Recetas

El mejor pudín de chocolate: receta paso a paso

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar un delicioso pudín de chocolate con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix miércoles, 12 de junio de 2024 · 18:04 hs
El mejor pudín de chocolate: receta paso a paso
Cómo preparar el pudín de chocolate perfecto en casa Foto: Shutterstock

El pudín de chocolate es uno de esos postres clásicos que nunca pasan de moda. Su textura cremosa y su intenso sabor a chocolate lo convierten en una delicia irresistible para personas de todas las edades. Este postre, aunque parece sofisticado, es sorprendentemente fácil de preparar en casa con ingredientes básicos que probablemente ya tengas en tu despensa. Perfecto para cualquier ocasión, desde una cena especial hasta un antojo de medianoche, el pudín de chocolate siempre logra complacer a todos los paladares.

El concepto de pudín se remonta a la Edad Media, aunque el pudín de chocolate tal como lo conocemos hoy se popularizó en el siglo XIX, con la llegada del cacao en polvo y la industrialización de la producción de alimentos. Fuente: Shutterstock

El pudín de chocolate no solo es económico, sino que también permite controlar la calidad y cantidad de los ingredientes, garantizando un postre más saludable y sin conservantes artificiales. Al hacer tu propio pudín, puedes ajustar el nivel de dulzura y la intensidad del sabor a chocolate según tus preferencias personales. Además, esta versión casera es una excelente opción para aquellos que buscan un postre sin gluten.

En esta guía, te enseñaremos cómo preparar un pudín de chocolate suave y delicioso desde cero. Con instrucciones detalladas y algunos consejos útiles, podrás sorprender a tu familia y amigos con este exquisito postre casero. Prepárate para disfrutar de un pudín de chocolate que te hará volver por más. ¡Vamos a la receta!

Tradicionalmente, el pudín de chocolate se hace con ingredientes simples como leche, azúcar, cacao en polvo, maicena y vainilla. Esta simplicidad permite que el sabor del chocolate brille. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para el pudín: 1 taza de azúcar, 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar, 1/4 taza de fécula de maíz, 1/2 cucharadita de sal, 4 tazas de leche entera, 4 yemas de huevo grandes, 2 cucharaditas de extracto de vainilla, 2 cucharadas de mantequilla sin sal.

Para la decoración (opcional): crema batida (nata), virutas de chocolate, frutas frescas (como fresas o frambuesas).

 

Procedimiento

  1. En un tazón grande, combina el azúcar, el cacao en polvo, la fécula de maíz y la sal. Asegúrate de mezclar bien para que los ingredientes secos se distribuyan uniformemente. Puedes usar un batidor de mano para deshacer cualquier grumo de cacao o fécula de maíz..
  2. En una cacerola mediana, añade las 4 tazas de leche. Coloca la cacerola a fuego medio y, lentamente, incorpora la mezcla de ingredientes secos. Es importante agregar los ingredientes secos poco a poco mientras remueves constantemente para evitar la formación de grumos.
  3. En un tazón aparte, bate las 4 yemas de huevo. Luego, gradualmente, añade aproximadamente 1 taza de la mezcla de leche caliente a las yemas, batiendo constantemente. Este paso es crucial para templar las yemas y evitar que se coagulen. Una vez mezclado, devuelve la mezcla de yemas a la cacerola con el resto de la leche y continúa cocinando.
  4. Cocina la mezcla a fuego medio, removiendo constantemente, hasta que comience a espesar. Esto tomará aproximadamente 10-15 minutos. La mezcla debe cubrir el dorso de una cuchara y mantener su forma cuando pases un dedo por la parte posterior de la cuchara. No dejes de remover para evitar que el pudín se pegue al fondo de la cacerola o se queme.
  5. Una vez que el pudín haya espesado, retira la cacerola del fuego. Añade las 2 cucharadas de mantequilla y las 2 cucharaditas de extracto de vainilla. Remueve bien hasta que la mantequilla se derrita completamente y se integre con el pudín.
  6. Vierte el pudín en recipientes individuales o en un tazón grande. Cubre la superficie del pudín con una capa de film transparente para evitar que se forme una piel en la parte superior. Deja enfriar a temperatura ambiente durante unos 30 minutos, luego refrigera durante al menos 2 horas para que adquiera la consistencia adecuada.
El pudín de chocolate es naturalmente sin gluten cuando se utiliza maicena como espesante, lo que lo convierte en una opción de postre accesible para personas con intolerancia al gluten o enfermedad celíaca. Fuente: Shutterstock

Antes de servir, puedes decorar el pudín con crema batida (nata), virutas de chocolate o frutas frescas, según tu preferencia. Sirve frío y disfruta de este delicioso postre casero.

Tips MDZ:  si deseas un pudín de chocolate más rico, puedes sustituir una parte de la leche por crema espesa. El pudín de chocolate se puede conservar en el refrigerador hasta por 3 días, bien cubierto con film transparente.

Saborea este delicioso pudín de chocolate, un postre clásico y reconfortante que seguro encantará a todos. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en