Recetas

Desayuno saludable: huevos revueltos con espinacas y tomate

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unos deliciosos huevos revueltos con espinacas y tomate con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix jueves, 13 de junio de 2024 · 20:03 hs
Desayuno saludable: huevos revueltos con espinacas y tomate
Receta fácil de huevos revueltos con espinacas y tomate Foto: Shutterstock

Los huevos revueltos con espinacas y tomate son una opción deliciosa y nutritiva para cualquier comida del día, ya sea desayuno, brunch, almuerzo o cena ligera. Este plato combina la suavidad y cremosidad de los huevos con la frescura de las espinacas y el sabor jugoso del tomate, creando una mezcla de texturas y sabores que es difícil de resistir. Las espinacas, ricas en hierro y vitaminas, junto con el tomate, una excelente fuente de antioxidantes y vitamina C, no solo hacen de este plato una opción sabrosa sino también saludable.

Los huevos revueltos con espinacas y tomate son una bomba de nutrientes. Los huevos son una excelente fuente de proteínas y grasas saludables, mientras que las espinacas aportan hierro, vitaminas A, C, y K. El tomate añade antioxidantes, especialmente licopeno, que es beneficioso para la salud del corazón. Fuente: Shutterstock

Preparar huevos revueltos con espinacas y tomate es increíblemente sencillo y rápido, ideal para aquellos que buscan una comida deliciosa sin pasar mucho tiempo en la cocina. Además, es muy versátil y se puede personalizar con otros ingredientes como cebolla, ajo, queso, o incluso alguna proteína extra como jamón o tocino, para adaptarse a las preferencias de cada persona. Perfecto para cualquier momento del día, este plato no solo satisface el paladar sino que también aporta una buena dosis de nutrientes esenciales. ¡Descubre cómo esta combinación clásica puede convertirse en uno de tus platos favoritos! ¡Vamos a la receta!

Este plato es increíblemente versátil y se adapta fácilmente a diferentes preferencias dietéticas. Puedes agregar ingredientes adicionales como queso, champiñones, pimientos, o incluso proteínas como jamón o tofu para personalizarlo a tu gusto. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

4 huevos grandes, 1 taza de espinacas frescas lavadas y picadas, 1 tomate grande picado en cubos pequeños, 1/4 de taza de cebolla picada (opcional), 1 diente de ajo picado finamente (opcional), 1/4 de taza de leche (puede ser leche entera, leche descremada o una leche vegetal como la de almendras), 2 cucharadas de aceite de oliva o mantequilla, sal al gusto, pimienta negra recién molida al gusto, 1/4 de taza de queso rallado (opcional, puede ser queso cheddar, mozzarella o queso feta), hierbas frescas para decorar (opcional, como perejil o cebollino).

 

Procedimiento

  1. Lava bien las espinacas y pícalas en trozos pequeños.
  2. Lava el tomate y córtalo en cubos pequeños. Si lo prefieres, puedes quitarle las semillas para evitar el exceso de líquido en los huevos revueltos.
  3. Pica la cebolla y el ajo finamente si decides utilizarlos. Estos ingredientes son opcionales, pero añaden un extra de sabor al plato.
  4. En un bol mediano, rompe los huevos y bátelos bien hasta que las claras y las yemas estén completamente combinadas.
  5. Añade la leche a los huevos batidos. Esto hará que los huevos revueltos queden más esponjosos y cremosos. Agrega una pizca de sal y pimienta al gusto.
  6. En una sartén grande, calienta el aceite de oliva o la mantequilla a fuego medio.
  7. Si estás usando cebolla y ajo, añádelos a la sartén y cocínalos durante unos 2-3 minutos, hasta que estén suaves y fragantes.
  8. Añade las espinacas picadas y el tomate en cubos a la sartén. Cocina durante unos 2-3 minutos, revolviendo ocasionalmente, hasta que las espinacas estén marchitas y el tomate esté ligeramente suave.
  9. Reduce el fuego a medio-bajo y vierte los huevos batidos en la sartén con las verduras. Deja que los huevos reposen sin moverlos durante unos 20 segundos para que comiencen a cuajar en el fondo. Con una espátula de silicona o de madera, comienza a mover suavemente los huevos de los bordes hacia el centro, permitiendo que los huevos crudos se deslicen hacia los bordes de la sartén. Repite este proceso hasta que los huevos estén casi completamente cocidos pero aún un poco líquidos. Esto ayudará a lograr una textura cremosa y suave.
  10. Si decides añadir queso, espolvoréalo sobre los huevos revueltos cuando estén casi listos. Revuelve suavemente para combinar y deja que el queso se derrita con el calor residual.
Las espinacas y los tomates son ricos en antioxidantes como la luteína y la zeaxantina, que son esenciales para la salud ocular. Estos antioxidantes ayudan a proteger los ojos de la degeneración macular y otros problemas relacionados con la edad. Fuente: Shutterstock

Retira los huevos revueltos del fuego justo antes de que estén completamente cocidos, ya que seguirán cocinándose con el calor residual de la sartén. Sirve inmediatamente los huevos revueltos con espinacas y tomate en platos individuales. Decora con hierbas frescas picadas, como perejil o cebollino, si lo deseas.

Tips MDZ: puedes añadir otras verduras como champiñones, pimientos o calabacín para diversificar el plato.Tambien puedes agregar jamón, tocino, o salmón ahumado puede dar un giro interesante y aumentar el contenido proteico del desayuno. Experimenta con diferentes especias y condimentos como pimentón, comino o hierbas italianas para variar el sabor de los huevos revueltos.

Estos huevos revueltos con espinacas y tomate no solo son deliciosos, sino que también son una opción saludable y versátil que se puede disfrutar en cualquier momento del día. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en