Recetas

Caracolas de hojaldre con Nutella: postre fácil y rápido

Aprende paso a paso y fácilmente a preparar unas deliciosas caracolas de hojaldre con Nutella con nuestra receta favorita e imbatible.

Napsix miércoles, 29 de mayo de 2024 · 16:02 hs
Caracolas de hojaldre con Nutella: postre fácil y rápido
Receta fácil de caracolas de hojaldre con Nutella Foto: Shutterstock

Las caracolas de hojaldre con Nutella son una delicia irresistible que combina la ligereza y el crujido del hojaldre con la rica y cremosa dulzura de la Nutella. Estas pequeñas joyas de la repostería son perfectas para cualquier ocasión, ya sea un desayuno especial, una merienda rápida o un postre que sorprenderá a tus invitados. Lo mejor de todo es que son increíblemente fáciles de hacer, lo que las convierte en una opción ideal tanto para panaderos novatos como para expertos.

El hojaldre, una masa ligera y crujiente utilizada en las caracolas, tiene una historia que se remonta a siglos atrás. Se cree que fue inventado en Oriente Medio y llevado a Europa por los moros durante su ocupación de la península ibérica. Fuente: Shutterstock

El proceso de preparación es sencillo y rápido, utilizando ingredientes que probablemente ya tienes en casa. Solo necesitas una lámina de hojaldre, Nutella y unos pocos pasos más para crear estas deliciosas caracolas. Además, si te sientes creativo, puedes personalizarlas añadiendo avellanas picadas u otros ingredientes a tu gusto.

La Nutella, con su inconfundible sabor a avellanas y chocolate, se derrite ligeramente durante el horneado, creando un relleno pegajoso y delicioso que contrasta perfectamente con el hojaldre crujiente. Espolvoreadas con un poco de azúcar glass, estas caracolas son no solo un placer para el paladar, sino también un festín visual. ¡Vamos a la receta!

La Nutella fue creada en 1964 por el pastelero italiano Pietro Ferrero, quien inicialmente la desarrolló como una solución a la escasez de cacao después de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, se ha convertido en una de las cremas de avellanas y chocolate más populares del mundo. Fuente: Shutterstock

Ingredientes

Para las caracolas: 1 lámina de hojaldre refrigerada (aproximadamente 250 g), 200 g de Nutella (o cualquier crema de avellanas y chocolate), 1 huevo batido (para barnizar), 50 g de avellanas picadas (opcional), azúcar glass (para espolvorear).

 

Procedimiento

  1. Precalienta el horno a 200°C (400°F). Forra una bandeja para hornear con papel pergamino o un tapete de silicona.
  2. Saca la lámina de hojaldre del refrigerador y déjala reposar a temperatura ambiente durante unos 10 minutos para que sea más fácil de manejar.
  3. Desenrolla la lámina de hojaldre sobre una superficie ligeramente enharinada. Si es necesario, usa un rodillo para alisarla y asegurarte de que tenga un grosor uniforme.
  4. Unta la Nutella de manera uniforme sobre la lámina de hojaldre, dejando un pequeño borde de aproximadamente 1 cm en todos los lados. Esto evitará que la Nutella se derrame al enrollar.
  5. Si decides añadir avellanas picadas, espárcelas uniformemente sobre la capa de Nutella. Las avellanas aportan un agradable crujido y un sabor adicional que complementa la Nutella.
  6. Comenzando por uno de los lados largos del rectángulo, enrolla la lámina de hojaldre de manera apretada para formar un tronco. Asegúrate de que el rollo esté bien apretado para que las caracolas mantengan su forma durante el horneado.
  7. Una vez enrollado, usa un cuchillo afilado para cortar el tronco en rodajas de aproximadamente 2-3 cm de grosor. Deberías obtener entre 10 y 12 caracolas.
  8. Coloca las caracolas en la bandeja para hornear preparada, dejando un poco de espacio entre ellas para permitir que se expandan durante el horneado.
  9. Barniza la parte superior de cada caracola con el huevo batido. Esto les dará un bonito color dorado y un acabado brillante al hornearse.
  10. Hornea las caracolas en el horno precalentado durante 15-20 minutos, o hasta que estén doradas y bien cocidas. El hojaldre debe estar crujiente y la Nutella ligeramente derretida. Si las caracolas empiezan a dorarse demasiado rápido, cubre con papel de aluminio para evitar que se quemen.

 

Las caracolas de hojaldre con Nutella pueden ser personalizadas de muchas maneras. Puedes agregar ingredientes adicionales como frutas, nueces o incluso un toque de canela para darle un sabor único a cada lote. Fuente: Shutterstock

Retira las caracolas del horno y déjalas enfriar en la bandeja durante unos minutos antes de transferirlas a una rejilla para que se enfríen completamente.

Una vez que las caracolas estén frías, espolvorea ligeramente con azúcar glass para darles un toque final elegante. Sirve las caracolas de hojaldre con Nutella como un delicioso desayuno, merienda o postre. Son perfectas para acompañar con una taza de café o , y su sabor dulce y textura crujiente las hacen irresistibles para cualquier ocasión.

Tips MDZ: utiliza una lámina de hojaldre de buena calidad para obtener el mejor resultado. Si tienes tiempo, también puedes hacer tu propio hojaldre casero, aunque el proceso es más laborioso. Si la Nutella está demasiado firme, caliéntala ligeramente en el microondas durante unos segundos para que sea más fácil de untar. Guarda las caracolas en un recipiente hermético a temperatura ambiente por hasta 2 días. También puedes congelarlas y recalentarlas en el horno para disfrutar más tarde.

Hacer caracolas de hojaldre con Nutella en casa es una forma sencilla y deliciosa de saborear un pastelito que encanta a todos. Con una masa de hojaldre crujiente y una rica capa de Nutella, estas caracolas son perfectas para cualquier ocasión. ¡Y a disfrutar! Recuerda, si tienes dudas o quieres aportar sugerencias de recetas, nos puedes contactar a cocinemosjuntosmdz@gmail.com te contestaremos a la brevedad.

Archivado en