortado en trozos, 50 g de nueces ligeramente tostadas y picadas.

Para el aderezo: 3 cucharadas de aceite de oliva extra virgen, 1 cucharada de vinagre balsámico, 1 cucharadita de mostaza Dijon, 1 cucharadita de miel, sal y pimienta al gusto.

 

Procedimiento

  1. Lava bien las espinacas bajo agua fría para eliminar cualquier residuo de tierra y escúrrelas completamente.
  2. Lava las fresas con cuidado, retira el tallo y córtalas en rodajas o mitades, según tu preferencia.
  3. Desmenuza o corta el queso de cabra en trozos pequeños si no está ya desmenuzado.
  4. Tuesta ligeramente las nueces en una sartén a fuego medio-bajo hasta que estén doradas y fragantes, luego pícalas groseramente.

Prepara el aderezo

  1. En un tazón pequeño, mezcla el aceite de oliva, el vinagre balsámico, la mostaza Dijon y la miel.
  2. Bate bien la mezcla con un tenedor o un batidor pequeño hasta que los ingredientes estén completamente integrados.
  3. Prueba el aderezo y ajusta el sabor con sal y pimienta según sea necesario. Reserva.

Ensambla la ensalada

  1. En un bol grande o en platos individuales, coloca las espinacas lavadas y escurridas como base.
  2. Distribuye las rodajas de fresa sobre las espinacas de manera uniforme.
  3. Espolvorea el queso de cabra desmenuzado sobre la ensalada.
  4. Espolvorea las nueces tostadas y picadas por encima para añadir un crujido delicioso y textura a la ensalada.
Es especialmente popular durante la primavera y el verano, cuando las fresas están en temporada y su sabor es más vibrante y dulce, complementando perfectamente el queso de cabra y las espinacas frescas. Fuente: Shutterstock

Antes de servir, rocía el aderezo preparado sobre la ensalada según tu preferencia. Puedes reservar un poco para agregar más en el momento de servir si lo deseas. Mezcla suavemente la ensalada para distribuir el aderezo de manera uniforme sin aplastar los ingredientes. Sirve la ensalada de espinacas con fresas, nueces y queso de cabra inmediatamente para saborearla fresca y crujiente. Puedes acompañarla con pan crujiente o tostado si lo deseas, pero por sí sola es una opción nutritiva y deliciosa.

Esta ensalada es una excelente opción para cualquier época del año, pero especialmente refrescante durante los meses más cálidos. La combinación de sabores dulces de las fresas con la suavidad del queso de cabra y el crujido de las nueces tostadas la convierten en una opción versátil y llena de nutrientes. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en